La armonía cósmica (II)

La armonía cósmica (II)

Todos somos compañeros de camino en la aventura del cosmos y nos debemos respeto.

28 de julio 2020 , 09:25 p.m.

Entonces, todos los seres que habitamos el planeta Tierra somos parte de un entramado, misterioso pero real, somos responsables los unos de los otros de manera misteriosa pero real: somos hermanos de camino y nos debemos respeto y constituimos la armonía cósmica.

Así las cosas, y las cosas son así, tú y yo y todos nosotros somos hermanos del árbol, del agua, de los páramos, de los bosques y del aire, y como tales merecen y merecemos respeto total. Y el daño que les hagamos destruye la armonía y nos perjudica a todos.

No es metáfora o, mejor, esta es la metáfora real y palpable de la vida en el planeta. Este es el verdadero sentido y la base inconmovible de la ecología y de la biodiversidad. Todos somos compañeros de camino en la aventura del cosmos y nos respetamos. Y sin olvidar el más relegado de todos los componentes del entramado ambiental: los seres humanos, los ‘otros’ seres humanos.

Siempre se piensa en la flora, la fauna, el agua, el aire y los elementos llamados inanimados... y se olvida a los seres humanos, que infortunadamente somos los que rompemos todos los equilibrios y la armonía cósmica.

Lugar especial ocupan ‘los otros’, los millones de seres humanos que viven en la miseria y el desespero del hambre. No habrá equilibrio ecológico mientras millones de privilegiados de los países ricos se enferman de obesidad y desperdician la comida y los ‘otros’ buscan afanosos restos de alimentos en canecas de basura y deben vender y aniquilar sus bosques para que otros siembren palma.

Esos ‘otros’ también son compañeros de camino, como los árboles, los páramos y el agua. Los pobres y los empobrecidos del tercero o del último mundo para poder subsistir destruyen la naturaleza. Pero no solo ellos, los países desarrollados deberán responder en el tribunal cósmico de los últimos tiempos por los mayores desastres ecológicos del planeta, uno de los cuales es el producido por el calentamiento global generado por los combustibles fósiles y por todos los procesos industriales mal planificados, de los cuales ellos son los principales causantes.

Esta es la base de una verdadera ecología: no cuido el árbol porque me purifique el aire, sino porque es otro ser que forma parte de la armonía de la que yo también soy parte. El egoísmo del que hablamos y que es el motor de la lucha ecológica universalmente aceptada es un veneno tan poderoso y tan arraigado en el corazón del hombre (y de tantos hombres) que sirve a dos propósitos totalmente diferentes: tanto para ayudar al medio ambiente como para sacrificarlo.

En efecto, por egoísmo, para bienestar de mis pulmones, debemos cuidar los bosques y las selvas. Pero también, por egoísmo, para enriquecernos, para propiciar la ganadería y la minería, destruimos selvas y bosques.

Aceptado el principio de que todos los seres somos hermanos y nos debemos respeto sumo, todo lo que se haga por el medio ambiente es bienvenido. Hay organizaciones y fundaciones nacionales y transnacionales que trabajan con gran empeño; millones de individuos ponen su ‘granito de arena’. Pero es indispensable que los gobiernos caminen decididamente en el mismo sentido y que los plazos referidos al calentamiento global y al cambio de combustibles fósiles se fijen y se cumplan a cortísimo plazo porque cada minuto que pasa las especies se van extinguiendo, los océanos se van polucionando de manera dramática, los bosques van desapareciendo, los polos se van descongelando y el fantasma del desierto avanza sobre el planeta a pasos agigantados.

Andrés Hurtado García

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.