Secciones
Síguenos en:
Ecuador: todo por hacer

Ecuador: todo por hacer

Guillermo Lasso recibirá un país desencantado, harto de una pandemia mal gestionada.

15 de abril 2021 , 09:25 p. m.

Finalmente, el factor del voto nulo predicado por sectores indígenas y el hastío generalizado derivado de la situación social dieron la victoria, a despecho de las encuestas, al conservador Guillermo Lasso para la presidencia de Ecuador. Enfrenta un país roto, en crisis económica y de pobreza, con una pavorosa situación derivada de la pandemia y difícilmente gobernable. Sacar adelante a Ecuador es casi una misión imposible.

El presidente socialdemócrata (2007-2017) Rafael Correa significó una estabilidad política en un país en el que los presidentes desde los años 90 duraban difícilmente dos años. Su gestión fue notable en muchos aspectos sociales o en la realización de obras públicas. Pero Correa, soberbio personaje hoy perseguido por una justicia dudosa, fue insensible a las reivindicaciones ambientales, en aras de una economía extractivista y, sobre todo, nunca supo entenderse con la población indígena, organizada en diversos frentes. Lo sucedió Lenín Moreno, como inicial partidario que le dio pronto la espalda y acentuó sus peores políticas. Su gestión sobre la pandemia ha sido particularmente catastrófica. Por ejemplo, en materia de vacunaciones, a comienzos de este mes 204.900 personas habían recibido la primera dosis y 78.200 la segunda, en un país de 17,5 millones de habitantes.

No es mejor el panorama económico que recibe Lasso, con un gran déficit fiscal, con el Fondo Monetario Internacional que ha suspendido sus relaciones por el incumplimiento de sus compromisos por parte del actual presidente, que va a tener que lidiar con lo que algunos observadores, como el exministro Alberto Acosta, estiman como “la peor crisis en la historia de Ecuador”, con una pobreza que ha subido al 32 % –en el campo el 48 %– y un tercio de los ecuatorianos rayando en la pobreza extrema.

Una cuestión difícil para el presidente electo es el correoso conflicto con los indígenas que, aunque divididos en varias facciones, estuvieron a punto de pasar a la segunda vuelta presidencial con el vidrioso Yaku Pérez a la cabeza. Sus reivindicaciones van desde la reivindicación identitaria con derechos políticos propios a exigencias sobre territorios en los que desde Correa se ejerce una política irrespetuosa con los temas ambientales y sociales.

Los indígenas son segunda fuerza política, en un Parlamento en el que la coalición presidencial apenas representa un 12 %, frente a un 49 % del derrotado Arauz (‘correísmo’), un 18 % de Izquierda Democrática y un 18 % socialcristiano. ¿Cómo gobernar un país con un Poder Legislativo absolutamente en contra?

El próximo 24 de mayo, Lenín Moreno abandonará la presidencia de Ecuador con un índice a aprobación del 6 %. Lasso recibirá un país desencantado, harto de una pandemia mal gestionada. Y su primer reto será resolver la –ecuación entre las arcas vacías y las justas demandas sociales en alza.

P. S. Mujeres. En los recientes comicios celebrados en Ecuador y Perú (primera vuelta) han estado escandalosamente ausentes las cuestiones relacionadas con la situación y reivindicaciones de las mujeres: de izquierda o derecha, todas las candidaturas sin excepción han ninguneado las más elementales cuestiones relacionadas con su situación y sus aspiraciones. En Ecuador se arrastra este déficit desde la gestión del expresidente Correa, que nunca fue sensible a las causas feministas y negó, por ejemplo, el derecho al aborto, como lo hizo su sucesor Moreno, y lo ha hecho el futuro presidente Lasso en su programa electoral.

En Perú, un país sacudido por la violencia feminicida, el machismo ambiental ha dejado fuera de juego a la candidata socialdemócrata Verónika Mendoza. El aspirante de izquierda para la segunda vuelta, Pedro Castillo, coincide con su contendora ultraderechista Keiko Fujimori en rechazar la igualdad de género, cualquier atisbo de paridad, el derecho al aborto, incluso en casos de violación, etc. Las mujeres y sus aspiraciones no existen por el momento en Ecuador ni en Perú.

Antonio Albiñana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.