España: avanza la crispación social

España: avanza la crispación social

Se perciben en el país una sensación de imprevisible inestabilidad y una polarización inusitada.

25 de enero 2020 , 11:02 p.m.

A menos de dos semanas del inicio del gobierno de izquierdas, que preside el socialista Pedro Sánchez, se perciben en España una sensación de imprevisible inestabilidad y una polarización inusitada, que ponen a prueba la gobernabilidad iniciada tras un largo periodo de provisionalidad y cuatro elecciones en 2019, con la formación de un Ejecutivo de coalición integrado por el Partido Socialista y la unión de izquierdas Podemos, que cuenta con un vicepresidente y 5 ministerios, todos ellos en el área social, incluido un destacado dirigente comunista.

La débil situación del presidente Sánchez arranca desde el mismo momento de su investidura parlamentaria, lograda por una exigua mayoría de 2 votos (uno de ellos de una joven parlamentaria catalana conducida de urgencia a Madrid con un cáncer terminal para votar). Sánchez logró en aquella circunstancia el apoyo de minorías regionales no socialistas y, sobre todo, el respaldo por abstención pactada de los separatistas catalanes de Esquerra Republicana a cambio de abrir una mesa de negociación política sobre Cataluña y otro tratamiento para sus presos. Ahí se ha cebado la oposición de derecha, en la que pugnan por copar espacio el Partido Popular y el fascista Vox, acusando ambos a Sánchez de “vender” la unidad estatal a cambio de pactar con la “anti-España” catalanista. Esa ‘fake’ se está extendiendo y contribuyendo a reforzar un frente de hipernacionalismo españolista radical.

Por su parte, ciertos poderes económicos con terminales activas en el aparato del Estado y en algunos medios de comunicación anuncian una “hecatombe económica”. Contra el primer gobierno de progreso en décadas, modelo en la Europa de hoy, se levanta una de las “dos Españas” de que hablaba el poeta Machado: esa España inferior “que embiste cuando se digna usar de la cabeza”.

La realidad es que las primeras líneas del gobierno de izquierdas, además de aumentar el salario mínimo en un moderado 5,5 %, no pueden ser más ortodoxas en su programa: “Una política fiscal responsable que garantice la estabilidad presupuestaria y la reducción del déficit y de la deuda pública, en una senda compatible con el crecimiento económico y la creación de empleo”, una política que podría representar lo que el célebre economista francés Piketty describe como el “empeño en la búsqueda de una desigualad justa”.

En todo caso, mientras que en el país se la quiere hundir por todos los medios, para Europa, la experiencia española, única en este momento, no puede ser más prometedora: el resurgimiento de la socialdemocracia que levantaron figuras como Palme, Brandt o Kreisky, el ‘Estado del bienestar’ hoy olvidado, y la posibilidad de un resurgimiento de la izquierda, junto con la poderosa ola verde que hoy se levanta en países tan decisivos como Alemania, poniendo freno al avance de la fuerzas xenófobas y populistas.

P. S. Una locura impensable. Cuando estaban orientándose las cosas con cierta racionalidad en Oriente Próximo, con la salida prevista y ordenada de las fuerzas estadounidenses de Irak de común acuerdo, se produjo el crimen de Qasem Soleimani, el hombre fuerte del régimen iraní, en una acción de guerra sin consulta ni autorización del Parlamento estadounidense con la que presionaban los ‘halcones’ al presidente. Por el momento, Irán mantiene una postura prudente en lo que podía haber sido una respuesta catastrófica. Como titula un rotativo europeo, se ha tratado de un magnicidio descifrable solo a la luz de un presidente irreflexivo y vanidoso, aventurero, de comportamiento errático. Una vez hecha esta maniobra distractora sobre un momento crítico en su proceso de destitución, que acaba de iniciar su fase decisiva, sería deseable que Trump siguiera con su estrategia de apartarse de guerras lejanas y dejara de someter a la región de Oriente Próximo a tensiones imprevisibles. Como él mismo afirmaba el pasado mes de octubre: “Dejemos que otros peleen por estas arenas manchadas de sangre”.

ANTONIO ALBIÑANA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.