Tayrona: ¡otra vez!

Tayrona: ¡otra vez!

Ya se han repartido los pliegos para la nueva licitación de la concesión turística.

22 de octubre 2019 , 07:10 p.m.

¿Otra vez con el mismo cuento? ¿No bastó con que el artículo 63 de la Constitución hubiera declarado los parques nacionales naturales “inalienables, imprescriptibles e inembargables”? ¿No bastaron las épicas campañas emprendidas hace años por grandes ambientalistas del país como Julio Carrizosa Umaña, Alegría Fonseca y Margarita Marino de Botero, a los que nos unimos miles de colombianos, para defender el tesoro nacional que es el parque Tayrona de la voracidad de algunos colombianos de repudiables propósitos? Pensábamos que el tesoro estaba a salvo, pero parece que no. Otra vez levantan cabeza los avivatos que intentan construir hoteles dentro de las áreas sagradas del Tayrona, destruyendo los bosques secos tropicales, tan preciosos como escasos, y desafiando directamente la ley que prohíbe tales construcciones dentro de los parques.

Fue ardua la batalla que se dio hace años para sanearlo de cultivos de coca, de mafiosos, de atracadores, de falsificadores de escrituras. Dos jefes del Tayrona fueron asesinados, y los funcionarios recibieron muchas amenazas. Poco a poco se recuperó la gobernabilidad, empresa a la que la Policía de Carabineros prestó gran apoyo. El parque tiene 19.000 hectáreas, de las cuales 53 por ciento pertenecen al Estado y el resto, a particulares que perfectamente pueden ejercer su derecho a la posesión y a servicios turísticos mínimos, pero no a construcciones “duras”. La ley les exige respetar el entorno natural. La norma es que no se pueden construir hoteles dentro del parque nacional, sí en las afueras.

Urge firmar cuanto antes el Plan de Manejo. Para elaborarlo se tuvieron en cuenta todos los actores que intervienen directamente en el parque

Julio Carrizosa Umaña nos recuerda que duplas presidenciales que tenían muy pocas afinidades se unieron, sin embargo, para salvarlo, y fueron, por un lado, Alfonso López Michelsen y Misael Pastrana, y, por otro, Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe Vélez. Yo desde aquí aspiro a que Iván Duque y el ministro Ricardo Lozano, que han proclamado tan apasionada y repetidamente su amor y defensa a ultranza de los recursos naturales y de los parques nacionales, los sigan demostrando y apoyen la labor de la Dirección de Parques Nacionales contra quienes pretenden saltarse las leyes que defienden estos espacios que nos pertenecen a todos, y no a unos cuantos avivatos.
Por ello urge firmar cuanto antes el Plan de Manejo. Para elaborarlo se tuvieron en cuenta todos los actores que intervienen directamente en el parque, incluidos los que tienen fincas particulares dentro del área protegida y, desde luego, a las cuatro grandes comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Allí se tuvo en cuenta a los colectivos representados, no a voces aisladas discordantes.

El turismo del Tayrona ha sido manejado por una concesión de la que forman parte Aviatur, Cámara de Comercio de Santa Marta y Alnuva. Esta concesión aportó con generosidad abundantes recursos, que el Estado no poseía, para mejorar las instalaciones e hizo excelente administración. El turismo se desarrolla solo en el 3 por ciento del área protegida. El parque se encuentra en excelente condiciones, es una de las joyas naturales y turísticas del país y recibe al año 500.000 visitantes. The Guardian, de Inglaterra, declaró hace un tiempo el Tayrona la novena playa más bella del planeta.

Ya se han repartido los pliegos para la nueva licitación de la concesión turística, que manejará por primera vez dos áreas: los parques Tayrona e Isla de Salamanca.

* * * *

Invito a los lectores a mi proyección-conferencia sobre las espectaculares playas y desiertos del Perú, con centro en Paracas. Mostraré además los templos de Kahurajo, en la India, con sus múltiples esculturas eróticas. Este viernes 25 de octubre a las 7 p. m., en el colegio Champagnat.

Empodera tu conocimiento

Más de Andrés Hurtado García

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.