Tres presidentes

Tres presidentes

Veremos al terminar el cuatrienio de Duque si todavía seremos campeones de la biodiversidad.

10 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

No me refiero a Gaviria, Pastrana, Samper y Uribe, porque entonces serían cuatro que hace rato deberían haberse retirado para descansar sentados leyendo la prensa y mimando a sus nietecitos, tan lindos ellos, y así dejar en paz al país y al gobernante de turno. Me refiero a otros que hacen y deshacen historia con sus locuras ambientales, que adelantan el colapso del planeta. Y son ellos: Trump y Bolsonaro.

Duque es caso aparte. Los dos primeros se parecen como dos gotas de agua sucias, el tercero merece tratamiento diferente. Loco delirante, niño caprichoso, totalmente irresponsable, impredecible, xenófobo, racista, machista, homófobo, inhumano y decenas de epítetos más le han endilgado a Trump por sus decisiones y pataletas que llevan a la humanidad a una recesión económica y al planeta a un desastre ambiental.

No se queda atrás el deslenguado Bolsonaro, que no duda en insultar a quien no le caiga bien, así sean presidentes de otros países y cuya ambición desarrollista está destruyendo la selva amazónica. Cuando se apaguen los incendios de la Amazonia, del Congo, de Angola y de tantos focos ardientes que estamos viendo en el planeta, comenzaremos a sentir los efectos desastrosos de la tragedia y algo peor, irreparables. Nos dicen que 1.000 años tardará la Amazonia en reponerse, 1.000 años que la humanidad no alcanzará a ver.

Mereceremos el repudio de la humanidad por no haber sido lo suficientemente contundentes en la defensa de nuestra riqueza natural

En nuestro caso colombiano, Iván Duque, al que no podemos comparar con los dos anteriores porque es un caballero, gobernante decente, respetuoso, moderado en sus palabras, Duque en su PND aspira a que los colombianos no talemos más de 230.000 hectáreas por año. Todos deseamos que la aspiración fuera que no se talara una sola hectárea.

Encuentro extraña la actitud de nuestro presidente, tan preocupado por el incendio de la Amazonia y por la ayuda que ofrece a Bolsonaro para apagar las llamas, cuando nos dijo claramente a los colombianos que se declara satisfecho con tal de que no nos sobrepasemos de las 230.000 hectáreas de bosque al año.

Y menos entiendo a los colombianos, que lloramos por las selvas del Brasil cuando aquí no tenemos un propósito serio, una meta clara de no destrucción. Nuestro gobierno muestra con orgullo las 2.000 hectáreas menos de sembrados de coca, mientras por otro lado no compromete todo el dinero, fuerzas y capacidades del Estado para parar la destrucción de los bosques. Francamente, lo que está pasando en nuestro país es de locura total; de parte del Gobierno, que no asume como prioridad fundamental la salvación de las selvas; y de parte de nosotros, que no nos levantamos furiosos a protestar, a llenar calles y avenidas, a declararnos en huelga nacional para defender nuestra riqueza ambiental, nuestra biodiversidad, nuestras selvas y nuestros parques nacionales naturales.

Cuando todos los gobiernos pasan a la historia al final de su mandato por lo bien o por lo mal que lo hicieron, Iván Duque ostentará el nada envidiable honor de pasar a la historia sin haber acabado todavía el primer año de gobierno; pasarán a la historia él y el partido que lo apoya como los que aspiraron a que la destrucción no pasara de las 230.000 hectáreas por año, hectáreas que no nos pertenecen solo a los colombianos, sino a la humanidad.

Veremos al terminar el cuatrienio de Duque si todavía seremos campeones de la biodiversidad, que reside precisamente en los bosques y las selvas. Quizás ya no seremos los primeros en el planeta en cantidad de especies de aves y de orquídeas, y mereceremos el repudio de la humanidad por no haber sido lo suficientemente contundentes en la defensa de nuestra riqueza natural.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.