Secciones
Síguenos en:
¡Hay candidatos!

¡Hay candidatos!

Hay que sentir algo extraordinario por el país para lanzarse al agua negra de una campaña electoral.

27 de septiembre 2021 , 08:00 p. m.

¿Qué le pasa por la cabeza a alguien que decide ser candidato a presidente de Colombia? Este país desagradecido que en retribución le hará arqueología a su pasado en un acto de falsa moralidad.(Lea además: 451 grados Fahrenheit)

Una vez encuentren una contradicción, una frase vaga o con sentido ambiguo entonces vendrá la feria de las vanidades, y algún adalid de la ética tomará el rol de inquisidor y todos los demás aplaudirán y abuchearán al unísono.

Los insultarán, los calumniarán y su familia sufrirá. Su vida ya no será la misma pues estarán al frente de un pelotón carnicero que no será más que una masa inerte que cambió el privilegio de pensar por sí mismo para seguir a falsos ídolos.

Pobre de esos tristes candidatos que no lo pensaron mejor, que sacrificaron su tranquilidad y paz para intentar llegar a una posición que es aún más ingrata que la de candidato. Y no se trata de romantizarlos y cristalizarlos al mejor estilo stendhaliano; se trata de valorar su aporte demócrata.

Hay que tener algo de masoquista, vanidoso, noble, cándido y valiente para querer ser el líder de este país. Y no es que debamos esperar a un Churchill, Nelson, Marshall o una Thatcher, pero sí a alguien con esa visión de gran hombre/mujer que haga que sus acciones produzcan una historia distinta, mejor.

Qué bueno que cada candidato sea valorado por la decencia de sus propuestas, que esa sea una campaña respetuosa.

Hay que sentir algo extraordinario por el país para lanzarse al agua negra y maloliente de una campaña electoral. Se necesita de mucho coraje para tan solo intentarlo, independientemente de la ideología o la creencia. Lo más fácil sería decir no a la seducción de poder, y dejar que el país les pase por delante mientras son testigos de la historia que ya no será de ellos.

Estos personajes, nos gusten o no, fortalecen el sistema político. Hay que darles la bienvenida a los candidatos; hay que aplaudir su echada al agua, especialmente la de aquellos cuyas intenciones no sean las de destruir la democracia poco a poco, minando las instituciones y quemando las ideas contrarias. Especialmente la de aquellos que no busquen engendrar una política de resentimiento que ya no aguantaría más esta tierra.

Algo bueno pasó por la cabeza de los candidatos a la presidencia de Colombia 2022-2026. No serán meses fáciles. Querrán tirar la toalla en la mitad del camino; algunos lo harán espantados por el miedo a la derrota o por alguna encuesta. Otro tanto llegará a marzo para un examen que será determinante para la primera vuelta.
Qué bueno que llegaran los mejores hasta el final. Y si ‘mejor’ es difícil de conceptualizar, pues que lleguen quienes nos garanticen que dentro de cuatro años podamos celebrar unas elecciones democráticas en medio de un país más seguro y en crecimiento económico.

Qué bueno que cada candidato sea valorado por la decencia de sus propuestas, que esa sea una campaña respetuosa y que tengamos en cuenta que, como dijo Vargas Llosa, “tener una posición política justa no significa que el individuo no sea un canalla. Y a la inversa: estar errado políticamente no impide que en el plano moral se sea una persona digna”.

Qué bueno que gane el mejor. Y que —al estilo de Bolívar— pueda escapar impunemente, al levantarse como líder, de las mordidas de la envidia y de las imprudencias de este pueblo.

ALEJANDRO RIVEROS

(Lea todas las columnas de Alejandro Riveros en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.