Apagón obliga a suspender otro día actividades en Venezuela

Apagón obliga a suspender otro día actividades en Venezuela

Juan Guaidó convoca a protestas el sábado y Maduro también pide apoyo de seguidores en las calles.

Venezuela

El régimen venezolano volvió a suspender este jueves las actividades laborales y académicas por la persistencia del nuevo apagón que comenzó el lunes al mediodía.

Foto:

AFP

Por: Caracas (Reuters)
28 de marzo 2019 , 06:25 a.m.

La oposición de Venezuela llamó este miércoles a protestar en todo el país ante un masivo apagón que afectaba por tercer día consecutivo gran parte de la nación, incluida Caracas, y tenía al Gobierno batallando para restablecer el servicio de luz.

Desde la tarde del lunes cuando, según funcionarios, un "ataque terrorista" dejó sin electricidad al país, autoridades han tratado de reponer el servicio sin éxito debido a los percances que trajo lo que consideraron un incendio intencional en el mayor complejo hidroeléctrico venezolano.

En al menos la mitad de los 24 estados del país petrolero el suministro eléctrico ha regresado intermitentemente por horas.

Las clases y la jornada laboral fueron suspendidas hasta el viernes a la espera de que se restablezca el servicio.

"En este país petrolero no hay gas, no hay servicios públicos, no hay las condiciones dadas para llevar una vida normal y vamos en retroceso", dijo Morris de Castro, un abogado que salió a cortar leña para cocinar sus alimentos antes que se descompongan, en la ciudad de Valencia, en el centro del país.

En Caracas, varios habitantes entrevistados por Reuters dudaron de la versión oficial de que "ataques terroristas" causaron el apagón y esperan que no sea tan grave como el masivo corte de luz que dejó al país a oscuras hace 20 días.

En las principales ciudades los locales comerciales, bancos e instituciones permanecieron cerrados por segundo día consecutivo. El metro y los ferrocarriles no funcionaron, por lo que el transporte público terrestre fue muy requerido aunque no contaba con unidades suficientes por la falta de repuestos.

El apagón también afectaba las operaciones en el principal terminal de exportación de petróleo, Jose.

Los cuatro mejoradores (dispositivos que suben la calidad del petróleo extrapesado) del país, controlados por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), también estaban paralizados.

En una llamada telefónica al canal estatal VTV la noche del miércoles, Nicolás Maduro culpó del más reciente apagón a un "ataque terrorista" del "imperio norteamericano" en la central hidroeléctrica de Guri, de donde proviene la mayor parte de la energía que alumbra al país. "Jamás nos vamos a rendir, vamos a dar esta batalla contra la guerra eléctrica. Vamos a construir lo quemado y a estabilizar el servicio eléctrico de manera total", aseguró Maduro.

"Pero vamos a pasar días donde vamos a tener que ir a administración de carga hasta que reconstruyamos lo quemado".

Protestas 

Especialistas sostienen que los cortes de luz son producto del deterioro en la infraestructura tras años de falta de inversión en el sector, nacionalizado en 2007 por el fallecido presidente Hugo Chávez.

Tras los últimos cortes, según expertos, el sistema eléctrico está aún más vulnerable. La falta de luz también afectaba el servicio de agua potable, dejaba hospitales sin energía y generaba el colapso de la banca electrónica, vital por la escasez de efectivo en un país con hiperinflación.

En rechazo al apagón, el líder opositor Juan Guaidó convocó a protestar el sábado en todo el país.

"Tenemos dos opciones: o entregarnos a la oscuridad que el régimen pretender imponer para confundir u organizarnos y protestar hasta lograr la libertad de Venezuela", dijo el miércoles Guaidó, quien se declaró presidente encargado del país en enero tras acusar a Nicolás Maduro de resultar reelecto en comicios fraudulentos.

"Llegó el momento de agitar en todos los estados, en todas las comunidades (...) para que llegue el agua, llegue la luz, llegue el gas", agregó el ingeniero de 35 años que ha sido respaldado por más de 50 países, incluido Estados Unidos.

La mitad de los 21 principales hospitales públicos del país no tenían luz y operaban con plantas eléctricas, denunció el médico Julio Castro, de la ONG "Médicos por la Salud".

En este país petrolero no hay gas, no hay servicios públicos, no hay las condiciones dadas para llevar una vida normal y vamos en retroceso.

En el estado Aragua, al centro-norte del país, una paciente de 81 años falleció el martes al no poder ser trasladada porque los ascensores del hospital no funcionaban por el apagón, dijo Castro. Durante los días que duró el corte de luz a principios de marzo, la ONG reportó 24 fallecidos relacionados al apagón.

En el estado fronterizo de Táchira se perdieron más de 100.000 litros de leche tras 40 horas sin luz, denunció Leonardo Figueroa, presidente de la asociación de ganaderos local. "Es un estado de caos total lo que estamos viviendo. Todos podríamos ir a la quiebra de seguir esta situación", se quejó.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.