Secciones
Síguenos en:
En pobreza extrema

En pobreza extrema

¿Dónde están los gremios, la academia, el empresariado, la ciudadanía, que no reaccionamos?

Señor Director:

El columnista Mauricio Rodríguez (29-7-2021) nos muestra que una población equivalente a la que reside en Bogotá se encuentra en pobreza extrema en el país. Señala que para los candidatos presidenciales, este problema no ha merecido la atención requerida, lo cual es un indicio de lo que podría pasar en un futuro si no elegimos un verdadero estadista.

De no hacerlo, este paro será la cuota inicial de un estallido social nunca visto. ¿Por qué se requiere un gerente visionario? Hoy, después del 20 de julio, nos enteramos de las decenas de proyectos que se van a presentar a consideración del Legislativo, sin comprender que el 90 por ciento de estos no tienen nada que ver con la solución de este problema. El aumento de burocracia es su prelación. A manera de ejemplo, proyectos como las reformas pensional, laboral, de la justicia, el proyecto de que el Estado sea el financiador de las campañas para combatir la corrupción, y muchos más, se presentaron al inicio de este gobierno, con los resultados que conocemos. ¿Dónde están los gremios, la academia, el empresariado, la ciudadanía, que no reaccionamos?

Gabriel Remolina Ordóñez

Justo pago a los médicos

Señor Director:

La semana pasada vimos una noticia triste y preocupante: que las IPS están sufriendo de iliquidez, pues las EPS no les pagan. Y, por ende, muchos profesionales de la salud: médicos, enfermeras, camilleros, auxiliares y, en general, quienes han expuesto, más que nadie, su vida por salvar la nuestra no han recibido sus salarios a tiempo y aún se les debe. Es injusto. La salud debe ser lo primero, no pueden faltar insumos, oportunidad de atención, pero se necesita que quienes dedican su vida a la noble profesión tengan al menos tranquilidad económica. Además, que les paguen lo justo. Que haya voluntad entre las partes para que se subsane esta triste situación. Y, de nuevo, muchas gracias a todo el personal de bata blanca, por este valiente esfuerzo. La historia les debe reconocer algún día.

Lucila González de M.

Las marchas infiltradas

Señor Director:

Somos muchos los que entramos en franco desaliento y desengaño patriótico cuando observamos la forma cruel y violenta como se atenta contra el patrimonio público y privado, por una serie de delincuentes que no llega a saberse de qué enfermedades mentales sufren, porque realmente ello no tiene asidero en la racionalidad. Dejar en cuidados intensivos a TransMilenio y a otra serie de comercios, así como angustiarles la vida a los trabajadores por el cierre intempestivo de vías y avenidas y el daño a los equipos de transporte público, va más allá del derecho a hacer paros y marchas, que tienen que ser pacíficos. La creencia general es que hubo delincuentes que infiltraron las marchas en todo el país.

Rogelio Vallejo Obando

El Foro del Lector no publica cartas abiertas ni dirigidas a un tercero. Las cartas no deben tener una extensión mayor de 200 palabras y estarán sujetas a edición por razones de espacio. En ellas se deben incluir la dirección y el teléfono del autor. Las cartas pueden enviarse por correo a la Dirección de EL TIEMPO, avenida calle 26 n.º 68B-70, Bogotá, D. C. Por fax, al número 294-0210 y por correo electrónico a: opinion@eltiempo.com.co

MÁS CARTAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.