Secciones
Síguenos en:
No es el POT de Petro

No es el POT de Petro

El POT vigente es el 190 de 2004, sancionado por decreto por el alcalde Luis Eduardo Garzón.

SEÑOR DIRECTOR:

Ante reiteradas informaciones de prensa que dicen que el POT de Petro se encuentra vigente, me permito aclarar que esto no es correcto.

El POT vigente es el 190 de 2004, sancionado por decreto por el alcalde Luis Eduardo Garzón. Petro sancionó dos revisiones del POT, también por decreto, que tuvieron vida efímera, pero se cayeron por flagrantes y malintencionados vicios de forma, como aquel que los sancionó a pesar de que el Concejo de la ciudad se pronunció con un no rotundo. Finalmente, desde el punto de vista urbanístico y arquitectónico, el decreto 562, uno de los que sancionó Petro, fue desastroso para el espacio urbano en términos espaciales, plásticos y de escala.

Andrés Trujillo Mosquera

Cuidar la salud mental

SEÑOR DIRECTOR:

El cerebro humano es el órgano que dicta los parámetros sobre las decisiones que tomamos en nuestras vidas. Él trabaja 24/7 sin un día de descanso al año. Con la globalización y el modo de vida a todo dar, su funcionamiento se ha desbordado, al punto del colapso. Esto se traduce en estrés, depresión, suicidio, en términos impactantes, pero que han venido conviviendo con nosotros silenciosamente. Con la pandemia, las enfermedades de salud mental se recrudecieron, lo que nos puso en alerta máxima para que entendamos que nuestra mente y cerebro se enferman y debemos cuidarlos buscando ayuda profesional. Hay que derrumbar mitos de que eso es ‘para los locos’. Según la OMS, de cada 100 muertes, una es por suicidio. Así que es momento de pensar en la importancia de cuidar de la salud mental. Y es hora de hacer un llamado al Estado para que se vuelva un tema prioritario en salud pública. Y no menos importante, que cada persona se pregunté cómo está su salud mental.

Carol Garzón Lozano

Marchas desinformadas

SEÑOR DIRECTOR:

La polarización que enfrenta nuestro país supera las fronteras. En las calles de Madrid, el domingo pasado, un grupo de colombianos salieron a protestar en contra de la visita del presidente Duque. Tuve la oportunidad de preguntarles a algunos de ellos sobre el motivo real de la marcha. Las respuestas fueron varias y diferentes: por las infortunadas declaraciones del embajador Plata sobre la invitación de escritores ‘neutros’ a la Feria del libro en Madrid; porque nos están matando (?); por la muerte de líderes sociales; por las muertes ocurridas durante las marchas de los pasados meses de abril-mayo; y por la violencia y hambre que vive Colombia. Quise profundizar sobre cuánto conocían realmente los colombianos marchantes los temas relacionados con la razón de sus consignas, y me sorprendió su nivel de desinformación. En la mayoría de los casos deduje que recitaban un libreto, que marchaban por marchar o por seguir las recomendaciones de alguien.

Para un observador ignorante de nuestra realidad, las consignas de los colombianos en las calles madrileñas nos muestran como nación que se vive bajo un régimen dictatorial, y que es una un país caótico e inviable.

Sentí mucha tristeza, tenemos problemas, pero estamos muy lejos de lo que se pretendió demostrar el domingo en Madrid.

Mario Patino Morris
Madrid (España)

MÁS CARTAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.