El concierto silencioso, una derrota más para Maduro

El concierto silencioso, una derrota más para Maduro

El régimen perdió una batalla al improvisar un concierto para competirle al Venezuela Aid Live.

Concierto de Maduro

El concierto duraría desde el viernes hasta el domingo, acompañado de las Fuerzas Armadas.

Foto:

Juan Barreto / AFP

Por: ARMANDO NEIRA
24 de febrero 2019 , 01:55 p.m.

Nicolás Maduro se metió en un pulso, posiblemente innecesario, para confrontar al macro concierto Venezuela Aid Live y perdió. En esta avalancha de hechos impulsados por sus opositores para arrinconarlo, la ausencia de público a su fiesta evidencia de manera clara su soledad.

Aunque a lo largo del viernes, en el escenario montado por el oficialismo –bautizado con el eslogan de “Para la guerra nada”- hubo una presencia, que ellos mismos cifran en, por momentos, de 20 mil personas, el evento se fue diluyendo al extremo que no volvió a generar siquiera un comentario.

En las portadas impresas de los diarios venezolanos de este sábado, la imagen más importante es la de concierto de Cúcuta.

Cuando Richard Branson anunció un concierto con el propósito de recoger fondos que anhelan pasen de los 100 millones de dólares y exhibió un cartel con algunas de las figuras más importantes de la actualidad artística en Iberoamérica, Maduro contraatacó y dijo que él también haría otro. Incluso, se mostró más ambicioso: no de un día sino de tres y no con una treintena de artistas sino con 150 y que si se trataba de ayuda humanitaria pues él recogería 25.000 mercados para repartir a los más pobres de Cúcuta y de La Guajira que es donde, dijo, los niños mueren de hambre.

Así que manos a la obra. Los extremos del puente de Tienditas se convirtieron en un espacio de una batalla inédita. A este lado de la frontera, el multimillonario Branson puso su chequera para levantar a contrarreloj una infraestructura de 600 toneladas de peso, entre estas, 400 en los equipos de sonido que rodeaba una tarima giratoria de 12x18. Para el montaje se usaron 50 camiones y 1.800 personas trabajaron de sol a sol durante una semana.

La selección de artistas –algunos de ellos que gozan de especial afecto en sus países de origen como Maná en México, Carlos Vives en Colombia o Miguel Bosé en España- crearon un clima de optimismo que movilizó a 1.300 periodistas, entre ellos 800 nacionales y 500 internacionales.

Pero, además de los cantantes, llegaron 800 voluntarios que se arremangaron para ayudar a las 1.800 personas encargadas de la seguridad. Al final, el resultado fue evidentemente exitoso: 317.000 asistentes, bajo un sol abrasador, sin un solo incidente y el eco global con la palabra libertad. En este mundo de redes sociales en donde los seguidores de los artistas se cuentas por millones, la dimensión de este impacto en el planeta es innegable. Durante todo el viernes las palabras “Libertad”, “Democracia”, “Guaidó presidente” fueron tendencia orbital.

Del otro lado, según recoge el diario Ultimas Noticias, durante las interpretaciones los artistas hicieron llamados a la paz y de carácter patriota. “Hemos sido un país bendecido, siempre asediado por potencias extranjeras que se quieren apropiar de lo nuestro”, expresó el cantante Omar Acedo, tras culminar su función.

Entre tanto, la oficialista Telesur animaba el concierto del régimen, pero poco a poco lo sacó de su parrilla. ¿Qué futuro tiene un gobierno que invita a una fiesta gratuita y la gente le dice que no? Aunque, Maduro dice que el concierto se reanudaría hoy y que iría hasta mañana domingo, los últimos sucesos prevén que su realización sea incierta.

Incluso, desde el punto de vista estratégico para lo que se preveía que está ocurriendo este sábado, Maduro puede darse por bien servido que le haya ido tan poca gente. ¿Cómo estaría hoy con unas 100.000 o 200.000 personas en Tienditas viendo al otro lado de la frontera los camiones con las ayudas humanitarias? ¿No se lanzarían también a cruzar el puente y quitar las barreras puestas por él a punta de soldadura?

A pesar de esto, Maduro trató de maquillar el resultado de su acto: “Extraordinario inicio del concierto “Para la guerra nada”, un canto que une a los cultores y artistas nacionales e internacionales por la paz de nuestra amada Venezuela. Somos un pueblo amoroso, solidario y alegre. #TrumpHandsOffVenezuela”, escribió en la red social Twitter.

La realidad, sin embargo, muestra este sábado que por eso, probablemente el régimen dejó que se disipara y que nadie hablara más del tema. Fue una derrota sonora. Que, además, tuvo un impacto aún más fuerte porque justo cuando ya se iba a terminar el Venezuela Aid Live y Alejandro Sanz estaba en la tarima, un rumor de entre el público corrió con un grito de optimismo: el presidente interino Juan Guaidó había llegado exhibiendo con sus manos la V de la victoria.


ARMANDO NEIRA
EDITOR DE CULTURA
En Twitter: @armandoneira

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.