Grandes edificios en La Cabrera / FORO DEL LECTOR

Grandes edificios en La Cabrera / FORO DEL LECTOR

Hasta con los bienes de conservación arquitectónica se han metido.

Por: FORO DEL LECTOR 
12 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

SEÑOR DIRECTOR:

¿Qué pasa cuando una gran cantidad de personas, tal vez miles, han vivido en un sector tranquilo, bello, con buen aire, a algunas horas congestionado pero que se acepta porque vivimos en Bogotá, y de la noche a la mañana, su barrio, La Cabrera, se está viendo invadido por moles de edificios de 30 pisos, que traerán el colapso total? Los servicios públicos serán insuficientes, y ampliarlos implicará romper calles y andenes durante varios años para abastecer la nueva demanda, además de que la congestión vehicular será caótica. Todo se debe a la ambición de los constructores e inversionistas que, apoyados por nuevas normas urbanísticas, y con argucias non sanctas, pasan por encima de los derechos de los ciudadanos. Hasta con los bienes de conservación arquitectónica se han metido, proponiendo intervenciones con argumentos que, todos sabemos, no se ajustan a la verdad. ¿Habrá una entidad o una persona o un brujo que pueda mirar lo que está pasando en el sector, se ponga la mano en el corazón y, atendiendo a la justicia, ayude a parar este desenfreno?

Amparo Ángel
Compositora, pianista

El truco de la pinchada

SEÑOR DIRECTOR:

En días pasados, al transitar por la calle 80, cien metros antes del puente de Guadua sobre el río Bogotá, en sentido oriente-occidente, el vehículo en que viajaba fue pinchado por un muy elaborado artefacto colocado con el objeto de dañar completamente la llanta. Al momento apareció un personaje, con compresor y herramienta, para colaborarme. El sistema es hacer que la víctima vaya hasta el montallantas cercano y allí sufrir todo tipo de trampas para lograr extraerle hasta un millón de pesos por el arreglo de los daños causados por ellos a la llanta pinchada y las demás. Lo absolutamente desconsolador es que todos saben esto: los residentes de la zona, los trabajadores del sector, las autoridades que permanecen allí. Pero nadie hace nada.

Héctor Gabriel Vargas Espinosa

Tractomulas pegadas

SEÑOR DIRECTOR:

El día lunes 9 de noviembre 2019 salí de Guaduas con destino a Bogotá. Todo muy bonito, buena carretera y todo bien, hasta que se alcanzaron 5 tractomulas, pegadas una de la otra, sin un espacio entre ellas para ir pasándolas, y aquí viene mi inquietud: quién controla este hecho, y si ellos pueden hacer eso. Aquí es cuando uno ve la realidad de los accidentes de carretera. ¿Qué se hace en estas circunstancias? Considerar el momento apropiado y pisar el acelerador a fondo, pero el accidente viene cuando los cálculos fallan y aparece el vehículo que no se vio o fue más rápido. Esto no es nuevo, y las autoridades deben saberlo. De La Línea, ni hablar. Pero ¿por qué se permite esto si está el juego la vida de muchas personas que, desesperadas esperando vía, se lanzan? Ojalá hagan que nuestro viaje a estas regiones, Guaduas, Honda, La Dorada, se vuelvan momentos gratos y no tener que decir como mi familiar acompañante: “No compro por estos lados, ni loca” (viajó con deseos de comprar una pequeña finca de descanso). No es cosa del otro mundo hacer que estos señores en carretera respeten los demás vehículos.

Mariela Castaño D.

Empodera tu conocimiento

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.