close
close
Secciones
Síguenos en:
La supervivencia de la humanidad está en juego

La supervivencia de la humanidad está en juego

Hay que considerar la crisis climática como una crisis humanitaria que no da espera.

30 de octubre 2021 , 11:13 p. m.

Al fin, luego de un año de aplazamiento a causa de la pandemia, el mundo se reunirá durante dos semanas en Glasgow (Escocia) en la Cumbre Climática COP26, siete años después de la celebrada en París, que fue decisiva para alertar sobre el futuro del mundo. Atravesamos un momento determinante para la humanidad en el que se impone un giro radical en las políticas que, a través de la acción humana, están conduciendo a un calentamiento global catastrófico: desengancharse de los combustibles fósiles y eliminar a toda costa las emisiones de efecto invernadero no admiten ya espera.

Más allá de los tópicos que los expertos van a manejar sobre el futuro, quiero poner el acento en algunas cuestiones que ya son presente y que tal vez no sean tan conocidas.

Un ejemplo: aunque las emisiones de efecto invernadero disminuyan, la subida del nivel del mar es ya irreversible, según los científicos. Con 2,3 metros de subida del nivel del mar, ocasionada por el aumento de la temperatura global en curso, se verá afectada un 5,3 % de la población mundial. Si se mantiene el calentamiento global en 2 grados, serán más de 700 millones de personas las afectadas en Egipto, Bangladés, Vietnam, Tailandia, Indonesia, Filipinas o Japón. Potencias avanzadas como los Países Bajos y Gran Bretaña ya están planteando grandes planes de ingeniería para posibles subidas del nivel del mar.

Otro efecto del cambio climático, tan sombrío como ya presente, es el de los desplazados en el planeta por desastres naturales asociados a este. Las televisiones del mundo desarrollado transmitieron el año pasado los pavorosos incendios de Estados Unidos, Canadá o Rusia y las inundaciones catastróficas en Alemania o Bélgica. Menos se conocieron los desplazamientos de millones de personas por desastres climáticos, que el año pasado fueron el triple que los debidos a violencias y conflictos: unos 31 millones de personas según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

En la mesa del encuentro de Glasgow estará el informe que 230 publicaciones médicas firmaron esta semana con un editorial común pidiéndoles a los gobiernos del mundo que respondan al cambio climático: “La salud humana está siendo ya afectada por la crisis climática y sus efectos podrían ser catastróficos e irreversibles si los gobiernos no actúan”. Por ejemplo, señalan en su informe, la mortalidad ligada a las olas intempestivas de calor entre las personas de 65 años ha aumentado en más del 65 %, “entre otros efectos de morbilidad y mortalidad por causas cardiovasculares y pulmonares”. Según un estudio de The Lancet, el 9,5 % de las muertes en el mundo entre 2000 y 2019 pueden asociarse al cambio climático, y para la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), hay que incluir la mayor transmisión de enfermedades infecciosas como la malaria, el cólera o el dengue, incluso afectaciones a la salud mental.

En definitiva, más allá de las proyecciones y los planes mundiales a los que va a obligar la Conferencia sobre el Clima que empieza hoy en Glasgow, hay que considerar la crisis climática como una crisis humanitaria que no da espera. De lo contrario, como destacaba el martes pasado el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres: “El mundo se sigue encaminando hacia una catástrofe”.

P. S. Pena de muerte. Una buena noticia al cierre de esta columna. Desciende la aplicación de la pena de muerte en el mundo. Según Amnistía Internacional, en 2020 se presentó la cifra de ejecuciones más baja en un decenio, una magnitud histórica: ‘solo’ 483 ejecuciones en 18 países. Lamentablemente, con Trump, Estados Unidos reanudó las ejecuciones federales después de 17 años, aunque cabe registrar en lo positivo a Colorado como el estado abolicionista número 22. El gran verdugo del mundo sigue siendo China, que no aporta datos, pero que se estima que ejecuta cada a año a miles de ciudadanos en una siniestra sombra.

ANTONIO ALBIÑANA

(Lea todas las columnas de Antonio Albiñana en EL TIEMPO aquí).

Más de Antonio Albiñana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.