Ojalá recapaciten / Foro del lector

Ojalá recapaciten / Foro del lector

Enfermedades y pueblos heridos por siempre. Eso son las guerras en mayor o menor escala.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de noviembre 2018 , 07:33 p.m.

Señor Director:

Por estos días estuvimos de aniversario del fin de la guerra de guerras: la Primera Guerra Mundial, que dejó más de 10 millones de muertos. Unos dicen que 30 millones. Y dejó miseria, enfermedades y pueblos heridos por siempre. Eso son las guerras en mayor o menor escala. Así sean conflictos internos. Siempre hay muertes, desplazamientos, dolor y ruina. Eso es lo que dejan los odios. Aquí, el proceso de paz silenció miles de fusiles, pero faltan muchos más. Lástima que, por ejemplo, el Eln no lo entienda y siga causando daño al mismo pueblo. ¿No les duele a sus combatientes atacar a sus propios paisanos y a veces familiares? ¿Están tan engañados? Ojalá recapaciten, empezando por sus jefes.Lucila González de M.

Observaciones a un paseo

Señor Director:

Me refiero al paseo que se promociona a Zipaquirá y Cajicá en el tren de la Sabana. Antes que nada, parece que las autoridades viales no tienen idea de lo que significa para el turista poder cruzar la estación de la av. 9.ª con calle 110. Es imposible, sin correr el riesgo de tener un accidente. Los carros vienen a toda velocidad y no hay ni un semáforo ni un paso peatonal que permita hacer ese cruce a muchas cuadras a la distancia. Así mismo, esa estación deja mucho que desear en cuanto a comodidad y servicio para quien está esperando. Y ni hablemos de la odisea para subirse al tren, sin una escalera adicional, dada la altura del estribo del mismo, que no siempre le ofrecen al usuario, pues son escasas para el número de vagones. Para una persona mayor es un inconveniente insalvable sin la ayuda de otros pasajeros de buena voluntad.

Respecto al personal que atiende y vende dentro del tren, deberían estar todos con un uniforme que los identifique. En cada estación debe haber personal uniformado que sepa dar información sobre la ciudad o pueblo que se visita y que esté atento con las escalerillas (una por cada puerta) para bajar y subir cómodamente. Como postre del paseo, al llegar, de regreso a Bogotá, el tren no nos dejó exactamente en la estación, sino “en la mitad de la nada”.

Hicimos ese paseo con un grupo de amigas y nos dio vergüenza ajena ver que había tantos extranjeros que, indudablemente, no se sintieron cómodos con todos estos inconvenientes, y dudamos de que vuelvan o lo recomienden a otros turistas.

Haydée A. Chiapero B.
Bogotá

Comportamientos en TransMilenio

Señor Director:

Si en algo ha decaído el sistema TransMilenio es en calidad y servicio. Entre otros de los males que lo aquejan, parte de los colados y los vándalos, que son el cáncer del sistema, están los que se lanzan –casi antes de que el bus pare y abra las puestas– en busca de una silla y queriendo entrar cinco donde solo caben dos. Están aquellos a los que no les basta una silla, sino que se sientan con las piernas en ángulo de 45°, ocupando todo el espacio. También los que llevan bolsos o maletines a la espalda, ocupando más espacio, en especial en los pasillos o en las puertas; de igual manera, los que, así el bus esté lleno, se aferran de los soportes a lado y lado del pasillo. ¿Será posible que esto se pueda corregir? Luis Rodríguez C.

Sal de la rutina

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.