Cerrar
Cerrar
Dolor e ira en Líbano, un año después de la devastadora explosión de Beirut
AUTOPLAY
Un año después de la explosión en Beirut,Un año después de la mortífera explosión en el puerto de Beirut, las heridas siguen abiertas: ningún responsable ha sido llevado ante la justicia y la investigación no avanza.
Explosión en el Líbano

AFP

Dolor e ira en Líbano, un año después de la devastadora explosión de Beirut

La comunidad internacional prometió este miércoles 370 millones de dólares en ayuda humanitaria.

Entre dolor y cólera, miles de libaneses se congregaron este miércoles en el centro de Beirut, en el primer aniversario de la gigantesca explosión que hizo estragos en el puerto y parte de la capital, mientras arrecian las duras críticas populares a la impunidad de los dirigentes en esta tragedia.

La jornada de duelo y de conmemoración se vio empañada por la violencia, y los enfrentamientos entre policías y manifestantes dejaron decenas de heridos en la zona del Parlamento, según la Cruz Roja libanesa.

(Le puede interesar: Israel realiza tres rondas de ataques contra Líbano en respuesta a cohetes)

La tarde del 4 de agosto de 2020 estalló una carga de fertilizante de nitrato de amonio mal almacenado en el puerto de Beirut y dejó gran parte de la ciudad como una zona de guerra. Al menos 214 personas murieron en la tragedia, una de las mayores explosiones no nucleares de la historia, que destruyó barrios enteros de la capital libanesa.

Trabajadores portuarios quedaron sepultados bajo silos de grano destruidos, mientras los bomberos que combatían un incendio ocurrido antes de la explosión fallecieron pulverizados. Transeúntes murieron aplastados y personas que resultaron laceradas con los trozos de vidrio disparados por el impacto murieron desangradas en sus casas.

Este miércoles por la tarde, numerosas personas se dirigieron hacia el sector del puerto para rendir homenaje a las víctimas y reclamar justicia. Las autoridades decretaron un día de luto oficial pero ningún responsable participó en la conmemoración, organizada sobre todo por los familiares de las víctimas, grupos de activistas, organizaciones de la sociedad civil y partidos de la oposición.

En el barrio de Karantina, cerca del puerto, los familiares de diez bomberos que murieron en la explosión se dieron cita en la estación de bomberos. Varias mujeres vestidas de negro llevaban consigo las fotos de sus familiares fallecidos, y otras portaban flores blancas. En las calles aledañas, de varios edificios visiblemente dañados por la explosión, colgaban banderas libanesas y pancartas. "Rehenes de un Estado asesino", rezaba una de ellas.

(Lea aquí: Tras salida de EE. UU., se acentúa la espiral de violencia en Afganistán)

Un año después de la tragedia, ningún responsable ha rendido cuentas. Se abrió una investigación local, pero esta todavía no ha conducido a ningún arresto importante ni tampoco ha apuntado hacia ningún eventual culpable, en tanto los políticos han sido acusados de obstruir la justicia, aduciendo la baza de la inmunidad parlamentaria. Amnistía Internacional acusó a las autoridades libanesas de una "vergonzosa" obstrucción de la justicia y Human Rights Watch dijo que había cometido "negligencia criminal".

Protestas durante este 4 de agosto en el Líbano

Foto:

PATRICK BAZ / AFP

Piden reformas urgentes

El caos en Líbano comenzó antes de la explosión, con un país en bancarrota que bloqueó los ahorros de la población en los bancos mientras la moneda local se hundió en el mercado negro.

El país sufre escasez de medicamentos, combustible y agua potable, unas dificultades que agravan el trauma nacional por la explosión y golpean a su sector de salud, sacudido por una nueva ola de contagios de covid-19.

En paralelo, legisladores libaneses no se han puesto de acuerdo sobre la formación de un gobierno, lo que ha provocado una situación de vacío de poder. Pese a la falta de acuerdo sobre el gobierno, la comunidad internacional prometió donar 370 millones de dólares de ayuda para Líbano durante una conferencia internacional de donantes organizada por Francia y apoyada por la ONU este miércoles.

“La economía está en caída libre, las instituciones están sufriendo, los servicios básicos derrumbándose, la sociedad se está fracturando y la población está en extrema necesidad”, señaló la vicesecretaria general de Naciones Unidas, Amina Mohammed, durante esta conferencia.

(En otras noticias: Dos fuertes explosiones, seguidas de disparos, sacuden la capital afgana)

Con el anuncio de la ayuda para el Líbano, la comunidad internacional también hizo énfasis en que el país necesita reformas. Estas apuntan, principalmente en los campos de la lucha contra la corrupción, el sistema judicial o la contratación pública.

Los participantes de esta reunión también pidieron nuevamente "la formación de un gobierno dedicado a salvar el país" y expresaron su preocupación por los retrasos en la investigación de la explosión que destruyó el puerto de Beirut hace un año.

"Ningún monto de ayuda exterior será suficiente si los líderes de Líbano no se comprometen a hacer el trabajo necesario de reformar la economía y combatir la corrupción", dijo el presidente estadounidense, Joe Biden, que anunció una ayuda de 100 millones de dólares.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que su país aportará en 12 meses unos 100 millones de euros (120 millones de dólares) y enviará este mes de agosto 500.000 dosis de vacuna contra el covid-19.

"Seamos francos: la asistencia internacional dependerá de un progreso tangible en la implementación de las reformas", advirtió el presidente del Consejo Europeo, Charles Michael.


AFP Y EFE

Más noticias

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.