close
close
Secciones
Síguenos en:
Furia ‘centennial’

Furia ‘centennial’

Hoy el llamado es a no infantilizar a las juventudes y a las juventudes, a inscribir las cédulas.

09 de enero 2022 , 09:42 p. m.

David Runciman, en ‘Así termina la democracia’, habla de un fenómeno que nos está afectando a los jóvenes con el sistema de representación que tenemos actualmente. Según el autor, las personas cada día creen menos en la democracia ya que las redes sociales se han vuelto un espacio en el que podemos hacer oír nuestra voz y ser secundados por otros que piensan parecido, asunto que no se ve representado cuando votamos por alguien que creemos que ganará y nos llevamos la decepción porque estábamos en una burbuja mediática. Muchos de los jóvenes que salieron a marchar en abril habían vivido su primera tusa electoral con el plebiscito y luego vivieron otras que los alejaron más de la democracia, pues aumentaba la conspiración de que las elecciones estaban amañadas.

El descontento con el sistema de representación ha llevado a que los adultos piensen que a los jóvenes no nos interesan los temas del país o que estamos obstinadamente decididos a cambiar el país por las malas. Sin embargo, pensar que los jóvenes no tenemos la capacidad de pensar en asuntos de adultos es cerrarnos la puerta de la democracia. Muchos de nosotros estamos deseosos de aprender, reformular, matizar nuestras opiniones y crear un consenso. Los jóvenes no estamos solo en el celular divirtiéndonos con TikTok o el juego de moda, también estamos informándonos y padeciendo el país que vemos en redes. Un país que no queremos, un país del que deseamos huir porque no nos sentimos escuchados o nos sentimos infantilizados por los adultos que nos gobiernan.

El próximo 13 de enero cerrarán las inscripciones de cédulas para las elecciones al Congreso y las consultas a la Presidencia, por lo que es importante que empecemos a escuchar las propuestas que tienen los candidatos para ocupar esos cargos, así como también es importante que ellos nos vean como los jóvenes que salimos a marchar porque nos importaban la seguridad, los acuerdos de paz y la política que propone soluciones reales. Muchos de nosotros estamos cansados de tener tusa electoral, pero estamos más cansados de que la política, como dice Runciman, sea solo un ‘reality show’, que esté ensañado en tener peleas entre candidatos y no propuestas reales que busquen transformar el país. Hemos crecido. Esta generación entera ha crecido porque no vio atentados, catástrofes y muerte en los noticieros de las 12 o las 7, sino viéndolos todos los días a toda hora al alcance de un clic.

Queremos ver propuestas serias: no más ideas de seguridad democrática que terminan por aumentar la violencia de nuestro país; no más propuestas vacías que dicen que debemos desmontar el Esmad o las Fuerzas Militares; queremos ver soluciones integrales para problemas multidimensionales. Es decir, presencia integral del Estado en zonas rurales, más educación, más oportunidades de trabajo y más libertades. También queremos diálogos más genuinos de los candidatos que nos permitan conocer sus posturas sobre las coyunturas que atacan internet: legalización de las drogas, feminismo, racismo o pobreza ya no son temas de adultos, son temas que la juventud ya ve, siente y de los que no come entero.

Hoy el llamado es a no infantilizar más a las juventudes y a las juventudes, a resistir nuevamente inscribiendo las cédulas, conociendo bien a todos los candidatos y exigiendo que nos vean como mayores de edad que pensamos, vemos la realidad y, lo más importante, ya no comemos entero. Y no, unas elecciones para los Consejos de Juventud hechas a la carrera y con mala promoción no son la manera de escuchar a los jóvenes. Los jóvenes ya están citando a nuevas marchas en marzo porque siguen sin sentirse escuchados o representados, estamos a tiempo de cambiar con nuestras conversaciones en el interior de las familias y con los jóvenes que los rodean.

ALEJANDRO HIGUERA

(Lea todas las columnas de Alejandro Higuera en EL TIEMPO aquí).

Más de Alejandro Higuera Sotomayor

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.