Que no se sigan robando personas / Foro del lector

Que no se sigan robando personas / Foro del lector

En Colombia hay secuestrados aún, movilicémonos por ellos, no descansemos hasta verlos regresar.

Por: Foro del lector
10 de octubre 2018 , 01:52 a.m.

Señor Director:

Seguramente quedan muchas preguntas por resolver -los autores-, pero el hecho es que el niño Cristo José, que había sido secuestrado el pasado 3 de octubre en Norte de Santander, fue liberado. Eso produce una alegría inmensa. Esto se dio, creo, por la presión de las Fuerzas Armadas y porque Colombia se puso en pie. Las palabras que le escuché a la madre del niño son una lección de fe, de gratitud, pero, a la vez, un mensaje de paz. Me conmovió que el niño dijera, en su inocencia, “me robaron”, no “me secuestraron”. Pero eso es: a los secuestrados se los roban, y con ellos, su libertad y sus derechos. Por los móviles que sean, este delito no debe continuar en nuestro suelo. Todos tenemos que repudiarlo, ser solidarios y colaborar con las autoridades.

En Colombia hay secuestrados aún, movilicémonos por ellos en escenarios públicos, no descansemos hasta verlos regresar. Esa presión es valiosa para que no se sigan robando personas.

Ángel María Aguilar

Señor Director:

Gracias, pero no para los monstruos que secuestraron a Cristo José, un pequeñín inocente e indefenso de 5 años. Gracias por “liberarlo”, ojalá en nombre de sus propias mamás y quizás de sus propios hijos. Porque hoy, Cristo José está en su hogar, con su familia, sus amiguitos, su escuela. ¿Tocará agradecerles porque no tomaron la terrible vía de asesinarlo, cobardes y monstruos como son? ¡No! Es gracias a la mamá, valiente en medio de su espantosa angustia, que nos alentó a esperar lo mejor. Gracias a nuestro Ejército, al presidente Duque, a los colombianos todos, porque fuimos uno solo, rogando por el niño, con su corazoncito palpitando en los nuestros.

Entonces, sí, ¡gracias, Colombia! ¡Cristo José está entre nosotros! Ilse Bartels L.

Un país infractor

Señor Director:

En Colombia se crean leyes y normas todos los días, pero poco se cumplen. Por ejemplo, siguen los bicitaxis con motor, las pipetas de gas en los puestos de comida callejera, se cuelan a diario en el TransMilenio, los taxistas y mucho carro particular se pasan el semáforo en rojo, el límite del volumen de altavoces y parlantes es muy alto, etc. ¿Qué podemos esperar de un país altamente infractor de sus leyes y normas de conducta? ¡La corrupción!

Néstor Raúl Baquero Amaya
Bogotá

La vida por 2.200 pesos

Señor Director:

En los últimos días se han visto noticias sobre jóvenes y adultos que han sido víctimas de su propio engaño, personas que, por ‘dárselas de vivas’, tratan de colarse en estaciones de TransMilenio y terminan golpeadas, atrapadas por las autoridades o, en el peor de los casos, atropelladas por los articulados. La cifra de personas que –por no pagar $ 2.200 de pasaje– sufren lesiones personales es de 10 muertos y 18 accidentados. No basta atrapar a los colados y hacerlos limpiar las estaciones si al finalizar la labor siguen actuando de la misma manera, pues nadie ve las consecuencias que hay detrás de un acto vandálico. Que los $ 2.200 del pasaje no le cuesten la vida a usted. Jennifer M. López Vega

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.