Maduro se enfrenta a condena de comunidad internacional tras comicios

Maduro se enfrenta a condena de comunidad internacional tras comicios

Estados Unidos, Grupo de Lima y España, entre los primeros en reaccionar a los resultados.

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro recibió más de seis millones de votos, según el último boletín del CNE.

Foto:

AFP / Juan Barreto

21 de mayo 2018 , 12:07 p.m.

Venezuela se enfrenta a la amenaza de nuevas sanciones internacionales y al recrudecimiento de la crisis social y económica, tras la cuestionada reelección del presidente Nicolás Maduro hasta 2025 en unos comicios desconocidos por la oposición y varios gobiernos.

Los países del Grupo de Lima anunciaron este lunes que decidieron "reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas" con Venezuela y llamaron a consultas a sus embajadores en Caracas, tras desconocer la legitimidad del proceso electoral desarrollado este domingo en ese país.

La decisión fue anunciada en un comunicado emitido por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Esos gobiernos remarcaron que "no reconocen la legitimidad del proceso electoral desarrollado en la República Bolivariana de Venezuela que concluyó el pasado 20 de mayo, por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente".

Por su parte, el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, afirmó en un comunicado que las elecciones fueron "un engaño. Ni libres ni justas", exigió a Maduro abrir un canal humanitario en el país y dijo que EE. UU. no se quedará de brazos cruzados ante el resultado de los comicios.

Además, el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció que Washington tomará rápidas respuestas económicas y diplomáticas para apoyar la restauración democrática en el país.

Las elecciones de ayer refuerzan el carácter autoritario del régimen, dificultan la necesaria reconciliación nacional y contribuyen a agravar la situación económica

Brasil, la mayor economía latinoamericana, acusó a Maduro de llevar a cabo una votación que no tenía "legitimidad" ni "credibilidad" con un contexto de partidos y candidatos inhabilitados, sin observadores independientes y ante la ausencia de una separación de poderes.

"Las elecciones de ayer (...) refuerzan el carácter autoritario del régimen, dificultan la necesaria reconciliación nacional y contribuyen a agravar la situación económica, social y humanitaria que aflige el pueblo venezolano, con impactos negativos y significativos para toda la región", sostuvo la cancillería brasileña en un comunicado.

Desde Santiago, el gobierno chileno llamó a convocar a un proceso electoral "verdaderamente libre" que respete los estándares mínimos de una democracia. Chile "condena profundamente las acciones que ha perpetrado la dictadura instaurada por Nicolás Maduro, que no respeta las libertades más elementales de sus ciudadanos y ha desencadenado una tragedia política, económica, social y humanitaria", dijo la cancillería en un comunicado enviado el domingo por la noche.

El presidente de España, Mariano Rajoy, consideró que "no se han respetado los mínimos estándares democráticos" en las elecciones. En un comentario en su cuenta de Twitter tras los comicios venezolanos, Rajoy señaló que España estudiará junto a sus socios de la Unión Europea las medidas oportunas ante la situación en
Venezuela.

Además, garantizó que el Gobierno español seguirá trabajando para mitigar el "sufrimiento" de los venezolanos.

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, mediador en los diálogos entre el chavismo y la oposición, afirmó que el resultado de las elecciones llama a la necesidad de "un proceso a fondo, urgente, de diálogo político" en el país para superar las diferencias entre gobierno y antichavismo.

Zapatero afirmó que más allá de que Falcón no reconozca las cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE) está "la necesidad imperiosa de dar un giro importante" para solucionar la crisis por la que pasa el país petrolero desde hace meses.

Por su parte, los gobiernos de El Salvador, Bolivia, Rusia e Irán reconocieron las elecciones, defendieron el proceso 'democrático' y felicitaron a Maduro por su victoria.

Maduro obtuvo el domingo 68 % de 8.603.936 votos contra 21,2 % del exchavista Henri Falcón, quien consideró que el proceso carecía de "legitimidad" y pidió una repetición de la votación, al acusar al gobierno de "compra de votos" y "chantaje" con los programas sociales.

Aunque celebró haber ganado por "nocáut", Maduro se reeligió con un abstención histórica del 52 %, tras el boicot al que llamó la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por considerar la elección una "farsa" para perpetuarlo en el poder. Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea (UE) y una docena de países de América Latina respaldaron a la MUD, adelantando que desconocerían los resultados. Chile, Panamá, Costa Rica y España fueron los primeros en reafirmarlo.

EFE, AFP y Reuters

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.