La fuerza de la unión

La fuerza de la unión

Cuando el pueblo se une, siempre vence. Ahora lo hemos visto gracias a la liberación de Cristo José.

Por: Cartas del lector
14 de octubre 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Cuando el pueblo se une, siempre vence. Ahora lo hemos visto gracias a la liberación de Cristo José. Así mismo, no podemos aceptar que sigan ocurriendo estos acontecimientos; debemos comprender que solo cuidándonos los unos a los otros lograremos hacer una mejor Colombia.

Hoy tenemos la alegría de ver al niño de nuevo en su hogar, pero no hay que rendirnos, porque no es el único caso ocurrido. Hay que cambiar el destino de aquellos que fueron obligados a vivir de modo diferente, y luchar por permitir que todos disfrutemos de una vida digna, como se debe, una vida de derechos, deberes, valores, amor y respeto.

Paola Rubiano Pineda
Bogotá

Contra la corrupción

Señor Director:

San Andrés es uno de los lugares del país que más han sufrido la corrupción, como La Guajira. Gente que muere de hambre o en condiciones no aptas para vivir a causa de esta problemática nacional. Esto es lo que vive actualmente gran parte de la isla. La captura del gobernador Ronald Housny Jaller, señalado de estar relacionado con contratos de unos 120.000 millones de pesos y recibir de estos unos 11.000 millones de coimas, además de formar parte de un “esquema de corrupción”, es un ejemplo de que no estamos bien en el país en esta materia. Esto exige que el presidente Duque cumpla con la promesa de acabar con la corrupción en Colombia y empiece a tomar medidas drásticas con todos estos personajes que hacen fiestas con el dinero de la nación.

Kevin Hudgson Roldán

¿Qué se hace contra el analfabetismo?

Señor Director:

Un hombre de origen rural de unos 60 años -transparente, como son todos nuestros campesinos- me pide que le diga cómo facturar un examen en el hospital de Chapinero. Con gusto le informo sobre el buen servicio de esta IPS, la asignación del turno electrónico y cómo, mediante los monitores, los usuarios sabemos adónde dirigirnos sin menoscabo. Asiente, mas me susurra que no sabe leer, por lo cual me ofrezco a indicarle cómo.

En las calles, universitarios bloquean la capital, pidiendo más dinero para pregrados, posgrados, doctorados e inversión. ¿Y para reducir el analfabetismo de nuestros adultos, qué? Por su derecho, ¿quién de entre los protestantes pide algo para ellos? ¿Qué estamos haciendo por estos compatriotas, sobre todo del campo, para sacarlos de esta vorágine? Una tragedia social, un dolor de patria, una espina en el corazón, una tristeza inconmensurable. Mientras haya un solo analfabeta en este país, todos lo somos.

Dalia Valero
Bogotá

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.