Secciones
Síguenos en:
A la sombra de Cornelio Nepote

A la sombra de Cornelio Nepote

La atención mediática se ha orientado hacia un par de nombramientos en el Banco de la República.

11 de febrero 2021 , 09:25 p. m.

En Colombia ha venido haciendo carrera la presencia de un periodismo contestatario, comprometido y complaciente con ciertas afinidades electivas, en virtud de las cuales se transforman ciertos eventos, normalmente noticiosos, en hechos estigmatizantes si ellos provienen de sectores ajenos a los de su respectiva militancia o simpatía ideológica.

En las últimas semanas hemos sido testigos de cómo, después de haber creado un amplio ambiente de suspicacias con el tema de las vacunas, las cuales han sido ampliamente absueltas por el Gobierno Nacional y su eficiente ministro de Salud, en el oficialmente promulgado plan nacional de vacunación, ahora la atención mediática se ha orientado hacia un par de nombramientos hechos por el presidente Iván Duque en la junta directiva del Banco de la República, especialmente sobre el de una competente economista egresada de una de las dos facultades de economía más prestigiosas del país, con estudios de especialización y maestría, con diez años de experiencia en el sector público, con el peregrino argumento de ser hija de una exministra y actual embajadora de este gobierno, lo que ligeramente ha sido calificado de nepotismo.

Aquí se ha puesto en evidencia un doble rasero frente a varios hechos del gobierno anterior, quizás por los vasos comunicantes entre esos comunicadores y dicho gobierno, sobre numerosos eventos burocráticos que no fueron objeto de cuestionamiento, de los cuales podemos citar algunos de los más notorios.

1. Un ministro de Hacienda con hermana embajadora en Japón y luego en Brasil.

2. Un ministro de Agricultura cuyo hijo era viceministro de Transporte.

3. Un ministro de Salud cuya esposa era al mismo tiempo viceministra de Hacienda.

4. Las ministras de Educación y de Transporte que hacían vida conyugal, cuyos presupuestos sumados constituyen una cifra altamente significativa del total del presupuesto nacional.

5. El secretario general de la Presidencia luego ministro del Interior y de Minas y su compañera asesora del más alto nivel en la Presidencia.

6. Mas tarde, la pareja anterior tuvo ‘la suerte’ de ser nombrada en dos de las tres embajadas en París, él como embajador ante el Gobierno francés y ella con el rango de embajadora ante la Ocde.

Además, han salido algunos tecnócratas a poner en duda los conocimientos de los nombrados, con el argumento de que tales funciones requieren un conocimiento especializado en moneda y banca, exigencia que no se le ha hecho a nadie de los nombrados para esos cargos en el pasado, sobre todo porque cada uno de esos directivos tiene un equipo de base que les prepara los textos por discutir, al estilo de los magistrados cuyo trabajo lo elaboran los magistrados auxiliares, de manera que lo se requiere es que el directivo en cuestión tenga un buen conocimiento y manejo de la economía política y no de alguien que se pierda en los meandros de la taumaturgia econométrica.

Pero para que se advierta que no siempre el buen ejercicio de un cargo está asociado a los títulos académicos exigidos, hay que ilustrarles, a estos noveles comunicadores, que tanto Alfonso López Pumarejo, Alberto Lleras Camargo, Guillermo León Valencia y Julio César Turbay fueron presidentes de la república sin ostentar título universitario alguno. Un poco más reciente, gobierno de Misael Pastrana Borrero, Luis Carlos Galán fue nombrado ministro de Educación, a los 28 años, sin todavía haberse graduado en la Universidad Javeriana, lo cual llevó al padre rector Gabriel Giraldo a ordenar que se le graduara a marchas forzadas, entre otras cosas, porque no tenía mucha presentación ante la opinión pública y sectores académicos que un ministro de Educación careciera de título universitario.

En el ejercicio de esa cartera ministerial inició Galán su exitosa carrera pública, lastimosamente truncada por el vil asesinato de que fue objeto por parte de la siniestra acción del narcotráfico.

Amadeo Rodríguez Castilla
Economista consultor

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.