EE. UU. propuso a palestinos una confederación con Jordania

EE. UU. propuso a palestinos una confederación con Jordania

El presidente palestino Mahmud Abás respondió que aceptaría si Israel también la integra.

Mahmud Abás, presidente palestino

Mahmud Abás, presidente palestino.

Foto:

Martial Trezzini / EFE

Por: AFP - EFE
02 de septiembre 2018 , 10:30 p.m.

El presidente palestino, Mahmud Abás, dijo este domingo que el equipo negociador estadounidense le ofreció un plan basado en una confederación jordano-palestina, a lo que él respondió que aceptaría solo si Israel formase parte de ella también, una forma de rechazar la propuesta porque es claro que Israel jamás aceptaría una idea así.

Abás hizo esas declaraciones durante una reunión con la ONG israelí Paz Ahora y algunos políticos y abogados israelíes y palestinos en la Mukata, sede de Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), informó Brian Reeves, portavoz de Paz Ahora. La respuesta fue recibida por Jared Kushner, asesor y yerno del presidente de EE. UU., Donald Trump, y Jason Greenblatt, enviado especial para Oriente Próximo.

Abás reiteró en su reunión su apoyo a la solución de los dos Estados, uno israelí y otro palestino, a que Jerusalén sea la capital de ambos países y apoyó el derecho al retorno palestino, que debería ser negociado sin poner en peligro la existencia de Israel.

El presidente palestino también dijo frente a los políticos y activistas que EE. UU. actúa “de modo hostil” contra los palestinos y que “está impidiendo el proceso de paz. EE. UU. quiere sabotear por completo a la Unrwa”, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, a propósito de que el Gobierno de Washington anunció la semana pasada que cortaba los fondos para su sostenimiento.

Abás no detalló las implicaciones administrativas del plan propuesto por los estadounidenses ni qué nivel de autonomía tendría el Estado palestino bajo una confederación con Jordania.

Una parte de la derecha israelí considera que una confederación palestino-jordana sería una forma de evitar la creación de un Estado palestino independiente, y de deshacerse de cualquier tipo de responsabilidad respecto a los 3,5 millones de palestinos que viven actualmente en Cisjordania, territorio ocupado militarmente por Israel desde hace más de medio siglo.

En términos de seguridad, para Israel es vital seguir controlando la frontera con Jordania, en el valle del río Jordán, lo que no sucedería si se definen fronteras con el Estado de Palestina en Cisjordania y Gaza.

“Hoy hemos escuchado a un hombre positivo, equilibrado y razonable”, dijo el político del partido israelí de izquierda Meretz Mosi Raz, en referencia a Abás: “Sobre todo por lo que dijo de entender la amenaza para la seguridad israelí. Nos contó que se reúne con frecuencia con el jefe del Shin Bet (el servicio de seguridad interior israelí) y que suelen estar en la misma onda. Lástima que en Israel no haya tanto equilibrio ni razón en el Gobierno”, lamentó.

Abás también contó a sus visitantes que intentó reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para hablar de este asunto, pero que no fue recibido.

Netanyahu ha ofrecido en varias ocasiones sentarse a negociar con Abás, pero este se ha negado a hacerlo mientras no se den ciertas condiciones, entre otras la congelación del aumento de los asentamientos en territorio ocupado, la liberación de los presos anteriores al proceso de Oslo (1993) y el establecimiento de un marco concreto con calendario para diálogo.

La Administración Trump prepara una propuesta de paz que el presidente estadounidense ha denominado ‘el pacto del siglo’, cuyos parámetros aún se desconocen. Sin embargo, la parte palestina paró los contactos con los mediadores estadounidenses después de que Trump reconoció el pasado diciembre Jerusalén como capital israelí, lo que llevó al traslado de su embajada de Tel Aviv.

Netanyahu recibe a Duterte

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, inició ayer una visita oficial de cuatro días a Israel acompañado por una imponente delegación de 400 personas, incluidos ocho ministros y más de 150 empresarios, y con una agenda confidencial sobre asuntos de seguridad.

Se trata de la primera visita oficial de un jefe de Estado filipino a Israel desde que ambos países establecieron relaciones en 1957 y, si bien la agenda oficial difundida contiene solo asuntos protocolarios y encuentros con el presidente, Reuvén Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, el viaje tiene un amplio contenido de seguridad secreto.

AFP - EFE
Jerusalén

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.