La inflación no da un respiro a los venezolanos en cuarentena

La inflación no da un respiro a los venezolanos en cuarentena

La escalada del tipo de cambio en abril generó una presión importante en los precios.

Inflación en Venezuela
Foto:

AFP

Por: Andreína Itriago
26 de mayo 2020 , 08:29 a.m.

El incremento de precios ha sido una constante desde que Venezuela entró en hiperinflación, a finales de 2017, pero muchos no dejan de sorprenderse. “¡No puedo con los precios!”, le repetía una joven a otra en un supermercado al sureste de Caracas.

(Lea también: Lo de Venezuela y el coronavirus es ‘una bomba de tiempo’)

Durante febrero y marzo, habían podido “respirar” un poco, con una inflación de alrededor de 20 por ciento cada mes: un logro para quienes venían de 65 por ciento de inflación en enero y una acumulada durante 2019 de 9.585,5 por ciento, como reconoció el Banco Central de Venezuela (BCV).

Pero llegó el covid-19, oficialmente el 13 de marzo, y los devastadores efectos que ha supuesto para las economías del mundo no demoraron en hacerse notar en esta, una vulnerable y además petrolera.

En abril los precios volvieron a aumentar considerablemente. Los principales indicadores extraoficiales, el de la firma Ecoanalítica y el de la opositora Asamblea Nacional (AN), dieron cuenta de ello, con números distintos –58 y 80 por ciento de inflación, respectivamente– pero con una misma tendencia.

El tipo de cambio es la variable más importante para explicar el comportamiento de la inflación

El régimen volvió a apuntar hacia el sector privado con acusaciones de especulación. “He dado instrucciones muy claras para atajar la especulación brutal que han decretado estos sectores económicos que no quieren colaborar con el país”, advirtió el mandatario Nicolás Maduro el 22 de abril, antes de que otros voceros oficiales anunciaran un plan que, entre otras cosas, contemplaba precios acordados para 27 rubros, un mecanismo que esta próxima semana cumple un mes de haber sido puesto en marcha, sin haber conseguido frenar la inflación.

(Lea también: OMS ve cada vez más improbable segunda ola importante del coronavirus)

Expertos locales, de hecho, tienen otra explicación para el alza de los precios, en la que la tasa de cambio juega un rol fundamental. “El tipo de cambio es la variable más importante para explicar el comportamiento de la inflación”, insistió a este diario el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

En la economía venezolana actual, dijo, el dólar es el factor clave de ajuste en los precios, que, sin embargo, todavía en establecimientos como supermercados y farmacias se muestran en bolívares, los mismos que recibe como remuneración por su trabajo la mayoría de los venezolanos.

En las semanas que han transcurrido de mayo, Ecoanalítica no ha registrado inflaciones de dos dígitos, como sí ocurrió en abril, lo que les hace prever que la de este mes pueda ser menor que la del anterior. De hecho, tras un desplazamiento de casi 100 por ciento del tipo de cambio en abril, durante mayo ha habido una ralentización.

En cualquier caso, las expectativas para el cierre de año distan de ser alentadoras. La firma de Oliveros mantiene una proyección de entre 13.000 y 15.000 por ciento. La estimación del Fondo Monetario Internacional coincide con la cifra más alta. Pero, para otros, puede ser superada. En conversación con EL TIEMPO, a finales de abril, el diputado opositor Ángel Alvarado dijo que podía llegar a 20.000 por ciento.

Nicolás Maduro

El líder de Venezuela aseguro que no es momento para ataques contra la Organización Mundial de la Salud.

Foto:

EFE

Mientras tanto, los venezolanos sienten las consecuencias, sobre todo, en el estómago. En abril, según datos del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), se registraron 150 protestas por alimentos en todo el país, un incremento considerable con respecto a las 35 por el mismo motivo que hubo en marzo.

(Lea también: Tensión entre China y EE. UU. aumenta tras duro cruce de declaraciones)

Con un sueldo mínimo integral recientemente aumentado al equivalente en bolívares de unos cuatro dólares, es poco lo que se puede comprar de una canasta alimentaria que, según datos de la AN, costó en abril 208 dólares.

Lo sabe Ana Monsalve, docente de una escuela pública en el céntrico estado Miranda, quien con su sueldo escasamente puede comprar un cartón de 30 huevos regulado. “Nadie sobrevive con ese sueldo (…) He vivido cosas terribles”, dijo en conversación telefónica con EL TIEMPO.

Subsiste gracias a las remesas que aún recibe de una hija que vive en Polonia. Muchas de sus colegas, sin acceso a divisas, se rebuscan con otros trabajos por las tardes y los fines de semana. Y, ni así, logran hacer tres comidas, mucho menos completas, en un día.

En febrero, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que para 2019 había 9,3 millones venezolanos (casi un tercio de la población) en situación de inseguridad alimentaria aguda y necesitadas de asistencia urgente. La misma organización previó a finales de abril que la pandemia podía duplicar el número de personas que sufren hambre extrema.

(Lea también: Nuevo brote en China muestra que el virus podría estar cambiando)

ANDREÍNA ITRIAGO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.