Alternativas al corredor de carga de Cartagena

Alternativas al corredor de carga de Cartagena

¿Qué relación existe entre el corredor y la quinta avenida de Manga?

21 de enero 2020 , 07:00 p.m.

Por: Amadeo Rodríguez y Evaristo Arrieta* 

(Primera parte)

Cartagena pertenece no solo a sus habitantes, sino a los colombianos y al resto del mundo, dado su carácter de patrimonio histórico de la humanidad. Sin embargo, la forma cómo las autoridades locales han administrado esa privilegiada situación, en los últimos años, es como si conspiraran en contra esta.

Por ello, es pertinente y necesario discutir los temas que afectan a la ciudad desde una perspectiva nacional, lo cual viene al caso a propósito de una cuestión que, aunque pertenece al ámbito local, es de interés para el resto de nuestros compatriotas, especialmente para los autores que hacemos parte de la diáspora cartagenera residente en Bogotá.

Se trata de la famosa APP (asociación público-privada) que propone, hasta donde tenemos entendido, mejorar las condiciones de operación del actual corredor de carga, agregándole a esto la construcción de la Quinta Avenida de Manga, vía cuyo proyecto original data de 1998, el cual ha sido revisado y actualizado en diez ocasiones desde el 2017 por Edurbe, una de las empresas del Estado más cuestionadas por su amañado sistema de contratación. Dicho proyecto se amortizaría mediante una concesión a 30 años, con la instalación de peajes en sitios estratégicos o reforzando los existentes.

Como es natural, la APP, aprobada en principio por el anterior alcalde interino, Pedrito Pereira, pero abiertamente rechazada por el nuevo alcalde, William Dau, y la mayor parte de la ciudadanía, merece algunos comentarios, inspirados por nuestro entrañable afecto por la ciudad, con una mirada crítica, aun cuando no somos expertos en el tema.

Se supone que, como ocurre con toda concesión, las obras y demás activos asociados al proyecto pasan a ser propiedad de quien otorga la concesión una vez esta expire. Sin embargo, en este caso, por razones que se desconocen, la nueva concesión durará 30 años más, con el fin, según se dice, de realizar algunas obras adicionales, asegurar el mantenimiento de la vía y garantizar la operación de esta. Es una concesión nueva, camuflada bajo una figura cuestionable como un ‘otrosí’, cuyo cierre financiero que justifique dicho plazo no se conoce.

En lenguaje coloquial podría decirse que la proyectada Quinta Avenida de Manga, la que, en principio, nada tiene que ver con el corredor de carga, sería una especie de ‘gancho’ para asegurarse la concesión, pero que obviamente tiene un costo —que sería bueno conocer— que hay que pagar durante 30 años, lo que constituye el negocio de los concesionarios.

¿Cuáles son las nuevas obras que se realizarán en el citado corredor y en qué consiste el mantenimiento y operación de la vía? ¿Qué relación existe entre el corredor y la Quinta Avenida? ¿Por qué una concesión tan larga para algo cuyos costos, diseños y trazado de vías —especialmente la Quinta Avenida— se desconocen?

La premura en la aprobación de la APP, el número y la localización de los peajes y el rechazo natural ante este tipo de cobros cuyos beneficios no son tangibles explican las suspicacias generadas y la airada reacción de la ciudadanía.

Por otra parte, la historia político-administrativa de Cartagena en los últimos largos años, plagada de corrupción e incompetencia en la gestión de los asuntos públicos, genera dudas razonables sobre lo acertado de las decisiones tomadas.

Utilizar como señuelo la construcción de la Quinta Avenida en Manga, con el argumento de que resolvería su problema de movilidad, además de embellecerla, es un intento por ganarse la simpatía de la comunidad del citado barrio, uno de los más conocidos y emblemáticos de la ciudad, con falacias de ese tenor. La destrucción del manglar que lo bordea, ecosistema reconocido como poderoso agente ambiental y de indudable valor paisajístico, invalida ese argumento. Aún sin conocer el trazado de la vía en cuestión, puede afirmarse que lejos de resolver el problema de congestión vehicular, lo acentuaría como es obvio para cualquiera que conozca la ciudad.

*Economistas consultores

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.