close
close
Secciones
Síguenos en:
¿Y ellas qué?

¿Y ellas qué?

Han sido contadas las veces que he escuchado sobre las trabajadoras sexuales en estos tiempos.

SEÑOR DIRECTOR:

Durante la pandemia de covid-19 hemos escuchado hablar de cómo se vieron afectadas las personas a nivel social y económico, y de cómo las grandes empresas tuvieron que reinventarse para sobrellevar la situación. Pero han sido contadas las veces que he escuchado sobre las trabajadoras sexuales en estos tiempos.

Muchas de estas mujeres son cabeza de hogar y siguieron ejerciendo el trabajo sexual a pesar de las restricciones que implementó el Gobierno para disminuir los contagios, pues el hambre no da espera. Algunas pudieron salir adelante gracias a las ayudas brindadas por ciertas fundaciones, pero esta suerte no fue de todas, y muchas fueron alcanzadas por el covid-19 y perdieron la batalla.

Esto me hace cuestionar: ¿por qué Colombia sigue manteniendo cierto tabú ante esta población? ¿Por qué tenemos que referirnos de manera grosera y ofensiva a estas mujeres que ejercen el trabajo sexual?

Sin duda, a toda la población colombiana todavía nos falta mucha empatía, saber que no todos enfrentamos las situaciones de la misma manera y que, sin importar a que nos dediquemos, somos seres humanos que merecemos respeto y que se hagan valer nuestros derechos.

Gabriela Porras Hernández

Seguridad en Barranquilla

SEÑOR DIRECTOR:

Excelente trabajo el de las autoridades por recuperar el control de la ciudad. Me parece muy honesto de parte del alcalde que haya reconocido que están fallando las estrategias, pero que se deben buscar soluciones rápidas. Hay que tomar medidas ya. Alternativas como la militarización de la ciudad por algunos días han demostrado que pueden servir. Otras posibles soluciones son aumentar el personal de la Policía para que ejerza mayor control de la ciudad y poner cámaras de seguridad por todas las calles. Un aspecto complementario es ayudar a los jóvenes vulnerables con rehabilitaciones. A quienes quieran salir de esas condiciones de vida, el Gobierno debe poder darles una oportunidad de estudio.

Santiago Valderrama

Voto consciente

SEÑOR DIRECTOR:

Las elecciones presidenciales que se avecinan necesitan una mirada profunda a los candidatos. Alejandro Gaviria, rector de la Universidad de los Andes, exministro de Salud, catedrático y también escritor, recién anunció su postulación y ya cuenta con el apoyo de varios sectores, voluntarios y hasta usuarios de las redes sociales.

Me llama la atención que en una entrevista para este diario, Gaviria haya manifestado que uno de sus propósitos es salir de la polarización. Una tarea que suena fácil decirla, pero hacerla... no tanto. Más en un país como el nuestro, cansado de que nos señalen de ‘derecha o izquierda’ y en medio de extremos, que hacen mucho daño.

Definitivamente, las opciones son complejas y las próximas elecciones necesitan de ciudadanos que voten a conciencia, y no aquellos que se queden con bonitos discursos o promesas de políticos que no conocen. Nuestro país necesita un presidente que de verdad nos represente.

Carolina Plata G.

MÁS CARTAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.