Revuelta militar, preámbulo de marchas del 23 de enero en Venezuela

Revuelta militar, preámbulo de marchas del 23 de enero en Venezuela

Dos días antes de la gran jornada de protestas, 27 militares fueron detenidos tras sublevarse.

Caracas

Un grupo de personas se manifiestan en una calle en las inmediaciones de un comando de la Guardia Nacional Bolivariana este lunes, en Carcas (Venezuela). 

Foto:

Efe

Por: VALENTINA LARES MARTIZ
22 de enero 2019 , 05:57 a.m.

El alzamiento de guardias nacionales que la madrugada de este lunes se manifestó contra el régimen de Nicolás Maduro no tenía mayor futuro.

Era un grupo reducido; con un mensaje confuso y sin acciones de réplica en otra parte de Venezuela, sus integrantes fueron detenidos en menos de cuatro horas tras un cerco de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana.

Cerca de las 10 de la mañana, los rebeldes fueron sacados en dos tanquetas de la Guardia Nacional, y uno de ellos gritó lo que pareció su mensaje más concreto: “¡23 de enero, libertad!”.

Lo que se vio en las redes sociales, a las que lograron filtrarse cuatro videos cortos, fue a un sargento identificado como José Gregorio Bandres Figueroa que llamó al pueblo de Venezuela a las calles. “Salgan, salgan a protestar, a manifestar, salgan a que se les respeten sus derechos, aquí estamos a la orden de ustedes”, dijo desde la guarnición de San José de Cotiza, en Caracas.

No se escuchaban disparos, pero sí las cacerolas del vecindario, cuya gente pronto bajó a las calles a acompañar a los rebeldes, urgiéndolos a que “no se entregaran” a las fuerzas de seguridad y gritando consignas contra el Gobierno.

Fue más la represión con bombas lacrimógenas y perdigones que desató la Faes contra los civiles que protestaban que contra los 27 alzados, que según el líder chavista Diosdado Cabello fueron detenidos. Sin descartar que el número aumente con el pasar de las “investigaciones”. “Fue una operación militar sin pie ni cabeza”, explica la analista en defensa y abogada Rocío San Miguel, quien señaló que lo ocurrido no puede calificarse como un alzamiento militar sino como una “expresión de descontento”.

Asegura San Miguel que la guarnición de Cotiza “no tiene valor estratégico alguno” y que los sargentos alzados, aparte de su rango, “no tienen autoridad ni ascendencia para un alzamiento militar”.

El ministerio de Defensa, al anunciar el sofocamiento de esta protesta, señaló que los alzados, antes de atrincherarse, acudieron a dos destacamentos policiales ubicados en las zonas de Macarao y Petare a sustraer armamento. En total, cargaron 54 fusiles y 18 pistolas, aunque luego no hubo enfrentamiento para entregarse. “Estamos negociando la defensa de nuestros derechos humanos”, dijo el sargento Bandres en llamada telefónica con la emisora La FM, minutos antes de ser aprehendido.
Aunque reconoció que el movimiento no tuvo éxito, destacó que “el paso se dio”, sin dar mayores especificaciones.

El ministerio de Defensa aseguró en un comunicado que a estos funcionarios les caerá “todo el peso de la ley”.

A la protesta de vecinos de Cotiza se unieron ciudadanos de San Bernardino, y poco después se reportaron protestas en la zona de Mecedores y Puerta Caracas, con cierre de calles y quema de basura.

Parlamento a la calle

La precaria rebelión fue interpretada por la directiva de la Asamblea Nacional como parte del sentimiento de frustración y descontento que hay en el país en torno al régimen de Maduro.

Sin magnificar el movimiento, el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, reiteró su llamado a la Fuerza Armada Nacional a unirse a la defensa de la Constitución y recordó que está por discutirse una ley de amnistía con la que espera exonerar a todos aquellos funcionarios que se unan para el restablecimiento del orden constitucional.

Poca o ninguna importancia dio la directiva parlamentaria al pronunciamiento hecho por la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que ayer en la mañana reiteró que el Legislativo está en “desacato”, que la actual directiva es ilegal y calificó de nulos todos sus actos.

La guarnición de Cotiza no tiene valor estratégico alguno y los sargentos alzados, aparte de su rango, no tienen autoridad ni ascendencia para un alzamiento militar.

“No hay nada nuevo con lo que sacaron los magistrados exprés”, afirmó Guaidó. “No hay nada que decir al respecto. Este parlamento se mantiene firme con sus decisiones”. Desde la Asamblea Nacional (AN) y al participar en cabildos abiertos, recordó la convocatoria de mañana a protestar contra el régimen de Maduro y que los venezolanos “nos reencontremos” en la calle.

A pesar de este anuncio, la AN tenía previsto discutir anoche el primer estatuto de la ley de transición, con la que espera regir tras una eventual salida de Nicolás Maduro del poder.

La noche de este lunes en Caracas se presentaron cacerolazos y protestas ciudadanas y fuentes médicas hablaban de heridos con perdigones y también con armas de fuego entrando al hospital Vargas. De manera espontánea, en algunos sectores populares de la capital venezolana como El Valle, Pinto Salinas, San Agustín, entre otras, los vecinos sacaron la basura a la calle y la quemaron con el objetivo de generar barricadas. 


VALENTINA LARES MARTIZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.