Tienes un problema

Tienes un problema

"¿Saben qué pasa con los provida? Que tienen un problema con el sexo".

09 de octubre 2020 , 10:04 p. m.

Lo más curioso de los llamados provida es que parece que odiaran todo tipo de vida distinta a la de ellos. Y, encima, se autodenominan así, provida, título inventado por y para ellos que a la larga no quiere decir nada. Están contra el aborto y la eutanasia, los extremos, pero lo que pase entre una cosa y otra les tiene sin cuidado.

Ese sánduche de ochenta años, donde la gente crece y se forma define sus inclinaciones y su forma de pensar, termina siendo un detalle menor para ellos; lo realmente importante es controlar cómo y cuándo nacemos y prohibir que nos muramos cuando se nos dé la gana, porque, según su forma de pensar, la vida es sagrada y a la larga no nos pertenece.

La vida es sagrada, pero en ocasiones están a favor del porte de armas y se guían por la Biblia, un libro anacrónico y misógino que hace apología de la muerte, lleno de masacres y lapidaciones. Cuando alguien quiere salirse de ese manual de vida impartido por un Dios que no es el de todos sacan varios comodines, uno de ellos, que se están perdiendo los valores y las buenas costumbres, como si la miseria humana en forma de guerras y traiciones, pobreza, hambre, injusticias y atropellos hubiera aparecido hace un par de décadas y no desde el comienzo de los tiempos.

Y eso pasa porque a la larga no les importa la vida, lo que les importa es tener el control, imponer sus reglas y que nada ni nadie se salga de ellas, solo eso puede darles paz mental. Ven que alguien vive o ama diferente, y se vuelven locos y toman el hecho como una ofensa personal. Lo vital no es que los demás florezcan y progresen, sino que sus estándares no los incomoden, porque para ellos la idea de cuidar a la gente no es educarla, darle las herramientas para que sea autosuficiente y asistirla solo en casos en los cuales necesite ayuda, sino meterse en todo lo que hace y darle lecciones sobre cómo debe asumir su existencia.

Y, encima, hablan por todos, declarando olímpicamente que Colombia es un país provida. Es imposible que un lugar donde llevamos siglos matándonos por la más mínima diferencia pueda ser provida. Saquean el sistema de salud, hacen recortes en la asistencia a la primera infancia y todos los años suben el presupuesto para las Fuerzas Armadas, y aun así tienen el descaro de meternos a todos en el saco de los provida. Pero si no les importa nada, ni la naturaleza ni la gente, mucho menos los niños, a los que usan para tomarse fotos durante elecciones mientras los alzan y los besan porque el negocio es decir que los quieren mucho, pero no dar un peso por ellos. Al final, lo único que quieren es sentirse seguros, anular cualquier posibilidad de que alguien llegue a pisar su jardín.

Más que provida, son antiderechos; antimujer también. Durante años se ha hablado de la supuesta envidia del falo que sienten las mujeres hacia los hombres, cuando todo indica que es exactamente al revés: es como si los hombres las odiáramos porque envidiamos su capacidad de producir vida. Incluso, más que antiderechos y antimujer, ¿saben qué pasa con los provida? Que tienen un problema con el sexo. Les gusta, como a cualquiera, pero hacen como si no porque les puede la culpa, que es de lo inútil que existe. La ven como un freno, cuando en realidad es gasolina pura si se sabe manejar. Sienten el sexo como algo sucio, como pecado, y todo aquel que lo disfrute de la manera como le plazca está ofendiendo al creador.

Más que una fuente de placer, sus genitales son una carga, y no soportan tener que complacerlos cuando oyen su llamado, quizá temerosos de descubrir que les gusta algo que no está aprobado en la Biblia. ¿Por qué les molestan las decisiones que toman los demás? ¿Por qué usan a Dios como excusa cuando los que tienen un problema resuelto son ellos?

ADOLFO ZABLEH DURÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.