Secciones
Síguenos en:
India: un peligro para toda la humanidad

India: un peligro para toda la humanidad

El país es el origen de una nueva variante del coronavirus –la B-1.617–, la más transmisible hoy.

13 de mayo 2021 , 09:25 p. m.

La Organización Mundial de la Salud acaba de definir la situación de la India como “preocupante a escala global”, no solo por haberse convertido en el epicentro mundial de la pandemia, con el mayor número de contagios y muertos a niveles absoluto y relativo, sino por ser el origen de una nueva variante del coronavirus –la B-1.617–, hoy la más transmisible y resistente a los anticuerpos, con el potencial de convertirse en mayoritaria a escala mundial, que ya se ha detectado en 37 países. Y no estamos hablando solo de un país más que haya gestionado mal la pandemia, como Brasil o los Estados Unidos de Trump, por ejemplo, sino de un subcontinente donde vive el 18 % de la población del planeta.

India ha colapsado. El panorama en la semana que termina era de 20 millones de contagios, 450.000 diarios y más de 4.000 muertos por día. Son cifras que los expertos consideran que pueden ser 10 veces superiores, particularmente por la dificultad para contar a las víctimas que mueren en su casa, sobre todo en las zonas rurales. Los virólogos anuncian un importante incremento de las cifras, especialmente tras la peregrinación de millones de personas que se bañaron en el Ganges, animadas por Modi en campaña electoral, para celebrar el Kumbhamela y que regresaron a sus casas diseminando el virus por todo el país.

0 ¿cómo ha llegado a esta situación un país que ha sido el mayor productor de vacunas y que hoy es incapaz de inmunizar a su población (se ha vacunado solo al 3 % de esta) y controlar la pandemia? Una causa de fondo, según destacan analistas como la gran escritora india Harhundati Roy. El gobierno del actual primer ministro Modi, como el anterior, desmanteló deliberadamente las infraestructuras médicas que existían y hoy el sistema de salud pública es prácticamente inexistente. Según la prestigiosa revista The Lancet, el 78 % de la sanidad en las zonas urbanas y el 71 % en las zonas rurales está en manos del sector privado. Como destaca Roy: “Los recursos que aún pertenecen al sector público se transfieren sistemáticamente al privado a través de una red de administradores y médicos corruptos, derivaciones también corruptas y mafias de seguros”.

La actualidad: hospitales, morgues, crematorios colapsados e incluso las cremaciones rituales de cadáveres, para las que ya no hay leña en Delhi, donde el departamento de parques acaba de conceder una autorización especial para la tala de árboles a fin de facilitar las piras funerarias.

India se ha convertido en un gigante con los pies de barro, bajo la égida del primer ministro y supremacista hindú, Narendra Modi, que se meció en los brazos de Donald Trump, como el mayor aliado asiático frente al enemigo chino y que ha llevado a India a su actual situación catastrófica. Otro líder populista nefasto para su pueblo y para la humanidad.

P. S. Oxígeno. Como en otras cuestiones, para la disposición de oxígeno medicinal, fundamental en la actual pandemia, el mundo depende de un oligopolio. El que forman las multinacionales Linde (Reino Unido), Air Liquide (Francia), Air Products (Estados Unidos), Messer (Alemania), Sol (Italia) y Twsc (Japón), aliadas para plantear precios variables y no transparentes, como sucede con las industrias farmacéuticas. Robert Matiru, director de programas de la ONU, les ha suplicado ofrecer el oxígeno a los países necesitados a precios de costo. Solo Francia, por el momento, se ha mostrado favorable a cooperar. En países como la propia India, Brasil, México o Perú se sufren las peores emergencias por falta de oxígeno. En algunos estados de India solo se acoge a enfermos que lleven su propia bombona de oxígeno y su concentrador (el aparato que filtra y extrae el gas). En Perú, sin ir más lejos, las familias tienen que vender todo lo que poseen, incluyendo la casa, y empeñar a las futuras generaciones por conseguir oxígeno en el mercado negro, un recurso que marca la diferencia entre la vida y la muerte para un enfermo de covid.

Antonio Albiñana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.