Alarma en Brasil

Alarma en Brasil

El 15 de agosto, el Tribunal Supremo debe decidir si acepta la candidatura de Lula, hoy en prisión.

11 de agosto 2018 , 10:39 p.m.

Quedan dos meses para saber cuál va a ser el futuro de Brasil. En un momento de recesión económica, con índices de violencia en alza, con un sector de los militares –a los que se ha puesto al cuidado del orden público– que amenaza con un golpe si las cosas no salen como esperan y, sobre todo, con el político más popular y primero en intención de voto, Lula da Silva, en prisión por acusaciones de corrupción que le han ocasionado una condena de 12 años. El quinto país más grande del mundo –y el sexto más poblado, la mitad del subcontinente suramericano– puede incendiarse en unas semanas. Hay quien habla de un clima parecido al que precedió al golpe militar con que se inició la dictadura militar (1964-1985).

La primera entrega de la crisis la tendremos en pocos días. El 15 de agosto, el Tribunal Supremo debe decidir si acepta la candidatura de Lula, hoy en prisión, como aspirante a la presidencia de Brasil. Cuenta con mayor respaldo en las encuestas que la suma de sus oponentes y se despidió del cargo con un 80 por ciento de apoyo de los brasileños. Durante su gestión triplicó el PIB per cápita del país, logró bajar significativamente la inflación y sacó de la pobreza a 30 millones de brasileños.

Lula se presenta con Fernando Haddad, quien fue alcalde de São Paulo y su ministro de Educación, como vicepresidente, en alianza con los partidos Socialista y Comunista. La negativa de los tribunales a su candidatura a la presidencia, cuando la justicia le ha negado todas las posibilidades de recurso contra su condena por ‘corrupción pasiva’, mientras concede cuantos presentan los acusados de la derecha, en el gobierno más corrompido de la historia de Brasil, podría provocar una protesta social incontrolada. En todo caso, hay previsto un plan B: pasar a Haddad como candidato a la presidencia por el Partido de los Trabajadores (PT), situando a la dirigente comunista Manuela D’Ávila como opción a la vicepresidencia.

Luiz Inácio Lula da Silva es el único candidato a la presidencia de Brasil capaz de derrotar la ultraderecha rampante y el militarismo golpista. En las últimas semanas avanza el nombre de Jair Bolsonaro como un candidato que capitalizaría la crisis económica, el aumento de la violencia y lo que la analista Eliane Braun ha denominado “la producción de miedo”. Bolsonaro, que tiene 5 millones de seguidores en Facebook, fue el diputado más votado en las elecciones de 2014. Ha designado como candidato a la vicepresidencia a Gonzalo Hamilton, nostálgico confeso de la dictadura militar. El candidato a presidente, con un gran seguimiento entre los jóvenes brasileños de las clases altas, llamó “furcia” a una diputada y dijo que no la violaría por ser demasiado fea. Al votar el impeachment para echar a Dilma Rousseff de la Presidencia homenajeó a su torturador, el coronel Albertho Brilhante, sádico que llevaba a los niños a que vieran torturar y violar a sus madres para presionarlas.

En recientes declaraciones, el sacerdote Alejandro Solalinde, asesor personal del presidente electo de México, López Obrador, revelaba que, en caso de que se hubiera producido un fraude en las elecciones presidenciales, que ganó Amlo por amplia ventaja, se tenía preparado un enfrentamiento armado: “Se estaba preparando algo serio”.

¿Qué puede pasar en un país que atraviesa una situación tan violenta como Brasil si se imponen las tendencias político-militares de la ultraderecha? Según muchos analistas, en las elecciones de octubre en Brasil no solo se juegan las posibilidades de Lula y el PT, sino el futuro del continente.

P. S. Nunca es tarde. Excelente noticia la del reconocimiento de Palestina como “Estado libre, independiente y soberano”, la última decisión del gobierno Santos en materia de política exterior. Como confiesa con sinceridad la excanciller María Ángela Holguín, debió producirse mucho antes.

ANTONIO ALBIÑANA

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.