Venezuela, un país bipolar que busca salir de la represión

Venezuela, un país bipolar que busca salir de la represión

La fragmentación es la mayor característica de la nación en estos momentos de crisis.

Venezuela

Miles de personas fueron a juramentación que Juan Guaidó hizo en la marcha programada por la oposición.

Foto:

Reuters

Por: Redacción APP
25 de enero 2019 , 05:38 a.m.

Dos presidentes (Juan Guaidó y Nicolás Maduro), dos tribunales supremos de justicia (el de Bogotá y el de Caracas); dos pueblos (el que está en el exilio y el que reside en Venezuela); dos legislativos (la Asamblea Nacional y la Asamblea Constituyente) y dos representantes ante la OEA (Gustavo Tarre Briceño y Samuel Moncada). Así es la vida en la Venezuela bipolar.

Las profundas divisiones con las que tienen que convivir hoy en día los venezolanos dentro de su país se están acentuando con el paso de los días. El reciente anuncio del político de Voluntad Popular, Juan Guaidó, de proclamarse presidente encargado de Venezuela, solo denota la partición de la nación suramericana y el difícil camino que le espera a Maduro si busca seguir gobernando un pueblo agotado y además respaldado por gran parte de la comunidad internacional.

Una de las primeras divisiones que se presentaron durante el Gobierno de Maduro, además de la polarización con los partidos opositores, fue la del poder legislativo. La Asamblea Nacional de Venezuela, órgano unicameral que ejerce el poder legislativo de manera constitucional, perdió dicha función cuando arbitrariamente Nicolás Maduro decidió en 2017 transferir dicha competencia a la Asamblea Nacional Constituyente por medio de un decreto oficial.

La AN fue conformada en tras la aprobación de la Constitución de 1999 en reemplazo del anterior Congreso de la República, que era un órgano bicameral.

De igual forma, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, máximo órgano del sistema judicial del país vecino que sustituyó también en 1999 a la Corte Constitucional, se fragmentó el 27 de marzo del 2017 cuando, mediante la sentencia 155 le otorgó a Maduro las facultades de la Asamblea Nacional para legislar y para "tomar las medidas civiles, económicas, militares, penales, administrativas, políticas, jurídicas y sociales que estimase pertinentes y necesarias para evitar un estado de conmoción...".

exfiscal ortega 2

La exfiscal general venezolana Luisa Ortega Díaz habla ante magistrados exiliados del Tribunal Supremo de Justicia venezolano en el Congreso de Colombia.

Foto:

Mauricio Dueñas/ EFE

Dos días después, el TSJ publicó una segunda sentencia con la cual se atribuyó a sí mismo las funciones constitucionales del Parlamento. Este hecho encendió las alarmas nacionales e internacionales de distintas personalidades y organismos​ que la tildaron como un autogolpe de Estado, ​incluyendo a Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República, quien el 31 de marzo en una rueda de prensa en la sede del Ministerio Público, calificó las sentencias 155 y 156 como una "ruptura del orden constitucional".

Varios hechos sucedieron a lo anterior, incluyendo la convocatoria por parte de Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente basándose en una controvertida interpretación de los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución. Hecho que prendió de nuevo las alarmas pues muchos expertos señalaron que Maduro violó la Constitución al usurpar las funciones del pueblo soberano al convocar la ANC, cuando esta facultad corresponde estrictamente al Pueblo de Venezuela en todo su conjunto y no a personas en particular.

Las constante denuncias de la fiscal Ortega le valieron el 5 de agosto la destitución y el comienzo de un enjuiciamiento, además de la congelación de sus bienes, la prohibición de salir del país y la inhabilitación para ejercer cargos públicos. Con otros hechos de por medio, Ortega decidió huir de Venezuela y emprender, desde el exterior, una lucha para presentar al mundo las irregularidades del Gobierno de Nicolás  Maduro.

Así, Ortega fue de las que avaló la creación den un Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio, también llamado TSJ en el exterior,
un órgano conformado por 33 magistrados juramentados el 21 de julio de 2017 por la Asamblea Nacional durante la crisis institucional de Venezuela y las protestas de 2017 como reemplazo de los magistrados previos nombrados en 2015. Los magistrados se encuentran residiendo en cuatro países: Panamá, Chile, Colombia y Estados Unidos, y se reúnen cada semana a través de Internet, mientras que las diferentes Salas trabajan a diario en las solicitudes que reciben a través del correo electrónico y de su página web. Otra ruptura para Venezuela.

Maduro está "de acuerdo" con propuesta de diálogo

Pese a todo lo anterior, el presidente Maduro dijo este jueves que está "de acuerdo" con la iniciativa de una nueva ronda de diálogos con la oposición, para destrabar la acuciante crisis política, económica y social del país, como propusieron los Gobiernos de México y Uruguay.

"El Gobierno de México y el Gobierno de Uruguay han propuesto que se cree una iniciativa internacional para promover un diálogo de las partes en
Venezuela (...), les digo públicamente (que) estoy de acuerdo", dijo Maduro en un discurso que ofreció ante el Supremo, donde recibió el respaldo de los jefes de los poderes públicos.

Maduro, en el poder desde 2013, respondió así a la propuesta lanzada ayer por México y Uruguay, que en un comunicado conjunto urgieron a los venezolanos "a encontrar una solución pacífica y democrática frente al complejo panorama" que enfrenta el país. "De forma conjunta, el Gobierno de Uruguay y México formulan un llamado a todas las partes involucradas, tanto al interior del país como al exterior, para reducir las tensiones y evitar una escalada de violencia que pudiera agravar la situación", señalaron los países en el documento divulgado por la Cancillería uruguaya.

El Gobierno de Maduro y sus detractores sostuvieron una mesa de negociaciones entre finales de 2017 y principios de 2018, pero terminó sin resultados luego de que ambas partes se acusaran mutuamente de romper los primeros acuerdos alcanzados y el antichavismo se negara a firmar un documento de compromisos.

En este primer mes de 2019 Maduro ha pedido varias veces a los opositores retomar la mesa de negociaciones, al declarar que está "listo" para hallar una solución consensuada a la crisis del país. Pero los opositores no le han tomado la palabra.

Redacción APP
Con información de Efe

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.