¿Qué se puede esperar del segundo mandato de Maduro en Venezuela?

¿Qué se puede esperar del segundo mandato de Maduro en Venezuela?

La oposición pide al pueblo venezolano que proteste para rescatar la Constitución.

AUTOPLAY
Maduro advierte que hará respetar su legitimidad como presidenteMaduro advierte que hará respetar su legitimidad como presidente
Nicolás Maduro

AFP

Por: Valentina Lares Martiz
08 de enero 2019 , 08:42 a.m.

El 10 de enero, Nicolás Maduro perderá el único hilo de constitucionalidad que le quedaba a su mandato: la legitimidad de origen.

A pesar de todos los cuestionamientos a la elección del 14 de abril de 2013, cuando obtuvo la presidencia de Venezuela con una diferencia de un punto porcentual de los votos sobre Henrique Capriles, aquel procedimiento contó con amplia participación popular y algunas garantías reconocidas por la oposición, que terminó aceptando el resultado.

Esto no ocurrió el 20 de mayo de 2018, cuando el régimen revolucionario adelantó una votación presidencial sin participación opositora -todavía se cuestiona si el exgobernador Henri Falcón participó en buena lid o colaborando con el régimen-, bajo la sombra de una Constituyente instalada sin consulta previa, sin observación internacional y que contó con la participación de solo 46 por ciento de los registrados para votar, según la cuenta oficial. La oposición asegura que la abstención superó el 80 por ciento.

La votación apenas fue reconocida por nueve países, que felicitaron a Maduro por la “renovación” de su mandato. Para la revolución aquello fue suficiente y se encargó, frente a la toma de posesión de este 10 de enero, de reforzar sus alianzas más pesadas -Rusia, China, Turquía-, las únicas que han dicho que lo reconocerán. El resto del mundo, con los gobiernos de América Latina representados en el Grupo de Lima, y con Colombia, Brasil y Estados Unidos a la cabeza, reaccionarán con dureza ante la instalación de una nueva dictadura en el vecindario.



Pero ¿cómo se preparan los venezolanos? ¿Cómo se juramentará Maduro el 10 de enero? ¿Qué pasará el día después?

La oposición no tiene una estrategia unitaria definida, excepto por una cosa: apoyar la decisión que tome la Asamblea Nacional, el único poder legítimamente constituido que queda en Venezuela, actualmente de mayoría opositora.

El viernes, el Frente Amplio Venezuela Libre, como se llama la nueva plataforma unitaria de la oposición, anunció que cada región del país se volcará a protestar contra el gobierno, sin grandes marchas nacionales ni llamados a la capital del país.

“No llamamos a una concentración para que nos muelan a palos ni a perdigonazos”, dijo la dirección del movimiento señalando que no quiere “hacer promesas imposibles” aunque tiene claro que con un nuevo gobierno de Maduro deslegitimado nacional e internacionalmente “la crisis de gobernabilidad se va a agravar”.

El camino desconocido

Estrenando nueva directiva -que cada 5 de enero se renueva-, el legislativo venezolano ha dicho que desconocerá a Maduro como legítimo presidente en el período que se estrena el 10 de enero. El 8 de enero sesionarán y decidirán qué hacer y cómo actuar.

Sin embargo, aún no revela si tomará pasos adicionales, como le han demandado sectores de la oposición como María Corina Machado -que no participa en el Frente Amplio- o la propuesta de la Cátedra de Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela (UCV).  

Machado, a través de un video transmitido en redes sociales urge a la nueva directiva parlamentaria llenar el vacío de poder del país, asumiendo la Presidencia de la República para que convoque un nuevo proceso electoral.

Por su parte, los catedráticos expertos de la UCV proponen al parlamento la conformación de un Consejo Consultivo que impulse también la organización de un referéndum nacional en el que se consulte al pueblo sobre la legitimidad de Maduro y la Asamblea Constituyente. Dependiendo de los resultados de esa consulta se activaría una nueva elección presidencial.

Ambas propuestas destacan la necesidad de que los venezolanos ejerzan la desobediencia civil ante el régimen de Maduro, amparándose en los artículos 333 y 350 de la Constitución venezolana, la cual aseguran se encuentra “en las tinieblas de un paréntesis”, tras haber sido disuelta de facto por la “revolución bolivariana”.

Sin embargo, en las calles venezolanas se respiran por ahora solo los rigores de la sobrevivencia tras las Navidades más difíciles de su historia reciente. La rebeldía asoma en protestas puntuales por la falla de los servicios públicos o por la necesidad de alimentos y medicinas, sin que todavía se perfile como una lucha política monumental ante lo que los catedráticos no dudan en calificar como la “disolución de la República” que ocurrirá el 10 de enero.

Juan Guaidó

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, un líder accidental que asume el cargo ante las ausencias forzadas de las figuras de su partido opositor, Voluntad Popular.

Foto:

Reuters

Mientras tanto, se especula ante quién se juramentará Maduro ese día, pues no acudirá a la Asamblea Nacional, establecida por la Constitución como el poder ante el cual debe hacerlo. El palacio de gobierno ya convocó a los periodistas a acreditarse para el evento, pero sin decir dónde ocurrirá. Las apuestas se dividen a partes iguales sobre si el mandatario formalizará su juramentación ante la Constituyente que impuso en julio de 2017 o ante el Tribunal Supremo de Justicia, otro de los poderes de abierta mayoría oficialista.

En todo caso queda claro que más allá de las acciones que tome el parlamento, sin suficiente poder popular o militar para activar esas decisiones, lo más seguro es que Maduro renueve un mandato presidencial ejerciendo su poder de facto.

El politólogo y profesor Luis Salamanca explica que a partir del 10 de enero “políticamente habremos entrado en un nuevo sistema que comenzará a funcionar con un presidente no electo en libres comicios, no reconocido internacionalmente, que funcionará sin poder legislativo, pues sabemos que la Asamblea Nacional fue anulada y usurpada en sus funciones por el régimen. Funcionará sin oposición, que fue barrida, ilegalizada, con una Constituyente convertida en un suprapoder público y con los militares cada día con mayor papel dentro del sistema político, que no cuidan al sistema sino al personal político que busca permanecer y del cual también forman parte”.

VALENTINA LARES
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.