De alfombras al líder supremo: las sanciones que EE. UU. impuso a Irán

De alfombras al líder supremo: las sanciones que EE. UU. impuso a Irán

Desde el 2018, Washington intenta atacar el corazón y cerebro de la economía iraní.  

Jamenei ayatolá de Irán

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, fue sancionado este lunes por parte de Estados Unidos.

Foto:

Efe

Por: AFP
25 de junio 2019 , 08:03 a.m.

Desde el líder supremo al petróleo, pasando por los Guardianes de la Revolución, las sanciones impuestas por Estados Unidos desde agosto de 2018 buscan atacar el corazón y el cerebro de la economía iraní, una de las expresiones de la "presión máxima" ejercida sobre Teherán para que se siente a negociar sobre su actividad nuclear.

Estas medidas tienen como objetivo aislar a Irán del sistema financiero internacional. Tras la salida de Washington del acuerdo nuclear firmado en Viena en 2015, empresas extranjeras, obligadas a elegir entre sus inversiones iraníes o el mercado estadounidense, abandonaron Irán.

Líder supremo

Sancionado por ser "el último responsable de la actitud hostil de Irán", el ayatolá Alí Jamenei, su equipo y "otras personas que están estrechamente relacionadas con él" pierden "el acceso a recursos financieros esenciales", dijo este lunes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, precisó que las sanciones congelarían "miles de millones de dólares en activos" iraníes. También anunció sanciones contra el jefe de la diplomacia del país, Mohamed Mohamed Javad Zarif, quien dirigió las negociaciones nucleares con las principales potencias.

Mohammad Javad Zarif

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif. 

Foto:

Francois Lenoir / Reuters

Guardianes de la Revolución

Ocho oficiales de alto rango del ejército ideológico del régimen fueron atacados este lunes, incluido el comandante de la Marina, Ali Reza Tangsiri, "que amenazó con cerrar el estrecho de Ormuz".

Amirali Hajizadeh, comandante de la Fuerza Aérea y, según Washington, responsable de derribar un avión sin tripulación estadounidense el 20 de junio, también está sancionado, como Mohamed Pakpour, comandante de las fuerzas terrestres, por su despliegue en Siria.

Guardianes de la Revolución

Miembros de la Guardia Revolucionaria iraní durante una ceremonia del 40 aniversario de la Revolución Iraní en la plaza Azadi de Teherán (Irán), el 11 de febrero de 2019.

Foto:

EFE

Washington incluyó en abril a los Guardianes de la Revolución en su lista negra de "organizaciones terroristas extranjeras". La fuerza Quds fue incluida también en la lista negra.

Esta unidad de élite, responsable de las operaciones extranjeras, apoya a las fuerzas aliadas de Irán en Oriente Próximo, como al ejército sirio, a Hezbolá en el Líbano, o las autoridades iraquíes en la lucha contra los yihadistas. El Tesoro de Estados Unidos impuso en enero sanciones contra dos milicias respaldadas por Irán que combaten en Siria.

Petróleo, petroquímica

La administración de Trump quiere cerrar el grifo del petróleo bruto y los condensados (petróleo ligero), vital para la economía iraní. Las exportaciones pasaron de 1,5 millones de barriles por día en octubre de 2018 a 750.000 en abril pasado, según la agencia Bloomberg.

Washington anuló en mayo las exenciones acordadas con ocho países, como Turquía e India, para importar petróleo iraní. Irán afirma que continúa exportando su petróleo a través de "ventas no oficiales o no convencionales".

Paralelamente, Francia, el Reino Unido y Alemania, firmantes del acuerdo de Viena, crearon en enero un mecanismo de trueque con Irán para eludir las sanciones.

Otro sector clave es la petroquímica. Washington apuntó en junio a la Compañía de Industrias Petroquímicas del Golfo Pérsico (PGPIC), un grupo vinculado a los Guardianes de la Revolución que representa el 40 por ciento de la capacidad de producción petroquímica de Irán y el 50 por ciento de las exportaciones del sector.

El grupo está acusado de apoyar financieramente a Khatam al Anbiya, el conglomerado de los Guardianes presente en la mayoría de los principales proyectos de infraestructura de Irán.

Transacciones financieras

Washington prohibió al gobierno iraní en agosto de 2018 la compra de dólares, bloqueó el acceso del Banco Central iraní y de otras entidades financieras del país al sistema financiero estadounidense.

El comercio con los bancos iraníes también están vetados. La Casa Blanca también quiere que el circuito bancario internacional Swift, pieza fundamental para realizar transacciones en todo el mundo, vete a los bancos iraníes sancionados. Tampoco está permitido el comercio de oro y otros materiales preciosos con Irán.

Industria

Las sanciones apuntan a los sectores del hierro, del acero, del aluminio, del cobre, del carbón y del grafito. El sector automotriz y la aviación comercial, que habían tenido una apertura tímida después del acuerdo de 2015, están nuevamente en la mira.

La mayoría de los fabricantes de automóviles europeos han abandonado sus proyectos en Irán. La construcción naval y el transporte marítimo también son objeto de sanciones.

Otras sanciones

Estados Unidos prohibió la importación de alfombras o productos alimenticios de
Irán.
En marzo, 14 investigadores de energía nuclear iraní fueron objeto de sanciones, una advertencia para los jóvenes científicos de Teherán, tentados a seguir este camino.

AFP

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.