El sendero de Las Mariposas / FORO DEL LECTOR

El sendero de Las Mariposas / FORO DEL LECTOR

Hay que gestionarlo urgentemente, pues todos sabemos del latente potencial de incendios forestales.

Por: FORO DEL LECTOR
02 de diciembre 2019 , 07:00 p.m.

SEÑOR DIRECTOR:

Me refiero a su editorial ‘Sendero de la montaña’ (2-12-2019). El Circuito Ambiental de Bogotá tiene los siguientes componentes:
Sendero de Las Mariposas. Vertientes este-oeste (Tunjuelo, Fucha, Arzobispo, San Francisco, La Vieja, El Virrey, Negro y otros). Los humedales (Tibanica, La Vaca, El Burro, Jaboque, Juan Amarillo). El río Bogotá. Componentes todos de la estructura ecológica principal, sin duda alguna, y nuestro deber es protegerlos y cuidarlos. La mejor forma de hacerlo es restaurarlos, configurarlos como ‘aulas ambientales’ y generar una nueva frontera recreativa para la ciudad, que sería un hito mundial de cerca 30’000.000 de metros cuadrados de áreas verdes protegidas y de características excepcionales.
El sendero de Las Mariposas hay que gestionarlo urgentemente, pues todos sabemos del latente potencial de incendios forestales. En términos técnicos, su función principal es de ‘cortafuegos’. No se entiende, entonces, cómo el aparato judicial se opone a esta urgentísima necesidad. Estamos corriendo un alto riesgo al no tener la principal herramienta de preservación para el bello bosque andino.

Andrés Trujillo Mosquera
Bogotá

La vía Bogotá-Bucaramanga

SEÑOR DIRECTOR:

En esta época de aguinaldos, los santandereanos pedimos al Gobierno que se acuerde de Santander, tierra que ha dado a Colombia tantos próceres e ilustres ciudadanos, tantas riquezas, tantas regalías, tanta energía.
Le pedimos, señor Presidente, nos ayude con la terminación de la proyectada, hace más de 80 años, autopista Bogotá-Bucaramanga.
Gobiernos anteriores la llevaron hasta Tunja y ahí pararon con la vía de doble carril con separador; el resto, Tunja-Bucaramanga, es un suplicio; es un peligro; es una culebra de vía llena de curvas de un solo carril, invadida de tractomulas y, de ñapa, casi que totalmente señalizada con línea doble continua de prohibido sobrepaso. Santander también es Colombia.

Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

¿Y los derechos de los demás?

SEÑOR DIRECTOR:

El país se regocijó porque, el pasado miércoles 27 de noviembre, la protesta no destruyó la infraestructura de la ciudad y solamente unos pocos vándalos entraron a saquear un almacén. Sin embargo, es increíble que en un país civilizado, por la protesta de unas minorías, los negocios deban cerrar, los usuarios del transporte público –que es el primero que bloquean– deban caminar varias horas para llegar a sus hogares, los servicios médicos se dejen de utilizar por no poder llegar los pacientes, las vías se cierren, generando un caos terrible... Se oyen voces para acabar con el Esmad, y yo me pregunto: si así como estamos, unos pocos le afectan la vida a la gran mayoría, ¿cómo sería dejarlos a su libre albedrío, disponiendo a sus anchas de toda la ciudad?
La verdadera protesta pacífica, que es un derecho, es aquella en la cual se manifiesta la inconformidad, pero respetando los derechos de los demás. La democracia dice que las decisiones se adoptan por mayoría. Por eso, ¡ni una protesta más que afecte los derechos de las mayorías!

Luis Alberto Ordóñez, Ph. D.

Empodera tu conocimiento

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.