Argentina: otra vez el peronismo

Argentina: otra vez el peronismo

Cristina de Kirchner ha llevado a cabo un trabajo de unificación de personalidades y tendencias.

24 de agosto 2019 , 11:54 p.m.

Contra todo pronóstico, los peronistas, encabezados por la expresidenta Cristina de Kirchner, barrieron en las primarias argentinas del pasado 11 de agosto la candidatura del actual mandatario, Mauricio Macri. Un movimiento al cual se lo creía desarticulado y en crisis vuelve a condicionar la política del país, como lo ha hecho durante cerca de siete décadas.

En principio se trataba de las llamadas Paso (primarias, abiertas, simultáneas, obligatorias), destinadas únicamente a definir los candidatos para las elecciones generales del próximo mes de octubre, pero el presidente Macri y su coalición de gobierno les dieron el carácter de “plebiscito” transcendental como “pelea por el alma de Argentina” que “definiría los próximos 30 años”, obteniendo una derrota tan inesperada como estrepitosa (47 % frente a 32 %), en lo que algunos analistas han considerado un “estallido social en las urnas” que cuestiona la propia supervivencia de la actual administración hasta los próximos comicios, en medio de un ambiente de crisis política e institucional sin precedentes.

Mauricio Macri, que tiene condenas por contrabando y espionaje y ha estado envuelto en escándalos de corrupción, llegó al poder a fines de 2015, prometiendo estabilizar la economía mediante la aplicación de recetas neoliberales. Hoy, los argentinos muestran su descontento por los sucesivos ajustes, mientras que la pobreza alcanza al 35 % de la población y el Estado se ha ido endeudando con préstamos del Fondo Monetario Internacional, el último por 56 millones de dólares y del que ha sido garante el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La crisis devaluatoria brutal del año pasado impulsó la inflación, golpeó los salarios e hizo crecer el paro, sin que se perciba la salida del túnel.

En esta situación, el peronismo, que se consideraba una fuerza marginal y dividida, es percibido como la única alternativa por una población hastiada. La expresidenta Cristina de Kirchner ha llevado a cabo un trabajo de unificación de personalidades y tendencias, incluyendo la llamada como candidato a futuro presidente a su otrora enemigo Alberto Fernández, y sumando fuerzas con los caudillos peronistas provinciales. Por estos días se recordaba la frase de Juan Domingo Perón: “Los peronistas somos como los gatos: cuando gritamos creen que nos estamos destrozando, pero en verdad nos estamos reproduciendo”. La palabra fetiche hoy es ‘volver’; al modo de Evita Perón, Cristina Kirchner cerró la campaña en Rosario con un “quiero que la gente vuelva a ser feliz”.

Pero ¿qué es realmente el peronismo? ¿Movimiento, partido, sentimiento? En el peronismo han coexistido, y con frecuencia se han enfrentado, revolucionarios partidarios de la lucha armada y conservadores agresivos. En un momento del relato de Osvaldo Soriano ‘No habrá más penas ni olvido’, dos militantes, uno de derecha y otro de izquierda, se retan a tiros, disparan, y los dos mueren mientras gritan: “¡Viva Perón!”.

En la noche electoral del pasado día 11 se volvía a la ortodoxia unánime con una sola consigna: ‘Perón, Perón, qué grande sos’. ¿Cómo es posible que la más culta sociedad latinoamericana no haya creado alternativas de progreso fuera del populismo peronista, sabiendo además perfectamente que su líder es una mujer corrupta, con 13 procesamientos y 7 demandas de prisión preventiva?

P. S. Otra economía es posible. La interesante primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha puesto en marcha un ‘Presupuesto del bienestar’ anual, que no solo contempla el tradicional PIB, sino el ‘bienestar general’ (‘general well being’, GWB), a partir de cinco prioridades: transición a una economía sostenible y ecológica; impulso de la innovación, superando las barreras sociales; elevación de oportunidades para los indígenas; poner fin a la pobreza infantil, y apoyo al bienestar mental con atención especial a los menores. El ejemplo se está considerando en otras partes del mundo. Es una lástima que las buenas noticias tengan que llegar desde tan lejos.

ANTONIO ALBIÑANA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.