Secciones
Síguenos en:
La Cartagena de antaño y tres hitos en su desarrollo presente

La Cartagena de antaño y tres hitos en su desarrollo presente

Una mirada retrospectiva sobre lo que ha sido la Cartagena contemporánea.

30 de agosto 2021 , 08:01 p. m.

Siempre que voy o participo en alguna conversación o reunión sobre Cartagena, me invaden la nostalgia y la añoranza, y recuerdo el poema A mi ciudad nativa, de su poeta insigne Luis Carlos ‘Tuerto’ López, quien en alguna de sus estrofas se queja del comportamiento y actitudes de sus coterráneos con la frase “fuiste heroica en los tiempos coloniales cuando tus hijos no eran una caterva de vencejos”.

Una mirada retrospectiva sobre lo que ha sido la Cartagena contemporánea nos hace recordar de la manchette de su principal periódico de la época, Diario de la Costa, que decía: “Cartagena, principal puerto marítimo, turístico y fluvial de Colombia”, con ferrocarril que transportaba la carga de importación y exportación desde el interior del país al puerto de Calamar, en donde se hacía el trasbordo a los diferentes puertos del río Magdalena, dado que los problemas de navegación que existían en Bocas de Ceniza, en Puerto Colombia, no aseguraban la fluida navegación a lo largo de todo el trayecto del río.

Pero no solo era esa actividad portuaria, sino sus empresas industriales y comerciales en sus más diversas ramas. Por ejemplo, muchos no saben que allí nació la industria editorial de Colombia, especialmente en la producción de textos escolares con el emporio JV Mogollón, que la industria azucarera tuvo su primer gran ingenio con el Colombian Sugar de Sincerín, que la industria de la jabonería y perfumería fue impulsada por el visionario y polifacético Daniel Lemaitre; así como que la industria disquera, radial y de comunicaciones tuvo en los hermanos Fuentes López sus grandes promotores.

Dicen algunos que ese decaimiento fue producto de la mala gestión de las generaciones de descendientes que no estuvieron a la altura de sus pioneros, pero también de una subcultura de la molicie, de la inercia institucional y del arraigo del talante caribe de ‘cógela suave’, de lo cual queda como ejemplo la consulta pública que el presidente de entonces, Mariano Ospina Pérez, le hizo a la multitud desde los balcones del Club Cartagena, entonces ubicado en el centro de la ciudad, cuando la fiebre beisbolera estaba en su máximo apogeo por haber sido campeones mundiales de la rama aficionada, quien le dijo a la multitud que solo había recursos para una obra de las dos priorizadas para Cartagena: “alcantarillado sanitario o estadio de béisbol”, y la masa optó por este último.

Posteriormente, el desarrollo de la ciudad se centró en un enclave petroquímico, las oleadas turísticas que más parecen hordas, muchas de las cuales no han dejado sino deterioro del entorno, con la salvedad del segmento cultural, y la burocracia en la que se han acentuado las malas prácticas, el parasitismo burocrático y la madre de todos los males, la corrupción.

Dicen algunos que ese decaimiento fue producto de la mala gestión de las generaciones de descendientes que no estuvieron a la altura de sus pioneros, pero también de una subcultura de la molicie.

En la hora actual, a la ciudad se le abren varias opciones para su desarrollo futuro, de lo cual destacamos tres grandes hitos así: 1. Proyecto de defensa costera, 2. Adecuación y mejoramiento del canal del Dique y 3. Fondo para la erradicación de la pobreza extrema.

1. Finalmente, el Gobierno Nacional decidió financiar en su totalidad las obras de contención del mar en la zona de litoral de la ciudad, cada vez más amenazada por el aumento del nivel de los océanos, el riesgo de perder las playas existentes y poner en peligro los barrios y viviendas próximos al mar y dificultar grandemente la movilidad en dichos sectores.

La licitación correspondiente se puso en marcha y, según parece, la adjudicación ya está lista pues se anunció el inicio de las obras para dentro de poco tiempo. Sin embargo, no es un secreto para nadie que estas obras benefician directamente a un segmento de la ciudad, sin negar el hecho de que también hay un beneficio para la ciudad en su conjunto.

El impacto directo de este proyecto se hará sentir principalmente en los barrios de la península de Bocagrande, el centro amurallado, el Cabrero y Marbella y Crespo. Es decir, zonas de clase alta y media alta, las de mayor ingreso y riqueza de la ciudad.

Por tanto, realizar a título gratuito cuantiosas erogaciones públicas, que favorezcan fundamentalmente a los más pudientes, sería contrario al principio según el cual los gastos e inversiones públicas deben orientarse prioritariamente hacia los más pobres para atenuar las desigualdades originadas en la distribución primaria del ingreso.

Teniendo en cuenta lo anterior, se debería establecer un impuesto de valorización a los propietarios de inmuebles situados en las localidades atrás mencionadas que permita recuperar el 50 por ciento de la inversión realizada, la cual se destinará exclusivamente como aporte del Distrito al fondo para la superación de la pobreza extrema en la ciudad, recientemente creado por ley de la república.

2. Mejoramiento del canal del Dique y control de la sedimentación de la bahía de Cartagena. También en este caso, el Gobierno Nacional se comprometió a pagar en su totalidad las obras requeridas para evitar o disminuir la contaminación producida por el canal del Dique en la bahía de Cartagena, así como otras adecuaciones necesarias para mejorar su navegabilidad. Para financiar en su totalidad o en parte estas mismas actividades, la ciudad había creado una sobretasa ambiental del 20 por ciento al impuesto predial, que venía cobrándose desde hace tiempo y sobre cuyo manejo hay justificadas sospechas.

Puesto que el presupuesto nacional atenderá todos los gastos ligados con el canal del Dique, la sobretasa se debería utilizar, en un 50 por ciento, como aporte del Distrito al fondo contra la pobreza del que ya se habló, y lo restante para la CAR del canal del Dique u otros menesteres medioambientales. El peor enemigo del medioambiente es la pobreza, según dicen los expertos.

3. El fondo para la superación de la pobreza en Cartagena.
De acuerdo con las últimas cifras del Dane, la pobreza afecta al 47 por ciento de sus habitantes y la extrema golpea al 12 por ciento, ambas dentro de las más altas del país. De ahí la importancia y urgencia de la creación de un mecanismo que permita avanzar rápidamente en la erradicación de la pobreza extrema y atenuar sus funestas consecuencias para el futuro de la ciudad.

Este fondo fue creado por una ley de la república y puede convertirse en algo grande y productivo en términos sociales. Aún falta que este sea reglamentado por el Gobierno Nacional y, desde ahí, hay que estar atentos a la evolución de la situación.

La composición de su junta directiva, la definición de la forma de ejecución de las obras y proyectos financiados por el fondo; se requiere de alguien que defina los términos de referencia, haga el seguimiento de los trabajos, sirva de interventoría o veeduría, apruebe o rechace lo que se entrega antes de que se autorice su pago. Es necesario, pues, una secretaría ejecutiva y técnica que asegure que todo se haga de forma correcta, a fin de que los recursos del fondo no se malgasten ni tomen caminos dolosos o equivocados.

Es decir, establecer una gerencia pública en la que la acción del fondo se encuadre dentro de un sistema de prioridades previamente establecido, por ejemplo, con la creación de un banco de proyectos en estrecha armonía con Planeación Distrital y que sean ampliamente discutidos con las comunidades y sus voceros auténticos.

AMADEO RODRÍGUEZ CASTILLA

(Lea todas las columnas de Amadeo Rodríguez Castilla en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.