No dejen que cunda el miedo

No dejen que cunda el miedo

Por el camino que vamos, pocos serán los que se la jueguen por representar a sus comunidades.

Por: Cartas del lector
14 de enero 2019 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Acerca de su editorial ‘El asedio a los líderes sociales’ (13-01-2019), los motivos expuestos para el recurrente asesinato son claros. El narcotráfico, la minería ilegal y las bandas criminales son los principales. A todos les interesa sembrar miedo para que nadie se les atraviese en el negocio criminal, y que no haya honestos representantes sociales que orienten a la gente y la defiendan en sus derechos, especialmente en zonas donde el Estado no hace presencia. Cambiar esta situación es el reto. Pero no solo con presencia militar. Se necesitan Fiscalía, jueces, Defensoría del Pueblo, policía rural, educación y oportunidades de trabajo honesto.

El Gobierno tiene que hacer esfuerzos grandes para que esto se logre. Sin olvidar, que también hay quienes quieren seguir deforestando a sus anchas y los defensores medioambientales están en peligro.

¿No será que los mismos reinsertados pueden volverse guardabosques adscritos a las CAR? Ejército debe copar las zonas dejadas por la guerrilla, con cuarteles bien hechos para hacer presencia militar e inteligencia. El propósito es que la gente confíe en los representantes del Estado para que denuncie y se sienta respaldada; que no cunda el miedo es urgente, pues por el camino que vamos, pocos serán los que se la jueguen por representar a sus comunidades.

Ángel María Aguilar

La salida de Maduro

Señor Director:

Todo lo que sin violencia contribuya a la salida de Maduro para rescatar y salvar a Venezuela del oprobioso régimen socialista bolivariano del siglo XXI, debe ser respaldado y apoyado por la comunidad democrática internacional y los organismos supranacionales. El oprimido, atemorizado e inerme pueblo venezolano, hoy sin alimentos ni medicinas, no tiene cómo defenderse y por eso huye a Colombia y a otras naciones en busca de ayuda humanitaria. Ojalá la patriótica y arriesgada intención de la Asamblea Nacional de Venezuela de asumir en cabeza de su primer dignatario Juan Guaidó las competencias como presidente encargado de esa república, para encaminarla a una transición, cuente con la ayuda y cooperación interna y externa, y que los miembros de ese legítimo órgano legislativo no se conviertan en otras vejadas víctimas del villano dictador.

Luis Iván Perdomo Cerquera

Volver a la realidad

Señor Director:

Regresando de las pasadas festividades de fin de año y de los carnavales, los colombianos nos encontramos con la realidad del país.

Siguen los trancones, los imparables asesinatos de líderes sociales -a la fecha ya van siete este año-, las ciudades llenas de venezolanos que huyen del régimen de Maduro, aumentan los cultivos de coca, alzas en todo lo de la canasta familiar, servicios públicos, multas, trámites; suben un salario que para nada alcanza y comienza el calvario de los padres de familia.

Hoy vivimos una gran incertidumbre, sin saber a ciencia cierta qué otras ‘sorpresas’ nos deparará el Gobierno este nuevo año.

Rafael Antonio Córdoba Ardila

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.