Secciones
Síguenos en:
'Me siento alegre por haber recuperado la libertad'
AUTOPLAY
Habla uno de los opositores Liberados tras el indulto de Maduro.Habla uno de los opositores Liberados tras el indulto de Maduro.
Gilber Caro

Cristian Hernández / EFE

'Me siento alegre por haber recuperado la libertad'

Habla el diputado Gilber Caro tras haber sido puesto en libertad. Pide empatía y consideración.

Los presos políticos que recibieron el indulto del régimen de Nicolás Maduro comenzaron a ser liberados en las horas siguientes al anuncio de la medida. El diputado Gilber Caro fue de los primeros en salir.

Tras ocho meses de una detención que activistas catalogaron de arbitraria e injusta, Caro abandonó las instalaciones de las temidas Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en las que estaba recluido.

(Lea también: La arriesgada apuesta de Capriles sacude a la oposición venezolana)

Es la tercera vez que el régimen lo pone en libertad tras haberlo detenido y sometido a procesos plagados de irregularidades. “No pierdan la esperanza, yo nunca la perdí”, fue el mensaje que envió a los venezolanos al concluir la entrevista que tuvo con EL TIEMPO.

A continuación, parte de esta conversación.

¿Cómo está? ¿Cómo se siente?

Estoy un poco extraño, porque dormí muchos meses debajo de una escalera y hoy veo el apartamento muy grande, la calle, todo me parece demasiado grande. Ya fui al médico, me mandaron un tratamiento. Quiero recuperarme.

Me siento feliz, con mi familia, me siento alegre por haber recuperado lo más valioso después de la vida, que es la libertad.

¿Qué más nos puede contar acerca de las condiciones de su reclusión?

Lejos de tu familia, seres queridos, es muy tortuoso. Fueron procesos muy difíciles. Sin embargo, gracias a Dios, nunca pude recibir un golpe físico, pero hay cierta forma donde uno pasa por sufrimiento, donde estás pasando por una situación muy difícil, tratando de sobrellevar estos meses con quienes me tenían allí, y lograr salir estable, con vida.

Pude leer muchísimo, pude ejercitarme en estacionario, porque a mí me gusta trotar, en las condiciones de 1 metro 10 de ancho, por 2 metros 10 de largo, allí me mantuve muchos meses. Esas condiciones fueron muy difíciles, pero lo más importante fue el momento de la liberación: un momento donde me sorprendieron.

(Le puede interesar: 'Utilizan a los presos políticos como prenda de extorsión y de canje')

Ha dicho que asumía este indulto desde lo humano; y que consideraba que la gente debía ponerse en sus zapatos. ¿A quién dirige este mensaje? ¿Por qué hace esta aclaratoria?

Yo creo que quienes están afuera pueden opinar, pero lo dije desde el contexto del respeto de la opinión del otro. Yo respeto para que me respeten. Respeto la opinión de los de un color, y respeto la opinión de los de otro.

Si yo estuve en el FAES y me hice respetar, porque en los ocho meses de mi encarcelamiento, donde mi familia declaró casi que me vuelven loco, es por hacer valer mis derechos dentro de la institución, también creo que quienes hacen política en el entorno de nosotros deben respetar la posición de nosotros.

Estoy en la calle, estoy con mi familia y eso es lo más grande que puede existir.

En el sentido humano, sí, porque mi hija va a cumplir 15 años, tu hijo no cumple 15 años dos veces, y no le podía celebrar su abrazo, su compañía, cantarle su cumpleaños, ese mismo día. Ya se acerca la fecha. MI familia, mi novia, me mandaba cartas, y está fuera por la pandemia, y no verla era un sufrimiento.

Estamos en la calle y ese mensaje va dirigido para aquellos que de alguna manera piensan distinto, y en esa diversidad del mundo entendamos que hay que valorar a quien ha sufrido, porque nos falta empatía y consideración con los que hoy todavía se encuentran presos.

El propio Nicolás Maduro reconoció lo que analistas venían advirtiendo desde que se conoció la medida, que con el indulto buscaba promover la participación en los controvertidos comicios del 6 de diciembre. ¿Qué opinión le merece esto?

A mí no me notificaron de negociación o diálogo, simplemente me fueron a buscar a la celda, salí, y he tenido el tiempo de compartir con mi familia y mis allegados.

En mi opinión, yo estoy en la calle y muchísima gente está en la calle y celebro que la señora de 70 años (Antonia Turbay, quien había sido detenida solo por ser vecina del comisario Iván Simonovis), (los diputados) Ismael (León), Renzo (Prieto), Roberto Marrero, (Juan) Requesens están en la calle. ¿Qué opinión puedo decir si su familia se reencontró? El abrazo de la mamá de Requesens, que lo pude ver, la hermana del señor Vasco Da Costa.

(Lea aquí: Diosdado Cabello regresa a la televisión tras superar Covid-19)

Dijo el ministro Jorge Rodríguez, tras leer su nombre y el de los demás beneficiados por el indulto, que podrían postularse como candidatos a las parlamentarias. Ese mismo día, se extendió el plazo para las inscripciones. ¿Está eso en sus planes?

Mi primer plan hoy es mi familia y Venezuela. Yo estoy trabajando en lo social desde hace muchos años, voy a seguir trabajando en lo social. Hoy yo soy diputado, a mí un cargo no me hace, si yo mañana no sería (diputado) yo sigo trabajando en lo social, pero mi prioridad es mi familia.

La ministra Iris Varela dijo, también, el día en que se hizo el anuncio que el indulto no era garantía para el futuro. ¿Cree que sobre usted y los demás liberados hay una amenaza latente?

No vi las declaraciones, pero a lo que tú dices, que Dios la bendiga y nosotros seguimos trabajando, pero yo soy inocente y estoy en la calle y en el nombre de Dios seguiré trabajando por Venezuela.

Es usted activista de los derechos de los privados de libertad. Hemos podido conocer de una situación irregular que se estaría desarrollando a lo interno de las cárceles y centros de reclusión del régimen, con la propagación de la covid-19. ¿Qué sabe sobre esto?

Yo, donde estuve, no vi ningún contagiado con covid-19: ningún funcionario.

Todo este tema ha suscitado una diatriba a lo interno de la oposición, ¿qué opinión le merecen estas discusiones?

La democracia es un debate y siempre que se haga con respeto a la opinión ajena, bienvenida, pero cada quien tiene una postura que se debe respetar. Nosotros como venezolanos debemos aprender muchísimo de respeto: tus derechos terminan cuando comienzan los míos. Respeto por quienes piensan distintos y eso es democracia. Bienvenido el debate.

ANDREÍNA ITRIAGO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.