Coronavirus en Venezuela: $ 140 mil por caja de tapabocas

Coronavirus en Venezuela: $ 140 mil por caja de tapabocas

Ciudadanos salieron a hacer compras nerviosas.

Venezuela coronavirus

Frontera del puente Simón Bolívar en la frontera entre Colombia y Venezuela. Personas cruzan en busca de elementos para hacer frente al coronavirus.

Foto:

AFP

Por: Andreína Itriago
13 de marzo 2020 , 09:50 a.m.

En Altos de Lídice, una barriada popular ubicada al norte de Caracas, tienen una preocupación: “Si el Coronavirus llega aquí, estamos jodidos”. No creen tener otra opción más que encomendarse a Dios, ante la inminente llegada de la pandemia.

Ni siquiera les alivia saber que tienen esa proximidad al Hospital Dr. Jesús Yerena, uno de los cinco centros de salud que, según se ha conocido en días pasados, supuestamente están preparados para recibir los casos de Covid-19 en la capital venezolana.

(Lea también: Las medidas con las que Maduro busca frenar la epidemia en Venezuela)

Que el nombre de este hospital apareciera en el listado oficial incluso sorprendió a algunos de los habitantes de este sector popular caraqueño. El pasado jueves, trabajadores de este centro de salud les aseguraban que no estaban preparados para la llegada del virus. “Aquí no hay nada”, les habría confesado, entonces, uno de ellos, al referirse a cosas tan básicas como tapabocas.

(Le puede interesar: Nicolás Maduro dice tener medicamento que curaría el coronavirus)

Ni hablar de los kits y equipos de prueba diagnóstica chinos o de las pastillas milagrosas cubanas a las que hizo referencia ayer el cuestionado mandatario Nicolás Maduro, mientras declaraba en emergencia permanente al deteriorado sistema de salud venezolano e informaba de las medidas de prevención que tomaría la nación. “Ni siquiera podemos hacer una prueba de orina”, habría dicho otra de las trabajadoras, una semana atrás, a sus vecinos.

La principal preocupación de los habitantes de Altos de Lídice, sin embargo, no radica tanto en el sistema de salud como en los servicios básicos. Para ellos, cumplir con la medida de protección elemental: lavarse las manos a fondo y con frecuencia, es una utopía. Tras haber pasado exactamente 703 días sin recibir agua por tuberías, el pasado 9 de febrero la tuvieron tan solo por dos horas. Transcurrido ese momento de gloria, inició una nueva cuenta, que esta semana superará los 40 días sin agua.

(Lea también: ¿Está preparada Venezuela para llegada del coronavirus?)

Maduro

Maduro anunció este jueves la suspensión por un mes de todos los vuelos provenientes de Europa y de Colombia "para sumar a los procesos preventivos a nivel internacional" .

Foto:

EFE

Venezuela es uno de los países más vulnerables ante un brote de Coronavirus debido a la Emergencia Humanitaria Compleja que existe en el país”, reiteró el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 60 naciones del mundo, en un comunicado que difundió la noche de este jueves, unas horas después de la alocución de Maduro.

Ante la imposibilidad de lavar sus manos con agua y jabón, los habitantes de Altos de Lídice deberían recurrir a métodos alternativos y a otras medidas de protección. Pero, hacerlo, es aún más complicado para ellos. No tanto por la dificultad de encontrar, en estos momentos, productos sugeridos, como gel antibacterial y mascarillas; sino por la imposibilidad de pagarlos.

En la tarde de este jueves, EL TIEMPO recorrió cuatro farmacias de cuatro zonas distintas de la capital venezolana, y solo en una encontró tanto el gel antibacterial, como las mascarillas. Ambos productos se habían agotado entre la mañana y la tarde anterior en las otras farmacias visitadas. Y este diario no era el único buscándolos. Nos tropezamos con decenas de ciudadanos cazando los mismos productos en cada una de las farmacias visitadas. Sus precios, sin embargo, estaban fuera del alcance de la mayoría.

Un kit con dos envases de gel antibacterial: uno pequeño, de 50 cm3, y otro más grande, de 100 cm3, más tres mascarillas, costaba, ayer, 500 mil bolívares o el equivalente a unos 7 dólares, según la tasa de cambio oficial. Con un sueldo mínimo integral, un venezolano no podría pagar ese combo. Le harían falta 50.000 bolívares adicionales.

Un kit con dos envases de gel antibacterial costaba, ayer 500 mil bolívares o el equivalente a unos 7 dólares

Y menos podría costear la caja de 50 mascarillas desechables, valorada, este jueves, en 2.600.000 bolívares, o el equivalente a unos 35 dólares. Se remarca la fecha porque en apenas un día, este producto tuvo un incremento de 52 por ciento de su valor, en relación con el precio del miércoles.

Sin embargo, al calcular el costo por unidad, cada mascarilla de la caja sigue siendo más económica que las que ofrecen vendedores ambulantes. Algunos de ellos aprovecharon la manifestación opositora del pasado martes para venderlas, y caminaban entre las miles de personas que asistieron con un cartel que decía: tapabocas a 1 dólar.

Pero ya no podrán atacar ese mercado de manifestantes. La primera medida que informó ayer Maduro fue la suspensión y prohibición de concentraciones públicas masivas. Por su parte, Guaidó, quien había anunciado un nuevo relanzamiento de la lucha de calle, informó que las convocatorias serían redefinidas, ante la amenaza de la pandemia.

Ya sea para revendedores o ciudadanos comunes, se han puesto límites a la compra de estos productos. Por persona, este jueves, solo permitían comprar una caja de mascarillas y dos de los denominados kits antibacteriales, en el único sitio donde se encontraban, que era una farmacia en la zona comercial de Las Mercedes.

Venezuela coronavirus

Migración Colombia exige a los venezolanos ingresar usando tapabocas como medida de prevención luego de la declaración de "emergencia sanitaria" por la pandemia del coronavirus.

Foto:

EFE

“Más temprano estábamos vendiendo dos cajas por persona, pero esto ha sido un no parar y se nos están agotando muy rápido. Nos han surtido todos los días de esta semana”, dijo a este diario, alrededor del mediodía, una de las cajeras. En la fila de más de 30 personas, la inmensa mayoría esperaba para pagar estos productos.

La preocupación por la amenaza de la pandemia no se circunscribe a zonas populares de Caracas. En sectores más acomodados de la capital, como la urbanización de clase media-alta Colinas de Bello Monte, también se han encendido las alarmas. Pero, a diferencia de los habitantes de Altos de Lídice, entre los que predomina la resignación, Amanda Méndez y su familia han podido prepararse.

A través del portal Amazon.com, encargó mascarillas reutilizables no solo para ella, su esposo y tres hijos, sino para los cuatro adultos mayores del grupo familiar.

A los abuelos los equiparon con vitaminas, mientras que los padres optaron por reforzar sus sistemas inmunológicos inyectándose complejos vitamínicos.

Méndez lleva un gel antibacterial en la cartera y otro en su carro. Cada tanto se lo hecha y también a sus hijos, a quienes ha explicado la situación. El mayor de ellos, de 6 años, parece entenderlo bien: “No te va a matar, pero es mejor que no te dé”, dice, al referirse al virus.

Este viernes faltará a clase, al igual que sus dos hermanitos. La madre tomó la previsión de hacer cita en el pediatra para ponerlos al día con sus vacunas y adelantar algunas, como previsión a una situación que los obligue a resguardarse en casa.

La preocupación por la amenaza de la pandemia no se circunscribe a zonas populares de Caracas

Para mí es inminente que en algún momento van a cerrar los colegios, tenemos que prepararnos para ese momento, tenemos que comprar algunas cosas”, dice.

Maduro asomó la posibilidad de suspender las clases en su alocución de ayer, cuando insistió en que en Venezuela no se han registrado casos de contagio, solo unos 30 sospechosos, que, según él, han sido descartados.

Sin embargo, tanto Méndez, en Colinas de Bello Monte, como los vecinos de Altos de Lídice creen que miente y que el virus ya está en el país. Y mientras unos se encomiendan a Dios, los otros esperan que las previsiones que han tomado contribuyan a que no les llegue.

“El autoritarismo no es compatible con las pandemias porque busca siempre esconder la verdad. Una epidemia no se trata con control político ni con silencio, se trata con insumos, con médicos, con enfermeras, con hospitales dotados y con un sistema de salud que sí funcione”, dijo Guaidó en horas de la noche, al tiempo.

ANDREÍNA ITRIAGO
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.