Cerrar
Cerrar
Periodistas mexicanos están en la mira de ataques violentos
NYT: En agosto se exhibieron fotos de periodistas asesinados para protestar por el trato a la prensa en México.

NYT: En agosto se exhibieron fotos de periodistas asesinados para protestar por el trato a la prensa en México.

Foto:

Eduardo Verdugo/Associated Press

Periodistas mexicanos están en la mira de ataques violentos

NYT: En agosto se exhibieron fotos de periodistas asesinados para protestar por el trato a la prensa en México.

Muchos relacionan la difícil situación de los periodistas a las actitudes de López Obrador. 

CIUDAD DE MÉXICO — Alrededor de las 23:00 horas del 15 de diciembre, uno de los conductores noticiosos más famosos de México conducía del trabajo a su casa por su idílico barrio en la Capital cuando hombres armados en una motocicleta se le emparejaron y le dispararon. Huyeron tras hacer varios impactos en el auto.

El conductor noticioso, Ciro Gómez Leyva, salió ileso, aparentemente salvado por ventanillas de vidrio a prueba de balas que resistieron varios disparos directos.

“Alguien quería matarme”, dijo Gómez Leyva en su noticiero al día siguiente. “No sé por qué. No sé quién”.

El ataque descarado contra un periodista tan conocido envió un mensaje claro a los medios de comunicación del País: nadie está a salvo.

En las columnas de los periódicos y en conversaciones entre colegas, el cuerpo de prensa de México ha comenzado a considerar la posibilidad de que la prominencia, alguna vez considerada un escudo contra la violencia, ya no ofrezca mucha protección.

Gran parte del furor por el ataque ha sido dirigido al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha tenido una relación combativa con los medios de comunicación desde que asumió el cargo en el 2018, utilizando sus conferencias de prensa diarias de varias horas de duración para vilipendiar a los periodistas que lo critican.

En televisión nacional después del atentado, el Presidente expresó “solidaridad” con Gómez Leyva, pero también sugirió que el ataque fue un montaje y que era un intento por desestabilizar al Gobierno.

López Obrador dijo que no podía descartar la posibilidad de que el asalto fuera planeado por “alguien que lo hizo para afectarnos”.

La respuesta del Presidente provocó una respuesta negativa de destacadas figuras de los medios, quienes en una carta publicada el 21 de diciembre sugirieron que ha creado un ambiente hostil para los reporteros al demonizar constantemente a la prensa.

“Prácticamente todas las expresiones de odio hacia los periodistas se incuban, nacen y difunden en Palacio Nacional”, reza la carta, que fue firmada por 180 periodistas. “Si el Presidente López Obrador no controla sus impulsos de ira hacia los periodistas críticos, el País entrará a una etapa aún más sangrienta”.

La respuesta confrontacional del Presidente ha generado crecientes dudas sobre si se puede contar con el Gobierno para proteger a un cuerpo de prensa amenazado —o para hacer justicia en uno de los ataques de más alto perfil contra un periodista en la historia reciente.

“En este clima de ataques del líder mexicano, ¿puede el Gobierno realizar una investigación independiente?”, dijo Gómez Leyva en un mensaje de WhatsApp. “No diré más”.

México tiene mucho tiempo de ser uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas y, de acuerdo con varias métricas, el 2022 fue uno de los años más mortíferos para la prensa allí en décadas.

Tres periodistas fueron asesinados en represalia directa por su trabajo y otros 10 fueron asesinados en circunstancias aún bajo investigación, reporta el Comité para la Protección de los Periodistas, una organización sin fines de lucro que defiende los derechos de los periodistas en todo el mundo.

Solo en Ucrania, una zona de guerra, hubo más periodistas asesinados en el 2022.

Tras el ataque contra Gómez Leyva, los funcionarios de la Ciudad de México comenzaron a investigar el crimen y el Presidente prometió obtener respuestas.

Pero López Obrador también ha seguido nombrando y avergonzando a periodistas específicos que le disgustan, mientras cuestiona la credibilidad de la prensa independiente en general.

Un destacado ejecutivo de los medios sugirió en las redes sociales que el ataque a Gómez Leyva podría estar relacionado con un segmento que transmitió dos días antes del atentado.

En ese segmento, Gómez Leyva mostró imágenes del presunto líder de un grupo criminal del Estado de Michoacán asistiendo a un servicio religioso que incluía a policías. Pero un abogado del hombre, José Refugio Rodríguez, llamó al programa de radio de Gómez Leyva y negó que su cliente estuviera involucrado.

En su programa de radio del 20 de diciembre, Gómez Leyva pidió a su coconductor que leyera los nombres de todos los periodistas asesinados en México este año.

Luego se dirigió directamente al Presidente: “Fueron asesinados dentro de un territorio donde usted gobierna y donde prometió que no habría más violencia, que no habría más impunidad y donde ha fallado catastróficamente”.

Luego, pidió que se leyeran nuevamente todos los nombres.

Oscar López contribuyó con reportes a este artículo.

Por: Natalie Kitroeff

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.