Acromatopsia ambiental

Acromatopsia ambiental

El activismo ambiental y la actividad industrial no deberían ser enemigos.

18 de julio 2019 , 07:00 p.m.

Paremos de ver todo en blanco y negro. Por nuestro bien, debemos ponerles color a las discusiones y a las emociones para acabar con los extremismos inútiles sobre cuestiones ambientales. Se puede defender la naturaleza a la vez que se impulsa la industria y la energía. Al fin y al cabo, ambos son imprescindibles para el desarrollo.

Vivimos en un mundo grande y en un planeta pequeño, como explica el profesor Johan Rockström. Esto implica que debemos ser más conscientes de lo que estamos perdiendo: ecosistemas, aire puro, mares limpios y biodiversidad. Ah, y también la capacidad de discutir razonablemente sobre esto, lo que nos ha llevado a centrarnos en falsos dilemas.

Con un nuevo discurso ambiental y una mejor disposición, podremos trabajar eficientemente en el cuidado de bosques y ríos, no porque sean sujetos de derechos —como dicen algunos fallos judiciales—, sino porque de estos depende nuestra supervivencia y porque queremos que nuestros hijos los disfruten algún día.

Debemos cuidar nuestro planeta porque es el único que tenemos, y merece nuestra atención porque es el único escenario que tenemos en nuestra lucha por mejorar la calidad de vida y generar desarrollo

El gran reto, como dijo Rockström, no es salvar animales o ecosistemas, es salvarnos nosotros mismos; es emprender acciones para salvaguardar nuestro planeta y que este, con los recursos que nos ofrece, nos permita continuar con la disminución de la pobreza y el desarrollo económico sostenible.

Así como ninguna especie, acuífero o montaña debe estar por encima de la humanidad, la humanidad tampoco debería pasar por encima de la naturaleza de forma desordenada y arbitraria, por puro instinto de supervivencia.

Porque no podemos seguir respirando en un mundo donde el medioambiente está a un lado de la balanza y la sociedad al otro. Esa es la narrativa del pasado. Es hora de afrontar los retos del presente y del futuro con un nuevo discurso que aleje la polarización que no nos ha dejado avanzar: vida o petróleo, agua o minería, progreso o árboles son dicotomías confusas y con fecha de expiración.

El cambio climático, los agujeros en la capa de ozono, la acidificación del océano, el uso indiscriminado de la tierra por la agricultura y la ganadería, y el material particulado en el aire son algunos de los temas más importantes que merecen la atención y acción de todos, mientras seguimos produciendo bienes y servicios, generando la energía necesaria y persiguiendo nuestras metas personales y colectivas. Lo primero no debe anular lo segundo, y viceversa.

El activismo (ambiental) y la actividad (industrial) no deberían ser enemigos. En aras de buscar el punto adecuado, es fundamental que Colombia se tome en serio los incentivos al crecimiento sostenible y evitar que con tutelas quieran estropear las normas y regulaciones creadas para cuidar el planeta en diferentes proyectos industriales. Es lo que Francis Fukuyama, en su último libro, denomina vetocracia, el poder de grupos minoritarios de bloquear las acciones de bien común.

Debemos cuidar nuestro planeta porque es el único que tenemos, y merece nuestra atención porque es el único escenario que tenemos en nuestra lucha por mejorar la calidad de vida y generar desarrollo. Pero esa intención no puede llevarnos a paralizar las actividades productivas.

Retomo lo que el exdirector del Centro de Resiliencia de Estocolmo afirma: este enorme mundo necesita hacer más para que el planeta no siga encogiéndose. Todos debemos cuidarlo, es cierto. Pero no por el bien del planeta, a él no le importa, sino por el bien nuestro.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.