Secciones
Síguenos en:
Visión de largo y planeación de mediano y corto plazo | Opinión
POT vivienda en Bogotá

El POT plantea desarrollar zonas estratégicas y áreas de renovación.

Foto:

Diego Lozano. EL TIEMPO

Visión de largo y planeación de mediano y corto plazo | Opinión

El POT plantea desarrollar zonas estratégicas y áreas de renovación.

Es complejo pensar en la ciudad de 30 minutos cuando la  generación de vivienda no llega al 60%.

Hace no muchos años había un lema que repetía con frecuencia un jefe que tuve: “una visión sin acción es un sueño y una acción sin visión es un conflicto”. Esta expresión, parafraseada de Joel Barker, podría resumir la sensación que queda después de analizar el proyecto de POT radicado ante el concejo de Bogotá.

En varias oportunidades hemos destacado la visión que ha impreso la alcaldesa a esta propuesta. Reverdecer la ciudad, ampliar el espacio público por habitante, generar una ciudad competitiva de 30 minutos que genere servicios de proximidad y dote de seguridad jurídica al mercado para lograr una reactivación efectiva. Sin embargo, las contradicciones entre la visión y las normas siguen siendo evidentes en esta oportunidad (un conflicto).

(Le puede interesar: Un POT innovador pero que no puede dejar contentos a todos | Opinión)

Por ejemplo, si el propósito del POT es generar espacio público efectivo por habitante y reverdecer la ciudad, resulta por lo menos contradictorio cerrar drásticamente el suelo de expansión. Es en este suelo que se pueden promover proyectos ambiciosos en espacio público y no en la ciudad construida, donde por su precio y complejidad se hace realmente difícil de lograr.

Es complejo pensar en materializar la ciudad de 30 minutos cuando la apuesta en generación de vivienda no llega al 60% de lo que según el DANE se necesitará en Bogotá en los próximos años; condenando así a cientos de miles de hogares a la informalidad en los extramuros o a la distancia en la región metropolitana, obligándolos a hacer viajes de más de tres horas al día para llegar a sus trabajos, incrementando el caos en las entradas y salidas de la ciudad.

La visión de poner como principal motor de generación de vivienda a la renovación urbana se contrapone a la experiencia del pasado y la propia incapacidad de la administración actual para adoptar por lo menos un plan parcial de renovación. En los últimos 11 años no se ha podido iniciar más de dos mil unidades de vivienda en este mecanismo y se pretende llegar a 340 mil.

Pero es aún más difícil entender cómo se piensa incentivar la generación de vivienda cuando se establecen cargas desproporcionadas a los proyectos (incluso llegando al 75% en algunos ejemplos): cesión de espacio público, compensaciones en dinero y limitaciones de diseño. Por ejemplo, según este POT no se pueden construir apartamentos de un solo cuarto en ningún estrato y ninguna localización geográfica de Bogotá, lo cual es una propuesta absurda y carente de sentido técnico.

(Para seguir leyendo: El POT y la pobreza: ruralidad y mujeres | Opinión)

Como sector entendemos las cargas y las obligaciones, pero estas deben ser equilibradas, sostenibles y lógicas con el propósito que se está persiguiendo.

La seguridad jurídica es otro anhelo del POT. Sin embargo, al escuchar a los propios curadores urbanos y expertos abogados, se abre una preocupación enorme por la imposibilidad de trabajar con esta norma una vez sea aprobada. Esto riñe con otro propósito, el que el POT sea una herramienta de reactivación efectiva, corriendo el riesgo de ser todo lo contrario: un documento de parálisis y desánimo.

Una visión, para que sea efectiva, necesita una acción que la secunde. Desde nuestra respetuosa opinión, esta propuesta formulada en las afugias del afán no permite que existan los equilibrios necesarios para que las cosas pasen. El riesgo es que se quede en un sueño que deje tras de sí una ciudad paralizada, desordenada y devastada por la oportunidad que se tuvo pero que no fue.

ALEJANDRO CALLEJAS
GERENTE DE CAMACOL BOGOTÁ Y CUNDINAMARCA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.