close
close
Secciones
Síguenos en:
'Que no fueran pesares'

'Que no fueran pesares'

Vamos hacia un calentamiento global de 2,4 grados, lo que será el desastre total.

16 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

Como en el bolero de Julio Jaramillo: "Qué nos dejó Glasgow, que no fueran pesares". Por todas partes, las voces hablan de la desazón por los resultados de la magna reunión, la que supuestamente salvaría el planeta de la catástrofe climática. Y la voz más autorizada que reúne todo el descontento es la de Alok Sharma, presidente del congreso, que calificó los resultados como "decepcionantes". Esta fue su palabra: "Decepcionantes".

(También le puede interesar: ¿Cuál ave fénix?)

Muchas voces con innegablemente buenas intenciones y magníficos deseos de infundir positivismo hablan de optimismo moderado y lo hacen atenidos a las promesas que los participantes del evento han hecho, promesas no vinculantes.

Puro "bla-bla-bla", como calificó Greta Thunberg los resultados de la reunión. Además, dijo, y fueron sus palabras textuales, que todos leímos en la prensa internacional:
"Métanse el calentamiento global por el c...". Duque conmueve a la opinión mundial con sus discursos, pero de puertas para adentro no vemos nada de lo que dice: destituyó ante la protesta general a la excelente jefa de Parques Nacionales, no le ha hincado el diente a la aprobación de Escazú, se siguen asesinando líderes ambientales, fue cerradamente partidario de la locura del puerto de Tribugá, todavía no hay un deforestador en la cárcel. Regresa feliz con el dinero aportado por Inglaterra, Alemania y Noruega para salvar la Amazonia.

Ya nos habían colaborado generosamente los mismos países años atrás con el mismo objetivo. Y ¿qué se logró con ese dinero? La deforestación de la Amazonia continúa campante. Copio textualmente: "Las Naciones Unidas felicitaron al presidente Duque por las promesas hechas en Glasgow". Eso podría tomarse con doble sentido: en serio y en broma.

Ecologistas en Acción, hablando de Glasgow, dice: "Los acuerdos se limitan a plasmar invitaciones, recomendaciones y ruegos, sin concretar medidas ni tiempos claros y compromiso real de financiación. Las buenas palabras no nos salvarán de la crisis climática".

La sensación general es que las promesas del COP26 lograrán reducir dos décimas de grado, lo que no es suficiente. 

El plan inicial de Glasgow era reducir el carbono y sus efectos. Ante la queja de países ‘carboníferos’ se suavizó la declaración al respecto, lo que produjo desconcierto total.

La sensación general es que las promesas del COP26 lograrán reducir dos décimas de grado, lo que no es suficiente. Vamos hacia un calentamiento global de 2,4 grados, lo que será el desastre total. Por lo demás, la reducción del CO2 pactada en París no se logró.

The Economist ya había pronosticado: "¿Por qué la cumbre climática COP26 será crucial y decepcionante?". El papa Francisco dijo: "El tiempo se está acabando".

El lema de Glasgow era mantener vivos los 1,5 grados, y para ello es necesario reducir las emisiones de combustibles fósiles a cero para 2050. Realmente, el plazo es inaceptable. Debería ser mucho antes. Pero... de todos modos será imposible mantenerlo porque China, el mayor emisor de gases, se pone plazo para 2060; India, para 2070, y Rusia no promete nada. Tal como están las cosas, se llegará a 2,4 grados. ¡Pobre Tierra y, sobre todo, pobres supervivientes!

Un centenar de países, entre ellos Brasil, se comprometieron a terminar con la deforestación antes del 2030. ¿Inconscientes o ilusos? Al paso que vamos, en estos nueve años que faltan la destrucción será bestial. La deforestación debe cesar YA. El señor Bolsonaro se fue a pavonear a Italia en vez de asistir a Glasgow. Y prometió pavimentar la carretera de 900 kilómetros que cruza y destruye la Amazonia. Dios mío, ¿qué hacemos con este señor? Me hierve la sangre con solo pensar en las locuras de este presidente. Lo suyo es de lesa humanidad. Deberían juzgarlo. Mi conclusión, analizadas las cosas, es: unos países no quieren y otros no pueden.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

(Lea todas las columnas de Andrés Hurtado García en EL TIEMPO, aquí)

Más de Andrés Hurtado García

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.