Así han transcurrido los tres meses de protestas en Líbano

Así han transcurrido los tres meses de protestas en Líbano

Ciudadanos piden renovación política total. Recientes manifestaciones dejaron más de 500 heridos.

Líbano

Un manifestante antigubernamental ondea una bandera nacional mientras la policía antidisturbios libanesa intenta dispersar a los manifestantes frente al Parlamento en el centro de Beirut.

Foto:

EFE

Por: AFP
21 de enero 2020 , 09:54 a.m.

Líbano es escenario desde hace tres meses de un movimiento contestatario sin precedentes contra toda la clase política, considerada corrupta e incompetente, y su capital Beirut ha registrado violentos enfrentamientos.

El presidente libanés Michel Aoun se reunió el lunes con los altos responsables de seguridad tras un fin de semana de enfrentamientos entre policías y manifestantes que dejaron más de 500 heridos en Beirut.

El sábado y domingo, la policía antidisturbios lanzó balas de goma y granadas de gases lacrimógenos, y activó sus cañones de agua contra los manifestantes reunidos en la entrada de una avenida que conduce al Parlamento.

(Lea también: Tras presión de manifestantes, primer ministro libanés renuncia)

Los manifestantes lanzaron piedras, petardos y fuegos de artificio contra una barrera montada por la policía para bloquear la avenida, atacando a veces a las fuerzas del orden con la ayuda de postes de señalización arrancados.

Estos son los momentos claves de los tres meses de manifestaciones y de jornadas de revuelo en el país. 

1. El impuesto a WhatsApp

El 17 de octubre del año pasado, el gobierno anunció una tasa a las llamadas efectuadas por redes sociales. La propuesta pretendía cobrar 20 centavos de dólar diarios por utilizar los servicios de voz de WhastApp y buscaba aumentar los ingresos de las arcas públicas en Líbano.

Pero en un país con una economía complicada, la medida hizo estallar la cólera de los ciudadanos. "El pueblo reclama la caída del régimen", gritaron los manifestantes mientras quemaron neumáticos y cortaron las calles en varias ciudades del país.

El gobierno renunció poco después a aplicar la tasa, pero miles de personas de todos los rincones de Líbano continuaron manifestándose.

Protestas en el Líbano

Manifestantes en protestas frente al Palacio de Gobierno de Beirut (Líbano).

Foto:

EFE/EPA/Nabil Mounzer

2. Las barricadas

El 18 de octubre, escuelas, universidades, bancos e instituciones públicas cerraron. En Beirut, fuerzas del orden intervinieron empleando gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. Decenas de personas fueron arrestadas. Al día siguiente, miles de libaneses se reunieron en Beirut, Trípoli (norte), Tiro (sur) y Baalbeck (este). Muchas carreteras principales fueron bloqueadas con barricadas.

El jefe del partido de las Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, anunció la dimisión de sus cuatro ministros. Pero el eslogan "Todos quiere decir todos" empezó a ser coreado por los manifestantes, en alusión al conjunto de la clase política, prácticamente la misma desde hace décadas.

Así, las protestas que iniciaron por los cobros adicionales a los servicios de llamadas, continuaron ahora con la bandera de acabar con la corrupción, la precariedad en los servicios públicos y la pobreza, pues Líbano es uno de los países más endeudados del mundo, con unos 86.000 millones de dólares.

El 25 de octubre, tuvieron lugar disturbios entre manifestantes y partidarios del movimiento chiita Hezbolá, enfurecidos por los eslóganes dirigidos a su líder, Hassan Nasrallah. 

3. Hariri dimite

El 29 de octubre, Saad Hariri y su gobierno dimitieron, provocando escenas de júbilo.

"Me dirijo al Palacio Baabda para presentar la dimisión del Gobierno al presidente, Michel Aoun, en respuesta a los muchos libaneses que salieron a las plazas para pedir el cambio", indicó en un breve discurso televisado a la nación.

Pese a su salida, Hariri era el encargado de despachar los asuntos ordinarios hasta la formación de un nuevo gobierno.

El 31 de octubre, escuelas y universidades retomaron las clases, pero centenares de manifestantes ocuparon de nuevo los puntos más importantes del país para reclamar una renovación completa de la clase política.

Primer ministro libanés

El primer ministro libanés, Saad Hariri, presentó su renuncia al presidente luego de dos semanas de protestas antigubernamentales.

Foto:

Wael Hamzeh. Efe

El 3 de noviembre, varios miles de personas invadieron las calles de Beirut y otras ciudades, horas después de una movilización masiva de partidarios del presidente Michel Aoun. En los días que siguieron, se bloquearon administraciones públicas y se cerraron gasolineras.

Los libaneses colapsaron los supermercados, lamentando la subida de precios y la escasez de productos. El 12 de noviembre, el presidente Aoun propuso un gobierno integrado por expertos y representantes de los partidos, pero la ciudadanía reclamó un gabinete formado exclusivamente por tecnócratas independientes.

"Si en el seno del Estado no hay nadie que les convenza, que emigren", dijo Aoun, aumentando la ira de los manifestantes. 

El 19 de noviembre, Michel Aoun dijo estar abierto a la idea de un gabinete que incluyera a miembros del movimiento contestatario.

4. No hay ayuda sin reformas

El 11 de diciembre, los principales apoyos internacionales de Líbano, reunidos en París, supeditaron toda ayuda financiera a la puesta en marcha de un gobierno "eficaz y creíble", que emprendiera reformas " de urgencia".

Saad Hariri solicitó al día siguiente la ayuda del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. La situación económica, de por sí muy precaria, se agudizó con restricciones bancarias y falta de liquidez.

Protestas en el Líbano

En el Líbano, las protestas continúan y muchos esperan conseguir un recambio de toda la clase política

Foto:

Wael Hamzeh / EFE

5. Disturbios

El 14 de diciembre, decenas de personas resultaron heridas en los disturbios de Beirut, entre los más violentos desde el inicio de las protestas en que las fuerzas de seguridad emplearon el lanzamiento de balas de goma. Al día siguiente, nuevos episodios de violencias nocturnas entre manifestantes y policías, cerca del Parlamento, dejaron decenas de heridos.

El 16 de diciembre, la designación de un nuevo primer ministro se aplazó por segunda vez en una semana.

6. Hasan Diab, primer ministro

El 18, Saad Hariri afirmó que no sería candidato. Al día siguiente, Hasan Diab, ex-ministro y universitario, fue nombrado primer ministro, pero el apoyo brindado a su candidatura por Hezbolá y sus aliados provocó la ira en una parte de la opinión pública, especialmente entre los sunitas pro-Hariri.

Diab afirmó querer formar un gobierno de "tecnócratas independientes" y pidió a los manifestantes que le dieran "una oportunidad".

Hezbolá

Hassan Nasrallah, jefe de Hezbolá, en Líbano.

Foto:

AFP

7. Violentos choques en Beirut

El 11 de enero, se reanudaron las manifestaciones tras una pausa por las fiestas de fin de año. Los días 14 y 15, la capital fue el escenario de violencias nocturnas y varios bancos fueron vandalizados. El 17, manifestantes bloquearon rutas y el 18 por la noche, al menos 377 personas, entre manifestantes y policías, resultaron heridas en Beirut en enfrentamientos de una violencia inédita desde el inicio de la protesta.

AFP y Efe

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.