Sobre El Jefe

Sobre El Jefe

La novela del escritor Luis González describe a un Gaitán que uno no sabe si es real o imaginado.

25 de enero 2019 , 08:31 p.m.

NUEVA YORK. Como seguramente le debe pasar a la mitad del país, el político liberal Jorge Eliécer Gaitán ha poblado mi imaginario político desde que oía los cuentos de horror que nos contaba mi papá sobre ese proverbial 9 de abril de 1948.

De la misma manera como la muerte de Luis Carlos Galán y la de tantos otros héroes en la guerra contra los narcos, ocupa el imaginario de compatriotas que son varias décadas más jóvenes.

Pero, aunque conozco bien la vida de Galán y en general esa saga más reciente en la historia de Colombia, la vida de Gaitán –más allá del instante en que lo mataron y corrieron ríos de sangre en las aceras del centro de Bogotá– me ha sido un poco ajena.

Eso cambió (¿o tal vez no?) tras haber pasado la última página de El Jefe, la novela del escritor Luis González sobre Jorge Eliécer Gaitán, que este martes compite con otros dos excelentes trabajos literarios por el Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana 2019, que será entregado en Medellín.

Es que la novela de González –y aquí debo confesarle al lector que Luis ha sido mi cuñado desde hace casi tres décadas– describe a un Gaitán que uno no sabe si es real o imaginado, y que lo más probable es que sea fervientemente deseado por un país desilusionado con los políticos aristocráticos y, también, con los que no lo son.

El caso es que desde las páginas de este libro, el Jefe le sigue hablando a uno, en una narrativa que, al mejor estilo Marvel Comics, resucita a la Bogotá de mediados del siglo veinte con antihéroes terroríficos, como los nombres que les dieron: Mamatoco, Sangrepicha, el Puntillón, la Patasola y el Pájaro. Héroes impúdicos y mucho más brutales de lo que yo quisiera, pero ¿quién soy yo para gobernar sobre la imaginación de un novelista colombiano que quiere reinventar la historia para hacerla más absurda y, a su manera muy peculiar, más comprensible?

La Bogotá de El Jefe es una ciudad paramuna e inhóspita, pero llena de vecindarios familiares: La Perseverancia, Los Mártires, Teusaquillo, La Merced. En ella abundan enruanados, empresarios tramposos, héroes de guerra, mujeres generosas y ambiciosas. Y leguleyos, como no podría ser de otra manera. Los lectores y los jurados del premio que se entregará este martes darán el veredicto final sobre este relato iluminador, mezcla de novela policiaca y crónica política.

La dedicatoria en la copia de El Jefe que Luis González me regaló dice que la novela es muestra del abismo político que nos separa y de su incurable escepticismo. No sé si creerle, porque al final de lo que algunos definirían como una larga narrativa sobre la precariedad de la naturaleza humana, el autor da una reversa y deja plantado un párrafo en que el hijo futuro de Jorge Eliécer Gaitán nos redime de nuestro trágico y triste pasado:

“En un patio luminoso cuajado de macetas con begonias y jazmines, una mujer de candongas de oro canta un bolero mientras arrulla a un niño de meses. El infante no quiere dormir y mira el patio con una rara curiosidad. Es como si supiera que el mundo es transitorio, que lo que ahora es alguna vez no fue y que todo puede cambiar si nos aplicamos”.

Confieso que me frustra que en las páginas de este libro no sé dónde acaba la realidad y dónde empieza la ficción. Pero tampoco sé si importa, porque en el entramado apretado que es la vida, es importante saber contar el cuento.

Y eso es justamente lo que sabe hacer Luis González, quien fue economista, burócrata liberal, ganadero, estudiante de posgrado en letras latinoamericanas, simpatizante de la guerrilla, chofer de camión, latifundista y drogadicto, antes de dedicarse a escribir guiones, obras de teatro, crónicas y novelas premiadas.

Sal de la rutina

Más de Adriana La Rotta

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.