close
close
Secciones
Síguenos en:
¿Cuál ave fénix?

¿Cuál ave fénix?

Esa es la frase que siempre se ha dicho luego de constatar los gravísimos problemas ambientales.

02 de noviembre 2021 , 11:48 p. m.

Mientras usted, paciente lector, lee estas apasionadas líneas, se desarrolla en Glasgow la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio climático COP26. Una más. Asisten presidentes de todo el orbe, organizaciones mundiales del medio ambiente, nubes de periodistas de prensa, radio y televisión... ¿Será una cumbre fracasada más? Si así fuere, sería un golpe definitivo y mortal para la humanidad.

(También le puede interesar: ¿Retorno o no retorno?)

Quiero citar las palabras de Manuel Rodríguez, exministro y reconocida autoridad ambiental: "Durante los dos últimos años miles de científicos han lanzado fuertes alarmas sobre los graves riesgos que enfrenta la humanidad respecto al cambio climático y al declive de la biodiversidad". Y luego de un sesudo análisis y hablando de las cumbres mundiales en varias de las cuales ha participado, concluye que "se han autocondenado al fracaso". Respecto a la cumbre de Glasgow, no se muestra muy optimista. Sin embargo, termina diciendo: "Pero no hay que olvidar que de sus cenizas resurge el ave fénix".

Y aquí surgen mis dudas. ¿Dónde está el tal fénix? Viniendo al caso colombiano, aquí hay muchos pajarracos y aves de mal agüero, pero no se vislumbra el dichoso pájaro que resucita de sus cenizas. Esa es la frase que siempre se ha dicho luego de constatar los gravísimos problemas ambientales; se remata diciendo: "Pero todavía es tiempo". ¿Tiempo de qué? Nos hemos agarrado de esa frase que es un clavo ardiendo. Como nos han dicho que todavía es tiempo esperamos que las cosas cambien, y solas no van a cambiar.

La tierra se está calentando, y las promesas políticas son insuficientes. El mundo está más caliente ahora de lo que ha sido en los últimos 125.000 años.

Todos los días, sí, todos los días, aparecen noticias terribles y desesperanzadoras sobre los efectos del cambio climático y los desastres que desencadena sobre la "humanidad agobiada y doliente": devastadoras inundaciones, incontrolables incendios forestales en muchos países del mundo (a propósito, ¿se han salvado las sequías?), oleadas de huracanes hacen fila en el Atlántico para lanzar sus furiosas andanadas sobre el Caribe y Norteamérica, imparable la destrucción de la selva amazónica, galopante la contaminación de los mares, la desaparición de numerosos ríos y la contaminación de otros por causa de la minería, avanzan la desertificación del planeta y el empobrecimiento de tierras otrora fértiles para la agricultura, terrible la diaria desaparición de especies de flora y fauna... y la lista es interminable, tanto que podría llenar esta columna con la sola enumeración de las constantes y desalentadoras noticias de prensa sobre la paulatina destrucción del planeta.

Aquí van algunas, omito las comillas: El mundo marcha hacia un rumbo catastrófico por alza de las temperaturas, dice la ONU, pero todavía es tiempo. A la deforestación no le ha valido que la Amazonia tenga derechos. Quedan siete años para evitar que el planeta colapse por el cambio climático. Las consecuencias del cambio climático serán irreversibles en nueve años. El planeta sigue en vías de un calentamiento acelerado, advierte la ciencia. La ONU advierte que el calentamiento se acelera tras la pandemia, sin indicios de mejorar. Más de 200 publicaciones científicas piden medidas urgentes para el clima. Más de 700 millones de personas serán incapaces de trabajar al aire libre por el calor en 2.030. En las islas Feroe, más de 1.400 delfines sacrificados en una sangrienta masacre. La tierra se está calentando, y las promesas políticas son insuficientes. El mundo está más caliente ahora de lo que ha sido en los últimos 125.000 años. La humanidad alcanzaría el límite climático en 2030, dice el nuevo reporte de la ONU.

A todas estas, China quiere limitar a menos del 20 % el uso de energías fósiles para el 2060. ¿Constituyen un chiste chino macabro tanto el porcentaje como la fecha? ¿Ya para qué? Ya será tarde.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

(Lea todas las columnas de Andrés Hurtado García en EL TIEMPO, aquí)

Más de Andrés Hurtado García

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.