Secciones
Síguenos en:
Maduro juega a que un sector de la oposición participe en elecciones
Nicolás Maduro

Nicolás Maduro esta aprovechando las divisiones en la oposición venezolana.

Foto:

AFP

Maduro juega a que un sector de la oposición participe en elecciones

El régimen busca desesperadamente legitimar parlamentarias, dice el analista Oswaldo Ramírez Colina.

La situación en Venezuela es compleja y está en pleno desarrollo. Hay muchas dudas, y pocas certezas. Pero todo indica que el régimen de Nicolás Maduro, como incluso reconoció esta semana, apuesta por conseguir una participación de la oposición en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre; que la estrategia de Henrique Capriles trasciende a ese evento y apunta al futuro, y que la situación es “compleja” para la oposición mayoritaria, “sujeta por completo a una estrategia de apoyo a Juan Guaidó”, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Le puede interesar: (La tercera vía de Capriles que provocó un cataclismo en la oposición venezolana) 

Esto se lo cuenta a EL TIEMPO el consultor venezolano en estrategia, riesgo político, inteligencia de entorno y campañas electorales, Oswaldo Ramírez Colina, quien además dirige la firma ORC Consultores.

¿A qué juega el régimen de Nicolás Maduro al darle capacidad de maniobra a Capriles?

Hay claramente una jugada importante, desesperada, por parte del régimen de Nicolás Maduro, que le permita poder incorporar actores ante el desprestigio de lo que eran las dos apuestas que ha tenido durante 2020, la primera de ellas la Mesa de Diálogo Nacional, y la segunda, toda esta directiva del diputado (Luis) Parra que pretendió usurpar la presidencia de la Asamblea Nacional (AN).

Incorporas a un actor importante, que es Henrique Capriles Radonski. Ahí, obviamente, hay otros actores: Stalin González, Vicente Díaz, entre los que han buscado la forma de decir: ‘bueno, participemos’.

(Podría ser de su agrado: EE. UU. sanciona a presidenta del CNE)

Hay claramente una jugada importante, desesperada, por parte del régimen de Nicolás Maduro, que le permita poder incorporar actores ante el desprestigio

Henrique Capriles Radonski, gobernador de Miranda.

Henrique Capriles Radonski, dos veces candidato presidencial venezolano.

Foto:

Federico Parra / AFP

Pero ¿qué hay detrás de este movimiento?

Buscar unas caras que pudieran elevar la participación de los líderes históricos de la oposición venezolana, oposición venezolana que hoy, como toda coalición política, tiene facciones, y unas facciones decidieron estar en esta jugada de relegitimación importante de esta jugada de Nicolás Maduro, de ese evento ‘electoral’ convocado para el 6 de diciembre.

Y otros actores, la mayoría de ellos, de más del 90 por ciento, jugando cuadro cerrado con la AN y Juan Guaidó.

Aquí el tema del régimen es tratar de convencer a parte del electorado no alineado y un sector muy pequeño de la oposición, y lo digo porque lo tenemos medido, es menos del 10 por ciento de la oposición, a que participen en ese proceso el 6 de diciembre.

(Le podría interesar: A qué juegan en Caracas. Editorial de EL TIEMPO)

Aquí el tema del régimen es tratar de convencer a parte del electorado no alineado y un sector muy pequeño de la oposición

¿A qué juega Henrique Capriles?

La ruta de Capriles es tratar de participar en las elecciones que convoque el régimen para tratar de conquistar muy lentamente el poder: elecciones parlamentarias, así ganes un diputado, diez diputados; o alcaldes y gobernadores, posteriormente, hasta que llegue un proceso de referendo revocatorio presidencial y, si falla eso, esperar hasta las elecciones presidenciales.

Es un poco el planteamiento de Capriles, porque interpretan que es la única ruta posible, que simplemente no hay posibilidad cierta de apoyo.

Un inciso importante: Henrique Capriles no ha sido parte de la estrategia de la AN, desde el año pasado toda esa estrategia recaía inicialmente en esa AN como órgano legítimo, y simplemente cree en la oportunidad de dar una especie de golpe en el tablero para hacerse él con la conducción de la oposición o hacerse él con la posibilidad cierta de una especie de crecimiento de liderazgo.

Juan Guaidó

El presidente encargado Juan Guaidó ha perdido fuelle en su lucha por sacar del poder a Maduro.

Foto:

Efe

¿Cómo queda la oposición?

Hoy está con una situación bastante compleja, cerrando filas alrededor de la idea del cambio, y de que (las parlamentarias) no son una elección libre, justa ni transparente.
Lo hemos visto en declaraciones de España, Estados Unidos, de parte de la Unión Europea (UE), de otras naciones que hacen vida en el Grupo de Lima, simplemente porque (los comicios) no tienen la condición de poder tener las características de ser un proceso libre, justo, transparente y verificable.

Justamente, el tema de lo verificable es parte también de la apuesta de Capriles, de que la UE o la Organización de Naciones Unidas (ONU) puedan participar en ese proceso, lo que implicaría una postergación de la fecha de las elecciones, postergación que eventualmente el gobierno de Maduro pudiera tratar de no darla, pues están bastante reacios a esto, sin dejar de lado también lo que pueda pasar con esta crisis de la pandemia del coronavirus, en que lamentablemente no controlas las variables de contagio.

Andreína Itriago
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.