Deben decir la verdad

Deben decir la verdad

Es triste, y a la vez produce indignación, que Timochenko niegue que las Farc reclutaban menores.

Por: Cartas del lector
13 de septiembre 2020 , 12:00 a. m.

Señor Director:

Es triste, y a la vez produce indignación, que Timochenko niegue que las Farc reclutaban menores, cuando hay tantos testimonios de sus propios excombatientes. Lo mismo que allí practicaban abortos y cometían abuso sexual.

La verdad es una condición ineludible en el acuerdo de paz. Ella y la reparación la esperan miles de víctimas. Fueron muchos años de guerra, en los que se veían menores en las filas. Todos los colombianos, los que respaldamos la paz firmada y los que no, la debemos exigir, lo mismo que la comunidad internacional, que haya verdad.

Ángel María Aguilar
Bogotá

Ni siquiera sabemos protestar

Señor Director:

Estoy abrumada con tanto suceso violento que ocurre en el “país más feliz del mundo”, nada más contradictorio. Estoy de acuerdo con las manifestaciones y los reproches contra tanta inequidad, tanto problema de orden social. Pero no sabemos protestar en paz. Qué lamentable, porque hasta para protestar somos mediocres. Siempre termina todo en actos vandálicos, casi que salvajes, absolutamente reprochables. No hay que descargar nuestras iras contra cajeros, vitrinas, buses, estaciones de policía, ya que estos no fueron los responsables, pero la turba enardecida no piensa y arrasa hasta con la vida de seres humanos. Definitivamente nos falta tener el sentido de lo que es la protesta con argumentos y en paz.

Ifalia Sánchez
Medellín

El problema es de educación

Señor Director:

Considero que adscribiendo la Policía Nacional a otro ministerio no se solucionarán los problemas de abusos y excesos injustificados de la fuerza contra la población civil. Lo que el país necesita urgentemente es justicia justa, eficiente y oportuna que castigue ejemplarmente a quienes transgredan la ley, sean miembros de la Fuerza Pública o de la sociedad civil. Y, simultáneamente, el restablecimiento de los principios y valores morales y éticos como pilares de la formación y educación hogareña, colegial y superior, incluyendo las escuelas de policías y militares. Lo más probable es que un policía o soldado bien formado, tratado y entrenado no se desquite maltratando ciudadanos en indefensión, como también que un joven estudiante formado con sólidos principios y valores morales y éticos no necesite de la agresión a la Fuerza Pública ni del vandalismo para ejercer su legítimo derecho a la protesta ciudadana. La buena formación y educación generan el emprendimiento, la riqueza, las fuentes de empleo y el bienestar social que cimientan la verdadera y duradera paz.

Luis Iván Perdomo Cerquera

El Foro del Lector no publica cartas abiertas ni dirigidas a un tercero. Las cartas no deben tener una extensión mayor de 200 palabras y estarán sujetas a edición por razones de espacio. En ellas se deben incluir la dirección y el teléfono del autor. Las cartas pueden enviarse por correo a la Dirección de EL TIEMPO, avenida calle 26 n.° 68B-70, Bogotá, D. C. Por fax, al número 294-0210 y por correo electrónico a: opinion@eltiempo.com.co

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.