Secciones
Síguenos en:
La alta esfera del chavismo comienza a verse acorralada en Venezuela
Nicolas Maduro y Tareck El Aissami

Saab y Carvajal se podrían convertir en testigos contra personajes del chavismo.

Foto:

Prensa Miraflores. EFE

La alta esfera del chavismo comienza a verse acorralada en Venezuela

Saab y Carvajal se podrían convertir en testigos contra personajes del chavismo.

Expertos: juicio contra Saab y la próxima extradición de Hugo Carvajal ponen en aprietos al régimen.

La extradición de Hugo ‘Pollo’ Carvajal desde España a EE. UU., que estaría por darse en los próximos días, sumada al inicio del juicio del empresario colombiano Álex Saab en ese mismo país, solo es la punta del iceberg de una estrategia judicial estadounidense emprendida desde hace varios años para perseguir a los implicados en las tramas de corrupción de quienes detentan el poder en Venezuela y que comienza a acorralar al chavismo.

(Le puede interesar: España suspende extradición de Hugo Carvajal a EE. UU.).

Detrás de estas operaciones se contabilizan arrestos previos que permitieron llegar a personajes como Carvajal, exjefe de contrainteligencia del chavismo, y Saab, señalado de ser el supuesto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y extraditado desde Cabo Verde a Estados Unidos.

Con lo que estas dos personas estén dispuestas a contar en EE. UU., el accionar judicial se irá extendiendo a más funcionarios –activos o no– del chavismo porque se trata de “desmantelar una red criminal”, le afirma a EL TIEMPO Joseph Humire, director ejecutivo del Center for a Secure Free Society.

(Lea: Cómo Estados Unidos podría convertirse en un tribunal contra el chavismo).

Humire explica que la justicia estadounidense ve al régimen de Maduro de esa manera, como un “régimen criminal”, por lo que la forma de desmantelarlo es aumentando los arrestos de los implicados, que a su vez pueden servir como testigos para llegar a otros señalados de más alto rango y peso.

Pasó con Saab. Antes de él, fue arrestado en Miami el profesor Bruce Bagley, quien se declaró culpable de “lavar” 2 millones de dólares para el empresario barranquillero. Habrá que esperar si será testigo contra el colombiano.

Humire, experto en seguridad global y amenazas transnacionales, cree que esa misma cadena puede repetirse con Saab en prisión y, por supuesto, con el ‘Pollo’ Carvajal, quienes se podrían convertir en testigos contra personajes claves como el número dos del chavismo, Diosdado Cabello; el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y el mismo presidente Maduro.

Asimismo, contra otros que también tienen acusaciones de la justicia. Además, señala Humire, se verán más esfuerzos de los fiscales por enjuiciar, pero esto no significa que los abogados de ambos acusados cedan de inmediato.

Estas afirmaciones ya comenzaron a hacerse realidad. Luego del arresto de Saab, la justicia de EE. UU. emitió acusaciones en contra del exgobernador del estado fronterizo del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, por lavado de dinero asociado a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), manejados por el empresario colombiano. Se estaría hablando de 1.600 millones de dólares en el esquema de corrupción.

Estas extradiciones –a las que hay que sumarle la de Claudia Díaz, exenfermera de Hugo Chávez y a quien España ya puso a disposición de EE. UU.–, más la posible cooperación hecha por el extesorero Alejandro Andrade, quien quedaría en libertad en 2022 luego de cumplir solo tres de 10 años de prisión en una cárcel estadounidense, representan una nueva forma de presión contra la administración Maduro. Pero también contra su entorno y su familia: los sobrinos de Cilia Flores, la primera dama, cumplen 18 años de condena, sentencia dictada por una corte federal de Manhattan en 2017 por el delito de narcotráfico.

Riesgo y preocupación

Estas personas van a poder aportar, si es que deciden hacerlo, muchos detalles que pueden complicar las altas esferas del régimen chavista

Miguel Velarde, analista político, cree que estas nuevas acciones legales son una muestra de cómo se está incrementado la presión internacional, pero ahora a través de jugadas judiciales que demuestran “que la justicia actúa de manera independiente en EE. UU. y por eso sus tiempos pueden también ser independientes a los tiempos políticos”.

Velarde cree que, sin duda, hay un riesgo y preocupación dentro del madurismo porque Carvajal maneja información importante que, junto con lo que sabe Saab, podría unir el rompecabezas del entramado de corrupción que existe en Venezuela.
“Estas personas van a poder aportar, si es que deciden hacerlo, muchos detalles que pueden complicar las altas esferas del régimen chavista”.

En los veinte años del chavismo, el esquema de corrupción ha sido tan grande que se volvió difícil la tarea de calcular el monto que se fugó de la nación. La cifra más próxima que se tiene es de unos 5.000 millones de dólares. En 2018, cuando se comenzó a nombrar a Saab y el esquema con los Clap, la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional calculó ese monto. Al día de hoy la cifra cambiaría.

El informe de octubre de 2021 de la organización independiente Transparencia Venezuela señala que el país está entre los tres más corruptos del mundo, con una puntuación de 0,28 sobre 3. Le siguen Nicaragua con 0,41, Honduras con 0,63 y Guatemala con 0,71.

Los sobornos y el lavado de dinero, además del narcotráfico, figuran entre las acusaciones a los altos jerarcas del chavismo.

Lo cierto es que la cooperación que puedan brindar Carvajal y Saab pone en aprietos a la estructura chavista-madurista.

El golpe se ha dado en un eje importante como es el dinero ilícito con el que se manejan los negocios dentro y fuera de Venezuela y temas de estructura militar, que el exjefe de la contrainteligencia pudiera sacar a la luz. Estos dos aspectos son los que mantienen aún en el poder al régimen, explica el politólogo de la Universidad Central de Venezuela, Wálter Molina.

Aún no es suficiente

Pero, a pesar del peso que pudiera tener la información proporcionada a la justicia estadounidense, aún no sería suficiente para lograr la salida de Maduro del poder. Molina insiste en que si bien se ha incrementado la presión internacional, estas acciones por sí solas no conducen al objetivo de que haya un cambio político. Esto porque todavía “quedan muchos testaferros del régimen cumpliendo ese papel y viviendo en países como España o EE. UU.”. Para el politólogo, se deben seguir identificando a estos operadores para que haya más golpes certeros y elevar el costo de la permanencia en el poder.

Otro factor a considerar es la capacidad de resistencia que presenta la cúpula del madurismo. Al respecto, Luis Toty Medina, consultor político, enfatiza que la resiliencia ha sido clave para que el poder siga en manos de la actual administración, por lo que tampoco ve un quiebre, al menos en el corto plazo, de quienes detentan el poder.

(Lea: ¿Quién es Vielma-Mora poderoso venezolano acusado de ser cómplice de Saab?).

La actuación de la justicia estadounidense es un mecanismo de presión y muestra el mensaje del Gobierno de ese país “de que sus acciones no solo quedan en acusaciones sino que se convierten en hechos”, dice. Sin embargo, desde Caracas se seguirá construyendo una narrativa de victimización debido a las acciones del “imperio” en contra de Venezuela.

Medina estima que además de la capacidad de resistir que tiene el madurismo, también entra en juego y a su favor la debilidad de la oposición. En este momento, sus líderes no tienen fuerza para construir la presión a nivel interno que genere verdaderas rupturas, sobre todo cuando los militares venezolanos siguen apoyando a Maduro.

Pero se espera que la presión sobre el régimen siga creciendo. La sorpresiva captura del exjefe de contrainteligencia del chavismo en septiembre dejó sin aliento a muchos dentro del régimen. Los secretos sobre vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) hacen mella sobre la cúpula del poder. Y aunque Carvajal y sus abogados han intentado todo para no pisar suelo estadounidense, a partir de la próxima semana el ‘Pollo’ correría con el mismo destino de Saab.

ANA RODRÍGUEZ BRAZÓN 
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO 
CARACAS (VENEZUELA) 

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.