Secciones
Síguenos en:
Un panorama desolador

Un panorama desolador

Pocos cuidan la biodiversidad y quienes lo hacen son amenazados o asesinados.

SEÑOR DIRECTOR: 

¿Retorno o no retorno? Así titula el ecologista Andrés Hurtado García su columna del pasado miércoles en este diario, y es pesimista sobre el futuro del medioambiente en el mundo. Es decir, sobre la Tierra y sobre la vida toda en ella. Razón tiene.

No obstante las cumbres y de algunos esfuerzos, cada vez los pulmones del mundo, como la selva amazónica, son arrasados. No a golpe de hacha, como antes, sino con motosierra, que hace por 20, y ahora es la herramienta predilecta. Y así es en todo el país y en muchos otros. Estas máquinas rugen por doquier y las autoridades no controlan.

La ganadería extensiva cada vez gana más potreros a costa de las selvas. Se tumban árboles junto a las vertientes. No hay un programa serio de cultivos maderables, de reforestar y reponer los árboles caídos. Pocos cuidan la biodiversidad y quienes lo hacen son amenazados o asesinados. ¿Habrá un panorama más desolador?

Dagoberto Castaño Paredes

Motivos de inconformidad

SEÑOR DIRECTOR:

La inconformidad de la mayoría del pueblo se justifica en el desproporcionado número de congresistas con altísimos sueldos y gabelas, que contrastan con los bajos ingresos del resto de trabajadores. Esta situación ha llegado a afectar las relaciones interpersonales, pues ya ningún joven organiza toldo aparte para convivir con su futura familia, pues su bajísimo salario se lo impide.

Otro motivo de insatisfacción generalizada es la ausencia de justicia, al observar que los ladrones de cuello blanco gozan de privilegios como la detención domiciliaria, sin devolver lo robado. Y también la nefasta figura jurídica de vencimiento de términos, en la cual se apoyan personas de todo pelambre para obtener su libertad.

Estas y otras causas de mala gestión administrativa pueden servir a los aspirantes a la presidencia como argumento para sustentar sus nuevos proyectos de gobierno.

Héctor-Bruno Fernández Gómez

Invasión de andenes

SEÑOR DIRECTOR:

Se está hablando de parqueo en calle. Pagando, claro, porque ya se usa, pero gratis. La invasión de andenes es impresionante. En casi toda la ciudad. No hay conciencia y al ciudadano de a pie le toca bajarse a la a calle. Hay talleres en los andenes y hasta carros vendiendo de todo. En Chapinero, en la carrera 13 y la 11 al norte. En la avenida La Esperanza, la cien, y en Fontibón. No hay por dónde. ¿Y la autoridad? Todos tenemos derechos, pero se necesita orden.

Lucila González de M.

El POT y la 7.ª

SEÑOR DIRECTOR:

Grave el nuevo POT que piensan aprobar en el que se propone peatonalizar parte de la carrera séptima hasta la calle 40. Actualmente, de la calle 26 a la Catedral hay mucho desorden, basura, grafitis, indigencia y ventas de cachivaches... Eso se va a volver un embudo. Lo mejor es dejar los 3 carriles por sentido. Más bien, que se hagan los puentes vehiculares y deprimidos que ya estaban diseñados para darle más velocidad al transporte masivo en la séptima y así lograr el tiempo de viaje de 50 minutos entre la calle 206 y el 20 de Julio.

José Otto Guerrero Munévar

MÁS CARTAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.