close
close
Secciones
Síguenos en:
Baby Yoda como arma

Baby Yoda como arma

Lo que de verdad representa el bebé intergaláctico es el imperio que está construyendo Disney.

18 de diciembre 2020 , 09:25 p. m.

No saben el miedo que me da Baby Yoda, el tierno personaje de Disney que hace las delicias de chicos y grandes en todo el mundo. La fachada es divina, imposible negarlo, el terror viene cuando se mira más allá de lo que muestra en apariencia. Lo que de verdad representa el bebé intergaláctico es el imperio que está construyendo la compañía norteamericana, acaparando todo lo que esté a su alcance. Marvel y Pixar, ESPN y Fox, ABC, National Geographic y la saga de Star Wars, además de hoteles y parques de diversión; todo es suyo, un conglomerado que hace rato superó los quinientos mil millones de dólares, según Forbes. Y parece que las adquisiciones no van a parar, un día usted va a llegar a su casa y no va a poder entrar porque la compró Disney.

Muy lindo Baby Yoda y todo lo que quieran, pero la codicia y el acaparamiento no me parecen buenas cosas, vengan de quien vengan; son precisamente lo que han ayudado a hacer de este mundo el desastre progresivo que es, la vieja premisa de querer siempre más y nunca saciarse. Los aficionados a las teorías de la conspiración creen que la mejor forma de controlarnos no es con violencia, sino distrayéndonos, y puede ser cierto.

No hay régimen más eficaz que el capitalismo salvaje, que nos aliena a través del placer y no del miedo, que a punta de banalidades nos llena de entretenciones para que no nos demos cuenta de lo que está pasando, sea lo que sea que esté pasando. Yo no sé si esté bien o mal, solo digo que es más rentable conquistarnos a punta de teléfonos inteligentes y series que poniéndonos una pistola en la cabeza. Hemos construido el mundo para que nos arruine aquello que más amamos, y amamos la televisión por encima de todo.

Esto lo tienen tan claro en Disney que todo lo han logrado sin empuñar un arma ni invadir ningún país, apenas con estrategias, historias y personajes fáciles de querer. Iniciaron un imperio con un ratón y ahora lo están ampliando hasta límites inimaginables con este ser de otro mundo que, según las reseñas que encontré sobre él, se llama Grogu, tiene 50 años de edad y mide apenas 42 centímetros. Chiquito, de edad avanzada, lindo por fuera y no tan lindo por dentro; si analizas bien, descubres que Baby Yoda es Uribe.

Y no sé cómo lo hacen, pero son unos genios capaces de lograr que hasta los más rebeldes se rindan a los pies del pequeño cachetoncito (Baby Yoda, quiero decir, no Uribe). Por ejemplo, tengo una amiga que combate todo lo que el manual del biempensantismo dice que hay que combatir: no soporta el machismo, el racismo, el esclavismo, el clasismo ni la gordofobia, cancela a todo aquel que piense diferente a ella o que muestre simpatía por Trump y el Centro Democrático. Eso sí, le pones a Baby Yoda al frente y se pone a llorar de la emoción y se olvida de todas las causas sociales por las que lucha; en resumen, la debilitas, como si a Supermán le dieras kriptonita.

Son hábiles esas grandes empresas audiovisuales, nos hacen renunciar a nuestros ideales sin que nos demos cuenta, o teniéndolo claro, pero que no nos importe mucho. Medio mundo dice estar en contra de las riquezas exageradas, la desigualdad y el acaparamiento, pero sacan Disney+ y se suscriben de inmediato. Yo no he caído aún, pero el otro año se vienen con una plataforma de deportes en vivo a la que sé que me voy a suscribir sin pensarlo. Menos mal yo no tengo conciencia social, no soy activista y me tiene sin cuidado el futuro del mundo, porque si fuera como mi amiga me odiaría tanto por ser tan incongruente que no sería capaz ni de mirarme al espejo.

Cada vez hay más plataformas de video que cobran por cosas que hasta ahora no valían o costaban muy poco. A este paso, lo único que se podrá ver gratis es Prevención y acción, el programa presentado por ese que nuestro Baby Yoda dijo que votáramos.

Adolfo Zableh Durán

Más de Adolfo Zableh Durán

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.