Secciones
Síguenos en:
Drones y detención de soldados reavivan tensión en frontera con Venezuela
Iván Duque y Nicolás Maduro

El presidente Iván Duque y el mandatario venezolano Nicolás Maduro.

Foto:

Archivo EFE - Archivo

Drones y detención de soldados reavivan tensión en frontera con Venezuela

El presidente Iván Duque y el mandatario venezolano Nicolás Maduro.

La captura de dos sargentos en Cúcuta y las incursiones aéreas elevaron tono entre Bogotá y Caracas.

En febrero de 2019, Nicolás Maduro anunció la ruptura de relaciones con Colombia. Desde entonces, los señalamientos de ambos gobiernos no han cesado. El paso legal por la frontera se mantiene cerrado, pero las llamadas trochas siguen operando. Más allá de eso, el tono se ha elevado en la última semana.

El 21 de septiembre, Venezuela acusó a Colombia de violar su espacio aéreo con un dron. El presidente Iván Duque lo negó. Después de ese episodio, el Gobierno Nacional señaló el domingo que desde el vecino país hubo una incursión al territorio colombiano con un dron.

(Lea aquí: Venezuela exige a Colombia liberar a sargentos de la Guardia Nacional)

Y, ahora, la disputa es por el reclamo desde el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) por la captura en Cúcuta de dos sargentos de la Guardia Nacional venezolana.

Analistas advierten que vendrá una nueva escalada en la “diplomacia de micrófono” y conflicto entre estas dos naciones.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, acusa al Gobierno colombiano de incursionar en el país vecino con un dron.

Foto:

Efe

“Es un nuevo episodio de esta relación difícil que ocurre en una frontera viva”, dijo a EL TIEMPO el politólogo Luis Toty Medina, quién además consideró que, aunque no pasará a mayores, existe esa constante y permanente tensión en las relaciones ahora visto en este nuevo episodio de acusaciones.

Colombia ha dicho que es falsa la acusación de la violación del espacio aéreo venezolano que hizo el ministro de la Defensa chavista, Vladimir Padrino López, y que si bien hicieron un sobrevuelo por la frontera, no llegaron hasta el vecino país y que las coordenadas que refiere el comunicado corresponden a territorio colombiano.

Por su parte, el Ceofanb, a través de un comunicado, aseguró que la aprehensión e incriminación de los dos sargentos es una estrategia para “crear tensiones” como parte de la “sistemática intención” del gobierno de Colombia para generar inestabilidad en Venezuela.

Según el parte de la Policía de Colombia, los dos soldados detenidos en Cúcuta el lunes llevaban seis cartuchos calibre 9 milímetros y ocho cartuchos calibre 5.56 de fabricación venezolana.

Los capturados, que tienen entre los 25 y 35 años, fueron dejados a disposición de la Fiscalía para iniciar el proceso judicial en el cual deberán responder por los delitos de tráfico y porte de armas y accesorios.

(Le puede interesar: Venezuela: tercera fase del diálogo termina sin acuerdos contundentes)

Sobre el futuro de estas personas, el mayor Alejandro Poveda, comandante del Tercer Distrito de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseveró que serán las autoridades pertinentes las que determinarán si son expulsados del país. La detención de estos soldados, sumado a la acusación de la violación del espacio, podría ser la excusa para que el régimen venezolano mantenga cerrada la frontera.

“La apertura es una decisión política de Nicolás Maduro” porque del lado colombiano ya está abierta y los servicios migratorios colombianos están operativos, señaló la exdiputada, Karim Vera.

Las capturas de los dos sargentos venezolanos se registró en Cúcuta (foto de archivo).

Foto:

Policía Metropolitana de Cúcuta

Ella recalca que cualquier pretexto sirve para no abrirla, especialmente porque “cerrada representa grandes ganancias en dólares” con el pago que se les hace a los grupos irregulares, pero además existe un “pequeño grupo encabezado por Freddy Bernal”, actual candidato a la gobernación.

Según dijo una fuente a EL TIEMPO, solo en septiembre han muerto seis venezolanos por estos pasos irregulares.

A principios el mes, Bernal sostuvo reuniones con autoridades de la gobernación de Norte de Santander y se acordó que se levantaría el cierre, pero esto no ha sucedido. Incluso se ha calificado la acción como un “show electoral” porque de haber la voluntad política ya los pasos se habrían normalizado.

(En otras noticias: Alex Saab afirma que no traicionará a Nicolás Maduro ni al chavismo)

"Es lamentable porque lo que queremos los venezolanos es que de abra la frontera y no que aumenten las tensiones entre los gobiernos de Colombia y Venezuela. Queremos que dejen la diatriba política. El llamado es al presidente Duque y al presidente Maduro que deben a través de cancilleres poner fin a este conflicto que no trae nada bueno" Franklin Duarte, diputado a la Asamblea Nacional electa en 2020.

Diálogo estancado

Aún no se sabe cuándo habrá una nueva ronda de diálogos entre el chavismo y la oposición, pero, el resultado de la tercera fase dejó con un sin sabor a muchos. “Las expectativas fueron muy altas” porque se esperaba que se llegara a acuerdos relacionados con elecciones, transparencia, pero, lo que vimos fue “un lenguaje diplomático” de hacer esperar y no llegar a la cita como forma de protesta por los comentarios de la primer ministro de Noruega en las Naciones Unidas. “El régimen pareciera estar tratando de generar un proceso de dilación o potencial ralentización de la negociación”, dice a este diario Oswaldo Ramírez, consultor político.

Hasta conciertos de la Orquesta Sinfónica de Venezuela hubo en el hotel donde se encuentran ambas delegaciones. “Pareciera ser una forma más de promoción de las bondades de Venezuela. Se trató más de una ronda de mucho lenguaje no verbal” y fórmulas usadas en la diplomacia para fijar posiciones duras sin “patear la mesa”.

En esta nueva reunión se discutiría sobre el sistema de justicia venezolano el acuerdo en este encuentro fue abrir una consulta a diversos actores nacionales e internacionales, lo que pareciera que mantendrá una lentitud en el proceso y no se verán avances rápido. Esto forma parte normal de los procesos de negociación, dice el politólogo Luis Toty Medina. “Estamos en un momento de estancamiento real” y así se va a dar el ritmo porque cuando hay puntos complicados, no hay avances y “así es como se va a comportar este proceso de negociación”.

ANA RODRÍGUEZ BRAZÓN
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS
*Con información de Cúcuta

Más noticias
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.