Gracias, profesor Pékerman

Gracias, profesor Pékerman

Profesor Pékerman: muchas gracias por las inolvidables alegrías que le entregó al país.

Por: CARTAS DEL LECTOR
05 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Una vez conocida la noticia de la no continuidad del profesor Pékerman, lo único que debemos es agradecerle sobremanera porque nos consiguió unir como país sin distingos de ninguna naturaleza, raza, religión o partido político.

Rafael Colmenares G.

Señor Director:
Pékerman debió de seguir con la dirección de la Selección Colombia. Parecería que la Federación Colombiana de Fútbol no hizo fuerza para que se quedara. Un ser humano de esa categoría cívica, la que siempre emana en toda ocasión, es difícil de conseguir en el fútbol profesional de América. Él generó un entramado de transparencia y seriedad en la selección y estructuración de sus talentos. Entregó unos resultados futbolísticos inéditos: creó historia. Colombia venía llena de mediocridades y amiguismos que no la dejaban crecer con categoría. El presidente Santos tuvo mucho que ver en el cambio, cuando "pidió" un técnico extranjero. Profesor Pékerman: muchas gracias por las inolvidables alegrías que le entregó al país.

Rogelio Vallejo Obando

La tragedia de la droga

Señor Director:
En un medio radial, un padre colombiano comentó la tragedia que vive con su hijo de 17 años, quien cayó en la droga. En el dramático relato se refleja la impotencia del padre ante la dolorosa realidad de los hechos. El llamado que hace no se refiere a la situación de su hijo, que él, infortunadamente, califica como un caso perdido. El buen señor invoca al Gobierno y a las autoridades para que, de alguna forma, controlen la actividad del microtráfico, uno de los causantes de la tragedia del joven. Es que por culpa de algunos conceptos que llevan años discutiéndose en foros, tales como el libre desarrollo de la personalidad, la dosis personal permitida, la legalización de la droga, etc., nuestra juventud se está perdiendo en un exceso de libertinaje, sumado a la pérdida de valores familiares, civiles y cristianos.

El consumo legal o ilegal de las drogas nunca ha dejado nada bueno. En cambio, sí podemos hablar de tragedias familiares, inversión de los valores éticos, asesinatos, narcotráfico, erosión, lavado de dinero, clases emergentes... y la terrible estigmatización de los colombianos ante el mundo. No podemos seguir ignorando algo tan grave que está carcomiendo todos los estamentos de nuestra sociedad, por causa de una legislación que limita el actuar policial, además de la ausencia de una justicia efectiva.

Mario Patiño Morris

Necesitamos unión

Señor Director:
La corrupción, el narcotráfico la inseguridad... todos son problemas urgentes de tratar. Sin olvidar los miles de venezolanos que están en nuestro país. Hay que ser solidarios con ellos y ofrecerles empleo, pero sin desconocer que los colombianos también necesitan laborar. Hay muchas quejas de que a los venezolanos les pagan menos, sacrificando el trabajo de los colombianos. Pero quiero insistir en la corrupción. No podemos perder este momento, necesitamos unión, sin distingos de partidos y compromiso del Congreso. Ojalá el presidente Duque continúe con esa bandera, que fue promesa de su campaña.

Carmen Rosa Novoa

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.